January 6, 2006

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Ricardo Galarza

Los titulares del 2005 comentados

En estos tiempos de ritmo vertiginoso, trote largo, supercarreteras de la información, Internet, “laptops”, GPSs y celulares, todos parecemos que vamos en una gran autopista de alta velocidad, apuradísimos para llegar a la misma hora a los mismos lugares, o a ninguna parte. Eso sí, todos conectados; el que no está conectado, simplemente no está. Y nadie tiene tiempo para andarlo buscando. “No tiene celular”, solemos decir como justificación; o “no tiene e-mail”, que en este siglo XXI —que no espera a nadie— es como decir: se murió, o algo peor.

Sin embargo, en esta “carrera de ratas”, como le llaman los neoyorquinos, hay algo que seguimos haciendo todos los días igual que hace 300 años: leer los titulares de los periódicos. Los titulares pautan nuestros días, nos pueden hacer reír o llorar, sorprendernos o aburrirnos, conmocionarnos o indignarnos, pero ahí están y son parte central de nuestra vida.

Por eso, una buena manera de hacer un recorrido por este 2005 que se va, es a través de sus titulares más importantes. Nos proponemos en esta columna, no simplemente hacer una larga lista de ellos, sino también comentarlos, lo que requerirá de un considerable ejercicio de síntesis. De todos modos, aquí van:

20 de enero. George W. Bush asume su segundo mandato como presidente de Estados Unidos. Alegría para algunos, fuerte desazón para otros que no encontraban consuelo con la decisión laudada en las urnas y buscan otros horizontes. Y nunca en la historia, la elección de un gobernante de ningún país ha despertado tanta molestia e indignación alrededor del mundo.

22 de febrero. Terremoto en el centro de Irán causa más de 600 muertes. ¡Impresionante las imágenes! Los desastres naturales parecen signar con violencia el arranque del siglo, pero de eso ha-blaremos más adelante.

2 de abril. Fallece el Papa Juan Pablo II en el Vaticano. Fieles y no fieles lloran la muerte del sumo pontífice, aunque algunos lo critican por sus posturas políticas. Sea como fuere, Juan Pablo II, “el Papa viajero”, “el súper Papa”, como lo han llamado otros, con uno de los más extensos pontificados a su espalda, sin duda pasará a la historia como el Papa más querido, aunque no por ello, el menos polémico.

19 de abril. El Cardenal alemán Joseph Ratzinger es elegido Papa en el primer cónclave del nuevo milenio. ¡Humo blanco en el Vaticano! Para los que esperaban un cambio de rumbo en las posturas de la Iglesia, es más de lo mismo, pues Ratzinger es fiel representante del ala conservadora del catolicismo. Otros feligreses acatan su elección con resignación y algunos hasta con júbilo.

20 de abril. El Congreso ecuatoriano destituye al presidente Lucio Gutiérrez y toma juramento al vicepresidente Alfredo Palacio como sucesor. Otra vez el Congreso de ese país destituye a un primer mandatario. Se antoja excesiva la provisión en la Constitución ecuatoriana, e indudablemente se abusa de ella. Habría que reverla, o de plano enmendarla, pues cada pocos años, sume a esa nación sudamericana en la desestabilización y el caos.

5 de mayo. Tony Blair gana tercer mandato como primer ministro británico, pero su Partido Laborista sufre una fuerte reducción de su mayoría parlamentaria. Blair, el premier británico más popular de los últimos 50 años, ve su popularidad y su figura reducidas tras su firme apoyo a la invasión de Iraq.

6 de junio. En medio de fuertes disturbios civiles, el presidente boliviano Carlos Mesa presenta su renuncia. Otro foco de desequilibrio en la región: Bolivia. Ahora, todos los ojos están puestos en el nuevo presidente electo, Evo Morales, a ver si logra estabilizar de una vez por todas al azotado país del altiplano.

7 de julio. Cuatro explosiones en el subterráneo y un autobús de Londres, durante la hora pico matutina, matan a 52 personas además de los cuatro presuntos kamikazes. Unas 700 personas sufren heridas. Otra vez, consternación y rabia por lo sucedido. ¿Hasta cuándo? De lo que no hay duda es que la lucha contra el terrorismo no está dando resultados. Es hora de un cambio de política. La violencia engendra violencia.

2 de agosto. Estados Unidos firma acuerdo de libre comercio con cinco naciones centroamericanas y República Dominicana. El llamado CAFTA-DR ha sido igualmente criticado y aplaudido. En el corto plazo, a juzgar por los efectos del NAFTA en México, podría traer graves consecuencias para el sector agrícola de los países centroamericanos. Pero como en todos los acuerdos comerciales (de cualquier tipo), las condiciones no estarán dadas para el progreso hasta tanto las reglas del juego no estén equilibradas. Y los enormes subsidios que Estados Unidos se reserva para su industria siguen siendo una enorme piedra en el zapato en ese sentido.

29 de agosto. El huracán Katrina, de categoría 5, con vientos de 257 kph asola las costas de Louisiana. El huracán dejaría a su paso 1.281 muertos, según la cifra oficial. Una respuesta menos negligente del gobierno podría haber evitado un alto número de víctimas, al igual que un mínimo trabajo de prevención que los expertos venían recomendando al gobierno desde hacía dos años. Pero la administración Bush estaba demasiado concentrada en Iraq. El error lo pagaron los que nada tenían que ver en el entuerto.

8 de octubre. Poderoso terremoto que provoca aludes deja por lo menos 87.350 muertos en Pakistán, India y Afganistán. Volvemos a los desastres naturales. Algo anda mal. Tanta destrucción del medio ambiente no podía venir gratis.

25 de octubre. La Constitución iraquí es ratificada por amplio margen. Pero la violencia no se detiene, las bajas norteamericanas llegan a 2 mil, y la situación en el frente interno se le hace insostenible a Bush. Iraq es su gran atolladero, y el presidente termina el año con los índices de popularidad más bajos desde que asumió en 2001. ¿Habrá retirada antes de que finalice su mandato? Yo digo que sí.

4 de noviembre. Violentas protestas antiestadounidenses se producen en Mar del Plata, Argentina, donde el presidente Bush intenta promover el libre comercio en la Cumbre de las Américas. Graves diferencias en el foro regional. Bush es rechazado abiertamente por la opinión pública latinoamericana, y algunos mandatarios se apoyan en eso para impulsar sus políticas. Lo peor es que un problema que era con Bush suscitó altercados y exabruptos entre el presidente Fox, de México, con el presidente de Argentina, primero, y luego con el de Venezuela. Más allá de eso, lo cierto es que el continente hoy está dividido, como se vio durante la elección del secretario general de la OEA. Y la división es simple: los que están con Estados Unidos y los que no apoyan las intenciones de Washington para el futuro de la región.

Return to the Frontpage