January 18, 2002

Este será el sexenio del migrante", asegura V. Fox

Sólo en este año, han aportado 9 billones de dólares

Por Horacio Rentería

TIJUANA - Los migrantes mexicanos han aportado este año a su país más de 9 billones de dólares, reconoció el presidente Vicente Fox Quesada. "Este será el sexenio del migrante", dijo el mandatario mexicano al encabezar un evento en el que se dieron los pormenores del Programa de Salud del Migrante, Resultados 2001. En coincidencia con el llamado Día Internacional del Migrante y ante líderes agrícolas de California, consideró que la migración ya no se debe seguir viendo como un problema asociado a la pobreza, sino como una ventaja y una oportunidad.

Recordó que el pasado 20 de noviembre se reanudaron en Washington las pláticas sobre la propuesta de migración formulada por el gobierno mexicano ante el llamado Grupo de Alto Nivel, luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre. Como se sabe el mismo es encabezado por el Secretario del Departamento de Estado, Colin Powell, el Procurador General, John Aschcroft y el secretario de Relaciones Exteriores de México, Jorge G. Castañeda.

Consideró asimismo que el tema de la migración ocupará la agenda del siglo XXI y en la que "tendremos que apostar a los consensos internacionales, al respeto entre nuestros países y una mayor integración en el que los beneficios de la globalización sean para todos".

Dijo que el hecho que ahora México se encuentre dentro del consejo de seguridad de la ONU está vinculado a ésta búsqueda de liderazgo.

Por su parte, el secretario de Salud de México, Julio Frenk Mora, recordó que los migrantes internacionales son una cifra que supera los 150 millones de personas y se incrementa a una tasa anual del 2 por ciento.

Sostuvo que en materia de salud a la población migrante se trabaja en tres vertientes. El primero, dijo, es que las enfermedades no reconocen fronteras y por ende, su atención corresponde a los estados expulsores, los destinos intermedios y los de destino final. El segundo reto, prosiguió, es la continuidad de la atención a la salud de esta población migrante y el tercero, es la vulnerabilidad que los hacen muy susceptibles a cierto tipo de enfermedades crónicas como la tuberculosis. Recordó que el pasado 14 de octubre se anunció en la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua, el Programa de Acción "Vete Sano, Regresa Sano".

"Este programa contempla, entre otras acciones, la difusión de información y atención médica tanto en el lugar de residencia (del migrante) como en su lugar de destino, a fin de establecer un sistema que les extienda la protección en materia de salud", dijo. Subrayó en este sentido que han trabajado en los estados de California, Baja California, Colima, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí y Zacatecas, para diseñar y ejecutar programas estatales con características locales. Frenk Mora recordó que todas estas entidades federativas son consideradas como típicas expulsoras de migrantes en México y son algunos de los estados más pobres del país. Destacó asimismo la reciente creación de la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos, creada mediante acuerdos entre ambos gobiernos.

Regresar a la Portada