January 21, 2005

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Dra. Aida Giachello

La Alimentación del Recién Nacido

Las mujeres de hoy en día se hallan balanceando constantemente sus múltiples papeles de empleada, esposa, madre, hija y amiga. Para todas, sin duda, el rol que ocasiona la mayoría de preocupaciones – y la mayoría de satisfacciones y de preocupaciones – es el de ser madre. En realidad, el rol de madre comienza antes del nacimiento del bebé. Siendo las Latinas quienes tienen las tasas de fertilidad más altas en los Estados Unidos, necesitamos asegurarnos que nuestras mujeres tengan la nutrición y el cuidado prenatal apropiados para tener un embarazo, parto y bebé saludables. Desafortunadamente, muchas Latinas no tienen acceso a servicios de cuidado prenatal debido a barreras financieras, culturales e institucionales, aunque ha ocurrido una mejora significativa durante la última década.

Con la llegada de un nuevo bebé vienen grandes respon-sabilidades para una madre. Una de las más importantes es la alimentación del recién nacido. Los doctores están de acuerdo en que la leche materna es la mejor comida para un bebé durante su primer año de vida. De hecho, la leche materna es la comida más nutritiva y completa para un bebé. El amamantamiento es también beneficioso para la madre.

Además de los numerosos beneficios de salud para las mujeres que amamantan, la relación entre la madre y el niño es insuperable. La etapa del amamantamiento es un tiempo especial para establecer lazos de unidad que tanto la madre y el niño lograrán disfrutar. Mientras las mujeres se relajan y apapachan tiernamente a sus niños en sus brazos, se logra una conexión emocional, contacto visual y roze de piel que provee una mayor cercanía entre ambos. El amamantamiento es también un tiempo maravilloso para que la madre pueda compartir un momento de silencio con su niño. Los frecuentes intervalos periódicos requeridos para la lactancia proveen a las madres la oportunidad para descansar y estar atentas a su nuevo bebé.

Mientras más tiempo lleve amamantando a su bebé exclusivamente, mayores son los beneficios para madre e hijo. Para las mujeres que trabajan fuera de la casa, el succionar o sacar la leche materna y guardarla en envases adecuados en la refrigeradora es una buena opción para extender el período de amamantamiento. Esto también es una oportunidad para que el padre del bebé y otros parientes participen en su alimentación y ayuden a aliviar algunas de las altas responsabilidades que la madre suele sentir durante el estado del post parto. Las mujeres que no pueden dar el pecho deben buscar una fórmula infantil fortificada con hierro que contenga todas las vitaminas y nutrientes necesarios, tales como DHA y ARA, que se encuentran en la fórmula infantil Nestlé NAN.

El médico suizo, Henri Nestlé, determinó que “el amamantamiento es lo mejor para los bebés”, justo después que fundara Nestlé en 1867. Hoy, Nestlé, productor de NAN, la fórmula infantil número uno en Latinoamérica, promueve y apoya el amamantamiento exclusivo como la mejor opción para los bebés durante sus primeros seis meses de vida.

Para ayudar a asegurarles a nuestros hijos y nietos un inicio saludable, las madres hispanas que viven en los Estados Unidos necesitan apoyo, servicios de salud accesible con información bilingüe y bicultural.

Para preguntas relacionadas con el bienestar de tu bebé, Nestlé ofrece una línea gratis de nutrición infantil en Español, 1-800-713-2159.

Return to the Frontpage