February 24, 2006

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Luisa Fernanda Montero

El presupuesto de Bush - más de lo mismo

El presupuesto presentado por el presidente George W. Bush al Congreso no hace otra cosa que reafirmar las políticas impuestas por la Casa Blanca durante los últimos 5 años.

“Más de lo mismo” aseguró el vocero del Comité Nacional Demócrata, quien, como muchos otros, criticó la intención del liderazgo del partido republicano que según él “esta decidido a balancear los recortes a los impuestos para los ricos sobre las espaldas de las familias trabajadoras”

Entre las familias trabajadoras están las nuestras, las hispanas, y a juzgar por lo expuesto en el  informe presentado recientemente por el Concejo Nacional de la Raza, la propuesta presupuestal tendría un impacto devastador para la comunidad hispana.

Según la Raza el presupuesto eliminaría varios programas de educación incluyendo el de prevención de la deserción escolar, a pesar de que casi la mitad de los jóvenes hispanos no terminan sus estudios secundarios.

Pero además según el informe, el presidente propone una disminución de más del 43 por ciento para los programas de justicia juvenil, entre los que se incluyen programas de prevención e intervención, que trabajan para mantener a los jóvenes alejados de la delincuencia, en un país en el que la presencia de las pandillas juveniles está impactando cada vez más a la sociedad y en el que, por desgracia, la comunidad hispana tiene mucho que ver.

Al mandatario norteamericano, al parecer, no le importa tampoco el agro, un sector en el que, como bien se sabe, la mano de obra latina es más que indispensable.

Su propuesta elimina los fondos para diversos proyectos  que benefician a los trabajadores del campo, dejando a más de 25 mil de ellos fuera de los programas de preparación laboral y reduce en cerca de 57 millones de dólares el programa de nutrición especial para mujeres y niños al que actualmente acceden un total de tres millones de hispanos.

De lo que no cabe duda, es que la seguridad nacional, sigue siendo la prioridad. Dentro del presupuesto presentado por el presidente al Congreso, se incluye un total de 34.2 billones de dólares para el Departamento de Seguridad Interna.

Los programas afectados son los relacionados con la seguridad en las fronteras, la guardia costera, el servicio secreto y el USCIS, o Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos, entre otros.

De acuerdo con el informe presidencial, el presupuesto presentado para el 2006 pretende continuar  garantizando la seguridad de las fronteras, puertos, y sistemas de transporte de la nación, reforzando la vigilancia de bienes y personas a través de diversos programas que incluyen el conocido “USA VISIT” que aplica altas tecnologías en la identificación de todo aquel que ingresa al país.

El presupuesto presentado por el presidente, incluye fondos para incrementar la  patrulla fronteriza, cuya principal misión según el documento oficial, es “detectar y detener inmigrantes ilegales y traficantes de inmigrantes en o alrededor de nuestras fronteras”.

Así, los fondos para la patrulla fronteriza en el 2006 incluyen 37 millones de dólares para reclutar 210 agentes fronterizos adicionales y 20 millones para la adquisición y reemplazo de equipo aéreo; teniendo en cuenta que desde el 11 de septiembre de 2001 su personal se ha incrementado en más de 1.200 agentes.

La Iniciativa de Control Fronterizo de Arizona, (ABCi por sus siglas en inglés), que  procura impedir el cruce de inmigrantes ilegales, desmantelar las  organizaciones de traficantes que los transportan y reducir el número de muertes de personas que cruzan el desierto de Arizona desde México, esta también incluida en el  presupuesto presidencial, que  incluye 50 millones de dólares para aumentar su  personal, y proveerla con tecnología de vigilancia avanzada y equipos de transporte aéreo.

El presupuesto, incrementa los fondos para la detención y “remoción” de ilegales en 176 millones de dólares y  provee 90 millones para aumentar el número de camas en los centros de detención y asignar oficiales adicionales en los mismos; además destina 39 millones para los costos de detención y repatriación incluidos dentro del ABCi, 8 millones para arrestar inmigrantes fugitivos y 5.4 millones de dólares para asegurar que inmigrantes convictos por crímenes en los Estados Unidos sean deportados directamente desde las correccionales después de pagar su condena, previniendo su reinserción dentro de la comunidad.

Y aunque no se sabe que pasará en el Congreso, cuando se debatan las propuestas de reforma migratoria, el presupuesto presidencial incluye alrededor de 250 millones de dólares para invertir en lo que se conoce como el PTT o Programa de Trabajadores Temporales. Bajo dicho programa, presentado por la Casa Blanca, se ofrecerían visas laborales por tres años a aquellos que busquen legalizar su situación. Las visas serían renovables por el mismo periodo de tiempo, tras el cual, el trabajador tendrá que regresar a su país, desde donde deberá solicitar nuevamente su ingreso a Estados Unidos.

Y aunque el proyecto Bush aun debe ser aprobado por el Congreso,  la partida destinaría  fondos para contratar agentes especiales que serian asignados para trabajar directamente con los empleadores; monitorear la legalidad de sus nóminas, sancionar a las empresas que no colaboren y expulsar del país a los que no se sometan.

Más de lo mismo.

Para información y referidos a servicios en su comunidad llame a la Línea Nacional de Recursos Hispanos de la Fundación Self Reliance al 1-800-473-3003 es gratis, confidencial y en español.

Return to the Frontpage