January 18, 2002

Editorial

NAFTA Amarga las Relaciones Entre México y Estados Unidos

El Presidente de México Vicente Fox esta aprendiendo una dura lección que todos los anteriores Presidentes de la República Mexicana han aprendido: Mexico es visto como un país en el cual la gente y sus recursos existen solamente para servir a los intereses Norteamericanos. El Presidente Fox, tal vez porque es mitad Irlandés, educado en los EE.UU., tiene relaciones cercanas con altos políticos e intereses corporativos, y habla Inglés y Español, pensó que los EE.UU. lo tratarían a él y a México en forma diferente de otros países Latinoamericanos. El ha aprendido de otra manera.

Recientemente, el Presidente Fox recibió un recordatorio que los intereses de América no son necesariamente los intereses de México. La implementación del Tratado de Libre Comercio, que México originalmente firmó, se ha convertido en un instrumento que está destruyendo la habilidad de México para elevarse sobre el estado de un país tercemundísta.

Desde que se implantó el Tratado de Libre comercio, entidades legales, políticas y corporativas de los EE.UU. han utilizado su riqueza, su poder político e internacional para abatir los recursos limitados de México. NAFTA se ha convertido en lo que los intereses Americanos dicen sin importar el impacto en México.

Desde que NAFTA fue implementado México se ha convertido en un proveedor de mano de obra barata para los intereses de las maquiladoras. Los costos de trabajo son sostenidos superficialmente bajos por la habilidad de EE.UU. de controlar al gobierno Mexicano. Mexico se ve requerido de mantener los salarios a nivel de esclavos para su clase trabajadora. A los empleados se les prohibe formar uniones. Las uniones de trabajadores existentes son parte y conjunto del gobierno Mexicano. Los trabajadores viven en barrios bajos no mejores que las chozas en China, Africa y Taiwan.

México era un país que cultivaba el maíz desde tiempos antigüos. El maíz era su bastón de vida. Con NAFTA, la tierra del maíz de México fue tomada por grandes corporaciones de EE.UU. Ahora, todo el maíz que se cultiva en México es enviado a los EE.UU. donde lo usan para alimentar al ganado y a los puercos. Ahora México tiene que importar maíz con los precios altos de América para poder alimentar a su gente. Los granjeros quedaron bailando y la gente se encontró con que su produción de vida, el maíz, estaba siendo utilizado para alimentar a los puercos y ganado.

La industria azucarera de México es otra víctima de la manipulación de EE.UU. de NAFTA. La Azúcar en la segunda fuerza laboral de México despues de la manufacturación. Más de 3 millones de ciudadanos mexicanos dependen de esta industria para su sobrevivencia. Los intereses del tratado Americano amenaza esta sobrevivencia. Oficiales del Tratado Americano proporcionaron una carta adjunta al acuerdo de NAFTA que en efecto limita la exportación del azúcar de México con una cuota de 148,000 toneladas métricas. México no reconoce esta llamada "ajuste de carta adjunta". La cuota amenaza la existencia de la industria azucarera. Su transferencia causaría serios problemas laborales en el país que tendría consecuencias serias politicas y sociales para ellos. Para que la industria azucarera sobreviva debe exportar un mínimo de 500,000 toneladas métricas de azúcar.

Las cuotas y restricciones para exportar aguacates es otro ejemplo de la duplicidad Americana. Es dañino para la industria de aguacates en México, donde los aguacates crecen naturalmente en climas húmedos que estos requieren. Los compradores Americanos se vez forzados a comprar los aguacates locales que están altamente cotizados para compensar las cantidades enormes de agua que debe ser usada en los árboles para dar frutos. En los Estados Unidos, el único estado que puede producir aguacates es Florida. En México estos crecen en tierras humedas por todo el país. Nosotros pagamos entre $1.00 y $2.00 por aguacate (la mayoría pequeñísimos), mientras que el mercado Mexicano lo vende entre 10 y 20 centavos por pieza! Pero las fuerzas de cabildo, con sus políticos y carísimos abogados a cuestas, se las han ingeniado año tras año para socavar a NAFTA.

El concepto que NAFTA promueve sobre EL LIBRE COMERCIO es ficticio. En lo que NAFTA se ha convertido es en una arma masiva para los más poderosos países económicos para oprimir a los países subdesarrollados (tercer mundistas) y prevenir de que crezcan material y económicamente para unirse a las naciones del primer mundo al ser capaces de proveer a sus ciudadanos.

El Presidente Mexicano Vicente Fox TIENE QUE HACERSE NACIONALISTA Y VER POR LOS INTERESES DE SU PAIS antes que las masas se levanten y forcen a un cambio en la forma que México hace negocio. Si EE.UU. no cambia la forma de obrar con México y otras naciones extranjeras, puede tener una amenaza terrorísta en sus fronteras que hará que todo lo demás en el pasado se vea insignificante. Despierta America!

Letters to the Editor Regresar a la Portada