February 25, 2005

Entrega de Diplomas en la Academia de Guitarra Popular de Carlos López

Por: Paco Zavala

Participando en un am-biente festivo y familiar en el que reinó la paz, la convivencia, la cordialidad y el compañerismo, nos apersonamos el pasado domingo 19 del corriente mes a la 1:00 pm. en el domicilio de la Academia de Guitarra Popular del maestro Carlos López, en el Fraccionamiento Rubio de la ciudad de Tijuana, institución en la que los alumnos que terminaron su curso de guitarra popular, recibieron de manos de su maestro el Diploma, que los acredita como alumnos egresados, en virtud de haber terminado los estudios correspondientes al estudio de la pulsación de tan hermoso instrumento musical.

Antes de tan singular y emotivo evento La Prensa San Diego, conversó con los alumnos egresados y con su maestro, y a continuación presentamos al lector los comentarios que vertieron estos jóvenes músicos.

Carlos López, mejor conocido en el medio artístico como “El Campero”, actor, cantante y Maestro de guitarra, comentó que él se inició aproximadamente a los 18 años de edad tocando la guitarra el sólo. Posteriormente en la ciudad de México, D.F., tomó clases de guitarra con un maestro y perfeccionó su técnica, que posteriormente se convirtió en su Método de Enseñanza, mismo que le ha dado muchas satisfacciones, porque él tuvo la fortuna de combinar el aprendizaje con la enseñanza, actividad ésta última que continúa practicando, contando en la actualidad en su academia con un grupo superior a los cuarenta alumnos.

Además, este singular artista tiene muchos años cantando y trabajando como actor en el cine.

Este grupo de alumnos egresados está compuesto por cuatro estudiantes, dentro de los que contamos al Ing. en Diseño Gráfico, Humberto León Napoles, a dos estudiantes de instrucción primaria, Heriberto Peña Piña y Paúl Salvador Ramírez y un estudiante de secundaria Leonel González Cordero.

El ingeniero nos comentó que él desde siempre deseó tocar la guitarra y que éste instrumento es por naturaleza alegre; la entrega es absoluta cuando se pulsa. Narró algunas anécdotas de su tiempo de aprendizaje dentro de las que destacó la burla de su familia porque al principio únicamente se sabía una canción, “La Palma”. Le gusta divertir y divertirse al pulsar la guitarra

A este evento el ingeniero fue acompañado por su señora esposa, la Sra. Rosa Aidé Rivera de León y por sus hijos: Katherin, Tania y Andrés.

Leonel González Cordero (13), estudiante de 1er. año de secundaria, comentó, que el disfruta plenamente al tocar la guitarra, sobre todo cuando interpreta “El Pecador”. A este evento fue acompañado por sus padres José Luis González y Verónica Cordero de González, así como de su hermanita Raquel González Cordero.

Heriberto Peña Piña, (11), estudiante de 6to. año de primaria, dijo que desde más pequeño deseó tocar guitarra, así que sus padres lo apoyaron y lo inscribieron en la institución de referencia, además disfruta el tocar el instrumento acompañado de su familia. A éste jovencito lo acompañaron sus padres Joel Peña y Verónica Peña de Piña y sus hermanitos Daniel, Joel y Alejandro.

Paúl Salvador Ramírez, (9), estudiante de 4to. año de primaria, a su corta edad ya es un virtuoso tocando el instrumento y dijo que le gusta tocar y que además le agrada y disfruta el círculo de sol. Al más pequeño de este grupo de estudiantes graduados lo acompañaron sus papás, Jaime Ramírez, Ma. del Refugio Canul de Ramírez, sus abue-litos: Salvador Ramírez y Rosario Mares de Ramírez, Doña Rosario Verduzco (abuelita por parte de su mamá) y su hermanita Erika.

Lo que aprendieron estos muchachos en ésta institución fue desarrollarse tocando: boleros románticos, balada romántica, balada rítmica, huapangos, redovas, cortes flamencos, cortes de paso doble, otros rítmos populares y todo el repertorio popular.

También aprendieron durante el tiempo que permanecieron estudiando y practicando, el dominio de las escalas musicales y los círculos armónicos con sus redobles. Toda ésta cobertura musical la adquirieron en la Academia de Guitarra Popular de Carlos López.

Return to the Frontpage