January 6, 2006

2005: Un año difícil en la frontera

Fotos y texto por Luis Alonso Pérez

Al comenzar un nuevo año es necesario volcar nuestra mirada hacia el 2005, un episodio intenso en la historia de la región fronteriza de México y Estados Unidos, y reflexionar sobre los momentos difíciles que hemos sobrellevado los habitantes de esta compleja región.

Para muchos el 2005 será recordado por la destrucción provocada por el huracán Katrina, un terrible desastre natural, que si bien no pudo haber sido previsto por las autoridades, pudo haber aminorado las muertes y la destrucción de haberse tomado las precauciones necesarias.


Familias en el parque Playas/Border.

Sin embargo muchas familias de escasos recursos en Tijuana recuerdan el 2005 como el año en el que sus casas y sus pocas pertenencias materiales fueron destruidas por deslaves provocados por las intensas lluvias que azotaron a la región a principios de año. Este tipo de tragedias también pudieron haber sido aminoradas, si las autoridades desarrollaran planes de contingencia oportunos y regularan los asentamientos en zonas de alto riesgo como las faldas de los cerros y las orillas de los ríos.

Para otras personas el 2005 permanecerá en sus memorias como el año de guerra, en el que la muerte de más de dos mil soldados norteamericanos y el reclutamiento de jóvenes en escuelas de zonas marginadas (predominantemente Latinos y Afro Americanos) ocasionaron que millones de ciudadanos, dirigidos por cientos de organizaciones civiles de todo el país, levantaran su voz en diversas marchas, protestas y vigilias para poner un alto a una guerra ilegal, que no ha sido justificada y que parece no tener fin.

El 2005 fue un año de intenso debate sobre la situación migratoria entre México y Estados Unidos, en el que intentos por alcanzar un acuerdo migratorio o un programa de trabajo temporal justo y humanitario, se desplomaron ante proyectos como la construcción de una tercera barda divisoria, lo cual traerá como consecuencia la muerte de más migrantes que intentan cruzar la frontera en busca de un mejor futuro, una cifra que este año superó los 400.

Las campañas de grupos racistas como los Minutemen y los Amigos de la Patrulla Fronteriza provocaron una tremenda tensión en la frontera e hicieron evidentes los sentimientos de odio y xenofobia que existen en los corazones de muchos norteamericanos, que intentan culpar a los inmigrantes Latinos por los problemas socioeconómicos que enfrenta Estados Unidos.

Pero el odio pudo ser combatido por medio de la razón y la unidad de la sociedad civil, que se enfrentó cara a cara y de manera pacífica, a vigilantes altamente armados y equipados, en los pueblos fronterizos de El Campo y Calexico el verano pasado.

Incidentes como los disturbios en París hicieron que el mundo entero reflexionara sobre la violencia callejera y los abusos de autoridad de los que son víctima los jóvenes en Francia. Sin embargo situaciones alarmantes como la muerte de cinco jóvenes Latinos a manos de oficiales del departamento del Sheriff de Vista en menos de un año, atrajo poca atención de los medios en San Diego y hubiera pasado a la historia como un episodio trágico más, de no haber sido por los miembros de esta pequeña comunidad, quienes se organizaron para darle seguimiento a los casos legales y demostrar su repudio ante lo que consideran actos claros de odio y discriminación.

El 2005 reveló al mundo la expansión de ideologías de izquierda en los gobiernos de Latinoamérica, con Hugo Chávez en Venezuela, con el triunfo presidencial del líder cocalero Evo Morales en Boliivia y con las propuestas políticas del aspirante a la presidencia de México Andrés Manuel López Obrador, quien visitó la ciudad de Tijuana el año pasado para promover sus “50 compromisos para recuperar el orgullo nacional”.

Ante un panorama incierto de guerra, desastres naturales, elecciones y tensión fronteriza, lo único que podemos tener claro para el 2006 es que será un año lleno de retos que la debemos enfrentar unidos los habitantes de esta esquina del mundo.

Return to the Frontpage