January 25, 2002

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Diego Alvarez

No convierta el sueño de tener vivienda en una pesadilla

Para la mayoría de hispanos, adquirir una casa propia es un sueño hecho realidad a base de esfuerzos, ahorros durante toda una vida y mucha paciencia. La felicidad y sobre todo, la tranquilidad que produce llegar a tu propia casa, es algo que sólo se vive una vez.

Sin embargo, hay ciertos aspectos que se deben tener en cuenta al momento de adquirir una vivienda para no convertir ese sueño tan anhelado en una pesadilla. Uno de esos aspectos es el radón, un gas que acecha la seguridad, la salud e incluso la vida de quienes viven en casas sin protección contra su dañino efecto. Este gas puede llegar a ser mortal y tiene la propiedad de filtrarse al hogar de diferentes maneras.

El radón es un gas radiactivo que se encuentra presente a lo largo y ancho de los Estados Unidos. No tiene color ni olor y puede colarse dentro de cualquier edificio, casa, escuela o sitio de trabajo. Este gas es causante de muchas muertes en los Estados Unidos debido principalmente a que puede producir cáncer de pulmón.

"En este país mueren cada año unas 22,000 personas debido a cáncer de pulmón producido por la exposición constante al gas radón" dice Christie Whitman, la Administradora de la Agencia para la Protección del Medioambiente (Environment Protection Agency), y añade, "los americanos, sin embargo, pueden prevenir estas muertes y proteger a su familia simplemente revisando que su hogar no presente niveles peligrosos de radón".

Este gas proviene de la descomposición natural del uranio. Se descompone convirtiéndose en partículas radioactivas que pueden alojarse en los pulmones cuando respiramos. A los hogares puede ingresar a través de las grietas y otros agujeros en los cimientos; grietas en las paredes; espacios alrededor de las cañerías y en los pisos suspendidos, y a través de otras cavidades.

Todas las viviendas, ya sean nuevas o viejas, pueden presentar filtraciones de este mortífero gas.

Para combatirlo, la Agencia para la Protección del Medioambiente (EPA por sus siglas en inglés), ofrece de manera gratuita una sencilla prueba que usted puede realizar en su casa para saber si hay presencia de radón. Esta prueba consiste de un pequeño recipiente con carbón activado que se puede usar para detectar la presencia de este gas. Si existen altos niveles de gas radón en el hogar es necesario proceder con otras técnicas para remediarlo recomendadas por la misma Agencia.

El Dr. Jorge Atiles, especialista de vivienda en el Servicio de Extensión Cooperativa de la Universidad de Georgia explica que "la lata con carbón absorbe los átomos de radón presentes en el aire interior de la vivienda". El recipiente debe ser colocado en la planta baja de su casa, ya sea en un sótano, en sí, en el nivel más bajo de su casa. "Allí deberá permanecer abierto y quedar expuesto al aire durante 7 días completos, es decir, 168 horas" añade Dr. Atiles.

El recipiente no debe ser colocado en sitios o habita-ciones con un alto nivel de humedad como la cocina, el baño, o el área de lavandería debido a que demasiada humedad en el aire puede causar daños a la prueba. La prueba viene con algunas instrucciones muy sencillas en español, tengan cuidado con las instrucciones para que sea efectiva la prueba.

Realizar esta sencilla prueba no es sólo conveniente para la salud de toda la familia, también usted estaría invirtiendo en su vivienda. La administradora Whitman asegura que "hacer la prueba del radón es una inversión a largo plazo en la salud de la familia, y también es una buena inversión que se le hace a la propiedad ya que le añade valor a su hogar. En muchos lugares, las pruebas contra el radón son un requisito en la compraventa de viviendas".

La EPA pretende que los hispanos inviertan en su vivienda de una forma segura, y que prevengan enfermedades como el cáncer de pulmón que puede presentarse en algún miembro de la familia si están expuestos al gas radón. Existe mucha información y ayuda que la EPA le puede ofrecer acerca de la prueba contra el gas radón.

Recuerde que de una forma sencilla y gratuita usted podría proteger la salud de su familia, y evitaría que el sueño de vivir en su hogar se convirtiera en una horrible pesadilla.

Para más información sobre la prueba del radón que recomienda la EPA, llame gratis y en español, a la línea de recursos nacional al teléfono 1-800-473-3003.

Regresar a la Portada