January 14, 2005

Elektra Adolescente

Marvel Comics crea una heroína para ellas

Por Jose Daniel Bort

Pareciera que la horma haya calzado perfectamente en el zapato de los ejecutivos que vieron en Jennifer Garner la nueva adoración de las treceañeras y al personaje que desarrolló en “Daredevil”, Elektra, como una franquicia en servicio de la misma demográfica. El sumar de 1 más 1 dio esta producción dirigida por Rob Bowman que llega a las carteleras hoy.

Garner, reconocida por la serie de TV “Alias”, aprovecha de los tres años de la serie para demostrar sus intensas habilidades atléticas frente a la pantalla, en una historia que pareciera haberse sacado de los libros de estructura dramática por lo fidedigna a la fórmula. A pesar de que la actriz está en su mejor momento físico, las secuencias de acción filmadas por el director de los X-Files Bowman no pasan de tener un ambiente de “visto y hecho” que desencanta mucho de la película, pero que también tiene mucho que ver con la decisión de controlar la violencia hacia un público prepúber.

Elektra es una asesina a sueldo, una maquina engrasada para matar. La primera secuencia asegura la letalidad del personaje, en que termina su misión dejando demasiadas victimas. “Bueno para la leyenda urbana”, dice Elektra, pero ella sabe que sus excesos pronto tendrán consecuencias.

La siguiente misión es en una isla desierta. Al conocer a su víctima poco antes de recibir las ordenes, le es imposible culminarla. Es un padre, Mark Miller (Goran Visjnic) devoto a su hija Abby (Karen Prout), quien idealiza a Elektra y quiere ser como ella. Una vez que las cartas están echadas y los giros en la trama son revelados, se descubre que las dos mujeres tienen mucho más en común de lo que les gustaría admitir.

Elektra se embarca en un tímido romance con Mark que no llega a ningún lado y que explica el resto de la película. Ninguna de las acciones del libreto son valientes y arrojadas, todas se quedan en la mitad del camino recorrido por otras producciones del mismo corte. Este jugar exclusivamente “por el libro” es limpio y adulcorado, con efectos especiales basados en animales salvajes que son interesantes y un poco de las peleas en cuerdas empezadas en “The Matrix” y desarrolladas por la camada de nuevas películas asiáticas, pero nada de lo que se pueda resaltar.

La acción se centra en Elektra y Abby. Ambas actrices le ponen ternura a rol filial vicario, intercalando ser defensora y defendida. Es interesante la humanidad de Elektra, el hecho de que su fuerza física y vitalidad son sus únicas armas, ella no tiene ningún superpoder que la proteja. Esto la hacer terminar en apuros todo el tiempo, necesitando siempre ayuda para ser rescatada. Ella no terminó su entrenamiento ya que fue echada por su maestro ciego “Stick” (Terence Stamp, siempre fiable) y por eso siente una inmensa necesidad de no ser abandonada. Esa humanidad es la que le hace renegar de su antiguo camino y dedicarse a proteger a Abby. Lo que no sabe es que ésta tiene unos cuantos secretos bajo la manga.

Después de “13 going on 30” donde la actriz se convirtió en la nueva ídolo de la generación nacida en los noventa, Garner se consolidara en el psyque de las quinceañeras gracias a ésta película. Elektra termina siendo un ejercicio de género profesionalmente hecho, decentemente actuado pero con nada nuevo bajo el sol. Los superhéroes de Marvel Comics han encontrado en Elektra una hermanita menor.

Elektra
Con: Jennifer Garner, Goran Visjnic, Karen Prout, Terence Stamp.
Dirigida por: Rob Bowman
Clasificación: PG-13
Chiles: 2½ de 5

Return to the Frontpage