January 30, 2004

Estudio de UCLA revela una tendencia preocupante para el futuro de la salud de los bebés de Latinas nacidas en EE.UU.

La atención médica prenatal tardía entre las madres latinas de California, especialmente en los condados de Los Angeles, Orange y Riverside, produce un aumento de los riesgos en la salud durante el crecimiento demográfico

Las madres latinas nacidas en EE.UU. enfrentan riesgos mucho mayores de padecer complicaciones durante el embarazo que las madres latinas inmigrantes de California, según un estudio realizado por el Centro de Estudios de la Salud y la Cultura Latina de UCLA, dirigido por el Director fundador David Hayes-Bautista.

En términos generales se podría señalar que las madres latinas nacidas en EE.UU. tienen un índice de complicaciones durante el embarazo superior al de las latinas inmigrantes: 90.5 complicaciones cada 1,000 nacimientos vivos, frente a la cifra de 71.8 de estas últimas. Cada año, en las próximas dos décadas, alrededor de 125,000 latinas nacidas en EE.UU. tendrán 15 años, es decir, alcanzarán su edad fértil. Hacia el año 2020, la vasta mayoría de las madres latinas estará compuesta por latinas nacidas en EE.UU.

“A medida que aumenta la cantidad de latinas en Estados Unidos que alcanza la edad de la fertilidad y no recibe atención médica prenatal oportuna, aumentarán en forma alarmante los índices de complicaciones durante el embarazo y las consecuencias adversas —tanto para las madres como para los bebés”, expresó Hayes-Bautista, quien además es profesor de medicina.

El estudio también reveló que actualmente, la mayoría de las mujeres que dan a luz en el estado de California son latinas, y ellas poseen un índice de atención médica prenatal oportuna relativamente bajo.

Cada día hay más de 112 latinas que dan a luz en California sin atención prenatal o con una atención tardía. El acceso a una atención médica prenatal oportuna, definida como la atención recibida durante el primer trimestre del embarazo, puede reducir las complicaciones. El estudio señala los futuros riesgos en la salud de las mujeres que no reciben atención médica prenatal oportuna.

“Una de las cosas más importantes que puede hacer una madre por la salud de su hijo en gestación es buscar atención médica prenatal en forma oportuna”, expresa Hayes-Bautista.

Las mujeres latinas tienen menos probabilidades de recibir atención médica prenatal oportuna que las mujeres caucásicas no hispanas. Mientras que el 89.5% de las mujeres caucásicas comienza a recibir la atención médica prenatal durante el primer trimestre de sus embarazos, entre las latinas, esa cifra desciende hasta el 82.2%. Extendiendo la comparación, se observa que el 86.5% de las mujeres asiáticas/islas del Pacífico y el 80.9% de las afroamericanas reciben su primera atención médica prenatal durante el primer trimestre del embarazo. El porcentaje relativamente bajo de las madres latinas que recibe atención médica prenatal durante el primer trimestre se suma al gran número de latinas que recibe atención médica sólo durante el segundo o el tercer trimestre del embarazo y al de las que no recibe ningún tipo de atención médica prenatal.

Al revisar los datos de nacimientos del 2002, los investigadores encontraron que 40,888 latinas sobre 263,023 comenzaron a recibir atención prenatal en el segundo o tercer trimestre o directamente no recibieron atención médica prenatal alguna, mientras que para las caucásicas la cifra es de 15,662 sobre 164,581; para las asiáticas/islas del Pacífico 7,627 sobre 63,599; para las afroamericanas de 5,189 sobre 31,381 y para las nativas americanas de 534 sobre 2,261.

“Debido a la cantidad de obstáculos que impiden el acceso a la atención de la salud, las latinas representan la mayor cantidad de mujeres que no recibe atención médica prenatal”, explica Hayes-Bautista.

Datos provenientes de los códigos postales brindan información para iniciativas destinadas a concentrar la asistencia en las mujeres latinas que no alcanzan a recibir atención médica prenatal oportuna. El código postal del sur de California con la mayor cantidad de mujeres latinas que no reciben atención médica prenatal oportuna es el 90011 con un total de 299 latinas que no recibieron atención prenatal oportuna. En el segundo lugar, está el código 92201, de Riverside, con 283 latinas que no recibieron atención prenatal oportuna. El código postal del Condado de Orange que se ubicó más alto en la lista, ocupando el 5to lugar, fue 92704; con 233 madres latinas que no recibieron atención médica durante el primer trimestre del embarazo.

“A medida que los nacimientos de los latinos continúen siendo mayoría en California y aumenten en todo Estados Unidos, los esfuerzos para brindar educación a los hispanos donde se señalen los beneficios que ofrece la atención médica prenatal temprana serán más importantes que nunca”, agregó Hayes-Bautista. “Sin educación, el futuro y la salud de muchos hispanos está en peligro”.

“Apoyar este estudio es un paso importante para lograr una mejor comprensión de las necesidades en salud que hay en las comunidades donde Tenet ofrece sus servicios”, señaló Stephen Neuman, CEO de Tenet California, empresa que ha apoyado en forma irrestricta ciertas investigaciones del centro. “Este estudio resalta la necesidad que tiene la comunidad de recibir programas de asistencia gratuitos relacionados con el embarazo y la atención médica prenatal de las adolescentes”.

El estudio apoya el acceso a la atención médica prenatal temprana como uno de los pasos más importantes que puede tomar una madre para asegurar un parto saludable. De acuerdo con este estudio, las latinas que comenzaron a recibir atención médica prenatal en el primer trimestre del embarazo tuvieron el menor índice de complicaciones en el embarazo: 77.6 complicaciones cada 1,000 nacimientos vivos. Quienes comenzaron a recibir la atención médica durante el segundo y tercer trimestre experimentaron un índice de complicaciones superior: 86.9 cada 1,000 nacimientos vivos. Las latinas que no recibieron atención médica prenatal alguna tuvieron un índice de complicaciones durante el embarazo extremadamente elevado: 134.1 cada 1,000 nacimientos vivos, es decir, que casi duplica al de quienes comenzaron a recibir atención médica en el primer trimestre.

Un grupo de investigación focalizada dirigido por Hayes-Bautista indica la existencia de una variedad de factores que dan como resultado esta falta de atención médica prenatal, como el desconocimiento del embarazo, la negación del embarazo y la cobertura del seguro de salud.

“Tenemos evidencias de casos en los que las latinas que no recibieron atención médica prenatal oportuna no sabían, por un número de causas, que estaban embarazadas”, puntualizó Hayes-Bautista. “Ellas se podrían beneficiar con iniciativas educativas que mejoren el acceso a programas de atención obstétrica”.

Return to the Frontpage