January 9, 2004

Opinion:

Existe inconformidad en todos los sectores productivos de México

Por: Paco Zavala

Ha trascendido el curso del mes de diciembre, dejando una estela de dudas, de sinsabores y de desesperanza.

Es la opinión que se escucha en la calle, en los trabajos, en los centros escolares, en las fábricas, en los hogares, en los medios de comunicación y en cualquier sitio en donde se hable del tema actual, sobre todo en programas o noticieros en donde los comentaristas entrevistan a pensadores, eruditos, hombres de letras, artistas, especialistas y analístas en política, finanzas, economía, etc.

Para comenzar podemos decir que la conversación se centra primordialmente en la Reforma Estructural y en la Reforma Fiscal, la inseguridad, el desempleo, la caída de los salarios, la inversión interna del país, la pobreza, la inmigración, el problema energético, los asesinatos pendientes de esclarecer como: las muertas de Ciudad Juárez, los hechos de sangre ocurridos con los estudiantes en 1968, los asesinatos de Aguas Blancas; las elecciones que se realizarán en el presente año de 10 gobernadores y 2 elecciones locales; también es de suma importancia señalar la lucha de los partidos políticos por el poder, hecho que crea otro grave problema.

Es mucha la inconformidad y la duda que existe tanto en el sector capitalista, como en el laboral, por no haber sido aprobada la Reforma Fiscal, que de acuerdo con la opinión de los analistas, debió haber sido aprobada en el pasado mes de diciembre y no se hizo, pero también se está remarcando la promesa del presidente Vicente Fox de realizar la Reforma Estructural al tomar el mandato y que a la fecha no ha sido realizada.

En este asunto de la Reforma Fiscal, los legisladores tuvieron tres meses de tiempo para realizarla y no se logró concluirla, tal vez porque consideraron que una sola propuesta no era suficiente, porque de antemano sabían de lo que se trataba o fue minimizada debido a los problemas internos de cada partido político, pero si tuvieron tres meses de tiempo para hacer este analisis y no lo hicieron, pudieron haber optado por buscar algunas otras alternativas, por ejemplo: solicitar una propuesta al sector obrero, al sector empresarial, a cada partido político, a las barras de profesionistas, en fín, así los legisladores hubieran contado con varias opiniones y se hubiera realizado trabajando tiempo extra desde un principio, algo o algún aliciente que demostrara su interés por resolver la problemática de primera instancia que necesita el país para continuar desarrollándo su potencial y no detener su crecimiento, recuerden: “Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”, después, ni lamentarse es bueno, porque lo tildan de “Pen......itente”

Ahora bien, la esperanza se encuentra centrada en la reunión de trabajo que realizará el próximo mes de febrero la Comisión Nacional Hacendaria o también denominada la Convención Nacional de Contribuyentes.

La pregunta que aparece en el aire, es ¿Quiénes participarán en ésta Convención Nacional de Contribuyentes? La respuesta es: Quien sabe.

La solución de acuerdo con opiniones vertidas por el Dr. Alberto Equihua Zamora, Director de Analisis de la Coparmex, que dijo que una máquina con una reparación de motor y transmisión, o con un buen aditivo, funcionaría y daría un mejor rendimiento, que esto es lo que necesita el país al realizarce la Reforma Fiscal y si se realizara la Reforma Estructural, la salud sería más completa para que México marchara de manera y forma más franca en todos sus sectores. También opinó que la recesión mundial, afecta a la inversión extranjera y a la propia inversión nacional las cuales se consideran muy débiles, porque no hay cambios ni estructurales, ni fiscales, que las alienten.

Otro elemento valioso dentro del panorama nacional lo es Francisco Hernández Juárez, Integrante de la Dirigencia Colegiada de la Unión Nacional de Telefonistas (UNT), quien dijo que con los cambios se generarían cuando menos unos 350 mil empleos, con la Reforma Hacendaria no se logrará gran cosa y el costo político tampoco será trascendente con la elección de los diez gobernadores y las dos elecciones locales. La propiciación de la clase política por el poder y el dominio de las masas, puede desatar convulsiones sociales. Esto es un hecho ya comprobado, los asaltos a las cárceles, en donde por medio de estos hechos se propicia la fuga de reos de alta peligrosidad.

Pero, dentro de todo este contexto de acontecimientos y circunstancias, al aparato legislativo no se le puede acusar, ni adjudicar todos los males que el país sufre, porque estos males provienen de muchos años atrás, existen opiniones divididas sobre el resultado del pasado mes de diciembre en las que se dice que este fue justo, bueno si, porque ésta legislatura escasamente a la fecha rebasa los cuatro meses de trabajo. Pero ¿y la anterior legislatura qué hizo?

Creo que existen soluciones de primer orden, como lo son el obtener un mejor control en la recaudación tributaria. Ejemplo de esto lo señala la desigualdad existente en la actualidad. No se ha ejercido, ni se ejerce este control tan necesario para la obtención de recursos frescos que fortalezcan las arcas del país. Fíjese Ud. mientras algunos causantes físicos, como se les designa a los causantes sujetos de impuestos, perciben salarios, comisiones o emolumentos altísimos estos son camuflajeados con un doble o quizá hasta un triple contrato, para evadir el pago al fisco y esto la Secretaría de Hacienda lo sabe perfectamente y no efectúa nada al respecto; el trabajador asalariado es sujeto de un infame impuesto que dizque lo llaman al trabajo y esto reduce enormemente sus ingresos, sujetándolo a vivir en la miseria, los otros con percepciones altísimas pretenden o viven como príncipes o como princesas.

Ahora bien, un aliciente que se ha dado en las últimas horas es el anuncio del presidente George Bush, de una propuesta de reformas a las leyes migratorias de los EE.UU. lo cual desató inmediatamente reacciones en todos los sectores, sobre todo en la Cámara de Diputados, en la que los señores diputados, se arremolinaron en sus asientos y lo recibieron con beneplácito. Pero, estas reformas han sido trabajadas, desde que los dos presidentes eran gobernadores de sus respectivos estados, en sus países. Si, de acuerdo si ésta propuesta es aprobada por el Congreso estadounidense, puede aportar algún alivio a la problemática migratoria, pero ésta medida solucionaría por un tiempo el problema, posteriormente volvería a surgir nuevamente. Hace algunos años se dió la amnistía y no resolvió el problema, éste aún persiste y con el transcurso del tiempo este volverá a manifestarse, ¿Por qué? Pues simple y sencillamente, el problema se le adjudica a un país que no es el mexicano, es el estadounidense y el país mexicano que hace, simple y sencillamente, cruzarse de brazos, esperar a que se presente el problema, volver a presionar y en el control interno, ¿ qué pasa?, pues nada. Porque no hay una mejoría en la percepción salarial, los controles en el crecimiento demográfico son insuficientes, si es que los hay; no hay fuentes suficientes de empleo, el capital se encuentra mal distribuído, el país está en manos de unas cuantas familias adineradas, como ha sucedido desde hace siglos. El problema es grave y realmente, si necesita una cirugía mayor para solucionar la enfermedad, de ésta manera únicamente se le están pegando parches a un problema de carácter permanente.

En fin, los ciudadanos mexicanos viven con la esperanza de que haya una solución pronta.

Letters to the Editor Return to the Frontpage