January 9, 2004

Centros de recuperación por desastre en los Condados de San Diego y San Bernardino cierran permanentemente sus puertas el 9 de enero

PASADENA – Todavía quedan unos días más, para que los afectados por los incendios del Sur de California soliciten ayuda federal y del estado, según anunciaron la Agencia Federal del Manejo de Emer-gencias (FEMA), la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador, y la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos (SBA).

El resto de los cinco Centros de Recuperación por Desastre (DRCs por sus siglas en inglés) en los condados de San Bernardino y San Diego cesarán sus operaciones el viernes 9 de enero, a las 6 p.m. Ellos son el “DRC” de San Bernardino en el condado del mismo nombre y en el condado de San Diego son: Alpine, Julian, Centro Recreacional de Scripps y Valley Center. Los “DRCs” continuarán sirviendo al público bajo el horario laboral normal de 9 a.m. a 6 p.m., de lunes a viernes, y el sábado de 9 a.m. a 4 p.m. hasta la fecha de cierre del 9 de enero.

“Es imperativo que cualquiera que necesite asistencia por desastre y que no se haya registrado, que lo haga ahora”, dijo William Carwile, III, FEMA coordinador federal de los esfuerzos de recuperación para los incendios del sur de California.

Cualquier persona, y dueños de negocios que sufrieron daños debido a los incendios y que no hayan pedido ayuda por desastre federal, tienen hasta el 9 de enero para hacerlo.

Los solicitantes pueden registrarse por medio del número gratis de FEMA al 1-800-621-FEMA (3362). El número de TTY para aquellos con impedimentos auditivos o del habla es 1-800-462-7585. Representantes de FEMA están disponibles de 8 a.m. a 6 p.m., de lunes a sábado. Si es necesario, las personas que ya se registraron, pueden actualizar su planilla, al mismo número, si es necesario.

Los afectados pueden solicitar de una gama de programas federales y del estado, incluyendo ayuda de vivienda provisional; préstamos por desastre a bajo interés de SBA para inquilinos, comercios de todo tamaño y propietarios de casas; y subvenciones y otras necesidades no cubiertas por el seguro u otros programas.

FEMA y el estado cubren las necesidades básicas sólamente y usualmente no indemizan por todas las pérdidas del afectado, señalan los funcionarios del desastre. Los programas del estado y FEMA pueden ayudar a pagar por las necesidades básicas que no son cubiertas bajo la póliza de seguro del damnificado. Se les aconseja a los afectados a contactar a su agente de seguros además de llamar al número de solicitud de FEMA. Algunos tipos de ayuda no tienen que devolverse, mientras que otro tipo, puede llegar en forma de préstamo a bajo interés de SBA.

La Administración de Pequeños Negocios (SBA) es la fuente principal de fondos federales para la recuperación y reconstrucción a largo plazo de las propiedades dañadas o destruídas por el desastre. La SBA ayuda a los dueños de casas, inquilinos, negocios de todos tamaños y a organi-zaciones privadas con fines no lucrativos, con sus esfuerzos por efectuar reparaciones o reconstrucción, y para cubrir el costo de reemplazar pertenencias personales destruídas por el desastre. Estos prés-tamos por desastre cubren pérdidas que no cubran los seguros, y no duplica los beneficios obtenidos mediante otras agencias u organizaciones.

La Oficina de Servicios de Emergencias (OES) del Gobernador coordina toda respuesta por las agencias estatales a cualquier desastre mayor, en apoyo de las autoridades locales. La oficina es responsable de preparativos para responder a, y recuperarse de, cualquier emergencia natural, de origen humano o como resultado de conflictos militares, y por ayudar a las autoridades locales con sus esfuerzos de preparación, respuesta, mitigación y recuperación.

El 1ro de marzo de 2003, FEMA pasó a formar parte del Departamento para la Seguridad Nacional de los EE.UU. FEMA continuará su misión de llevar la vanguardia en los esfuerzos para preparar a la nación contra todo peligro y administrará efectivamente la respuesta federal y los esfuerzos para recuperaciones posteriores a cualquier incidente nacional. FEMA también inicia proactivamente actividades de mitigación, entrena equipos de respuesta de primera línea, y maneja el Programa Nacional de Seguros Contra Inundaciones (NFIP) y la Administración contra Incendios de los EE.UU.

Return to the Frontpage