January 27, 2006

El poder del tesón

Ocho años le tomó a Wilmer Calderón forjar una carrera en Hollywood. Ahora nadie puede evitar su ascenso a las ligas mayores

Por Jose Daniel Bort

Nada puede ejemplificar el dicho: “Dios aprieta pero no ahorca”, que lo que le pasó a Wilmer Calderón hace dos años. En el punto de rompimiento de su agotamiento físico, su jefe en el restaurante donde había trabajado como mesonero durante cuatro años le dijo que ya estaba cansado de sus continuas faltas para ensayar en el teatro y para ir a audiciones de cine y TV, y que lo iba a despedir. Esa misma semana, y en medio de lidiar con las cuentas por pagar ese mes, Wilmer recibió la llamada telefónica que tanto había esperado.

“Era entre yo y otro joven actor latino que está mucho más establecido que yo. Y el director decidió darme el personaje. Sucedió al día siguiente que me habían echado del restaurante y yo me preguntaba seriamente que iba a hacer con mi vida. Parecía una historia de película”, explicó Wilmer.

Al parecer, el resultado era inminente algún día. Wilmer ha estado trabajando sin descanso durante más de ocho años, y ya había ganado terreno en personajes invitados en las series de TV “The Shield”, “24”, “ER” y “CSI”. Nada mal para este oriundo de Puerto Rico que se crió en Tampa, y que todavía la llama Hogar.

“Tu sabes, yo soy latino. No puedo deshacerme de mis lazos. Le prometí a mi mamá que vendría para navidades todos los años, y lo cumplo todo el tiempo. Para mí, Tampa es mi hogar, y aunque me gusta la costa oeste mi corazón siempre estará allá, donde mi familia esté”, dijo Calderón.

Esto lo puede decir a su vez de Puerto Rico, donde visita con frecuencia a su familia en Santurce y Carolina. “Tengo dos años que no voy porque he estado trabajando sin parar, pero disfruto muchísimo esa mezcla que existe entre pueblo pequeño y desarrollo. En una esquina está el Walmart y en la otra hay un pequeño lugarcito donde puedes comer como un rey y tomarte el mejor café”, dijo Wilmer.

Con la exigencia militar

El personaje que tiene a todo el mundo hablando en Hollywood de Wilmer es el cadete Estrada en la película “Anápolis”. Centrada en la academia militar del mismo nombre, la película narra “el rito de pasaje” de los cadetes en la academia. Es protagonizada por James Franco, pero el personaje de Calderón es muy importante en la trama.

“El acondicionamiento físico y emocional que tuve que pasar fue primordial para experimentar lo que vive el personaje durante la trama. La perdida del sueño es algo a lo que me puedo sentir cercano de forma muy fácil”, explicó Calderón.

De hecho, su trabajo llamó la atención del propio Franco, quien lo invitó a participar en su siguiente película. “James es un compañero de generación. Somos muy afines en base a lo que nos gusta y lo que nos gustaría hacer. Es muy profesional y trabajaría con él en cualquier momento”, explicó Calderón.

Aunque Wilmer busca activamente consolidarse en el mundo del cine y la TV, su verdadero amor y el motivo de su orgullo es el teatro. Acaba de terminar de presentar la obra “El beso de la mujer Araña” en el Actors Circle theater, en el corazón del distrito teatral Angelino.

“Realicé el personaje de Valentín, El Revolucionario. Es el mejor personaje que he realizado, y me ha ayudado a crecer muchísimo como actor. Ojala pudiéramos mantener esa obra en cartelera indefinidamente”, dijo Calderón, desbordando pasión en su comentario.

Wilmer trata de seguir los pasos de otro puertorriqueño importante consagrado y con quien ya ha tenido contacto. “Benicio del Toro me vio haciendo este personaje y me felicitó después de la función y me dijo que era posible que tuviera un personaje para mi en su próxima película, Che, posibilidad que no se materializó. Pero su interés me motivó muchísimo y estoy seguro que nuestros caminos se encontrarán muy pronto. El es un gran actor y su profesionalismo es algo que quiero mantener como modelo”, expresó Wilmer.

Por ahora, Wilmer no necesita más trabajo, tiene suficiente como para olvidarse del otro que tenía y para compartir con su novia, también actriz, con quien vive desde algún tiempo en Burbank.

Return to the Frontpage