February 24, 2006

Pintura infantil en Tijuana

Por Luis Alonso Pérez

La expresión creativa de más de 100 niños tijuanenses se encuentra en exhibición en dos de los centros culturales más importantes de la ciudad. Se trata de las exhibiciones “Color, amor y esperanza” e “Imagina” que actualmente se exhiben en la Casa de la Cultura de la colonia Altamira y en el Centro Cultural Tijuana (CECUT).

Ambas exposiciones son el resultado de talleres artísticos dirigidos a niños de primaria que buscaban desarrollar las habilidades motrices de los pequeños, crear una sensibilidad artística y despertar la creatividad que permita que los niños expresen sus sentimientos.

Aunque las edades de los alumnos y los objetivos de los talleres son similares, el entorno social de los dos grupos de niños es muy diferente. El taller “Color, amor y esperanza” fue impartido en la escuela Esperanza, ubicada en una de las colonias más marginadas de la periferia tijuanense. En contraste “Imagina” es un taller particular que se imparte en la colonia Hipódromo frente al campo de golf del club Campestre, una de las zonas más verdes de Tijuana.

Sin embargo el mismo trabajo, creatividad y amor de los niños se vió plasmado claramente en las pinturas de ambas exposiciones, demostrando que la expresión artística no conoce estratos sociales ni económicos y que la sensibilidad por el arte está vivo en todos los que desean desarrollarla.

La exposición “Color, amor y esperanza” está compuesta por los trabajos de 70 alumnos de nivel primaria de la escuela Esperanza. 50 de los niños que exponían su trabajo tuvieron la oportunidad de asistir a la inauguración en la Casa de la Cultura, luciendo contentos y orgullosos de su trabajo.

“Imagina” fue inaugurada el viernes 17 de febrero en la sala de exposiciones comunitarias del CECUT y también contó con la presencia de alrededor de 40 jóvenes expositores, así como de Roxana Díaz, coordinadora del taller, y del caricaturista Carlos Lerma, quién participó en el curso como invitado especial y enseñó a los niños el proceso creativo de conceptualización y desarrollo de personajes.

“Me dio mucho gusto que la directora del CECUT dijera en la inauguración que el taller era un semillero de artistas y que de ahí definitivamente iban a salir muchos talentos y posibles artistas de la comunidad” comentó la coordinadora de Imagina.

Díaz considera que la creatividad gradualmente se ha ido mecanizando con cada nueva oleada de caricaturas o juguetes que sale al mercado. “Aquí los niños de alguna manera dejan eso a un lado y vienen a trabajar con sus propias ideas y a despertar su sensibilidad artística”.

Para Christine Brady, directora de Esperanza, el arte debe ser una parte muy valiosa en la enseñanza de los niños, de manera que aparte del taller de pintura impartido por el profesor Antonio Vega, los alumnos de su escuela reciben dos horas de ballet a la semana de los coreógrafos rusos Valeri y Tatiana Tchekachev. Cada primavera el taller de ballet presenta una obra de ballet basada en una historia clásica de la literatura, desde Don Quijote hasta Aladino y para junio se planea presentar los tres mosqueteros.

El arte es tan importante en Esperanza que su mismo edificio fue diseñado por el reconocido arquitecto James Hubbell para crear un ambiente creativo entre los niños. La escuela fue fundada en 1998 como un proyecto educativo no lucrativo dirigido por Christine Brady, quien también preside la Fundación de las Américas, una pequeña organización no lucrativa de San Diego dedicada al desarrollo educativo binacional y a la ayuda de niños de escasos recursos a través de becas y otros apoyos.

La escuela y sus talleres artísticos se mantienen en su gran mayoría por donativos. Hace poco se construyeron más aulas en Esperanza para impartir clases de preparatoria, pero antes de terminarlas se les acabó el dinero, de manera que los alumnos están tomando sus clases en aulas sin ventanas ni puertas. “Este proyecto me ha hecho creer en Dios” comentó Brady.

No importa cual sea la situación económica de un niño, su imaginación, su dedicación y su amor es lo único que debe importar en la expresión artística. El apoyo y reconocimiento que reciban los nuevos talentos impulsará a una nueva generación de artistas en nuestra región.

“Para mi no importa que los niños no vayan a ser artistas” comentó Roxana Díaz “lo importante es que lleguen a ser gente más humana.”

Para mayores informes sobre la exposición en el Centro Cultural Tijuana comuníquese a los teléfonos 011 52 (664) 687-9638 ó visite su sitio de internet www.cecut.gob.mx.

Si desea saber más sobre el taller “Imagina” escriba al correo electrónico mafal daroxcuatro@hotmail.com

Si desea asistir a la exposición “Color, amor y esperanza” comuníquese a la Casa de la Cultura al teléfono 011 52 (664) 687 14 04 o escriba a la siguiente dirección electrónica imac_direccion@hotmail.com. Si desea saber más o desea apoyar a la Escuela Esperanza visite su sitio de Internet: www.americasfoundation.net

Return to the Frontpage