February 23, 2001


Dramática, Sentimental, Tierna, Apasionada, Sensual, Espiritual, Espectacular e Intima La Opera "Fausto"

Por Paco Zavala

Tuvimos el placer de presenciar el sábado 17 de febrero próximo pasado la puesta en escena de la ópera "Fausto" musicalizada por Charles Francois Gounod, con libreto de Jules Barbier y Michael Carré, basado en el poema de Johnn Wolfgan von Goethe, obra que fue estrenada el 19 de Marzo de 1859 en el Teatro Lírico de Paris, Francia.



PHOTO BY KEN HOWARD
Octavio Arévalo y Izabela Labada

Con una buena apertura asistencial, el Civic Theatre de San Diego, abrió sus puertas para presenciar esta puesta en escena. Los artistas que participaron para que esta obra luciera sus mejores galas fueron: en el papel de Fausto, Octavio Arévalo, joven tenor mexicano; en el personaje de Mefistófeles, Ferruccio Furlanetto, extraordinario; en la personalidad de Wagner, William Nolan, singular barítono; como Siebel, Zheng Cao, mezzo-soprano china; en el papel central de Margarita, Izabela Labuda, extraordinaria soprano polaca y, como Martha, Judith Christin, mezzo-soprano. Estudiantes, soldados, ciudadanos, muchachas y gentes del pueblo complementan el elenco en el escenario.

Los artistas principales poseedores de extraordinarios curriculums, demostraron sobre el escenario y en el desempeño de sus correspondientes personajes, amplio conocimiento del oficio, extraordinario profesionalismo tanto en el terreno escénico, como en el musical y sobre todo en el vocal.

Citemos sin menoscabar el trabajo de todos y cada uno de estos artistas, a algunos.

El joven tenor mexicano Octavio Arévalo, le daremos el crédito por separado, ya que tuvo la amabilidad de recibirnos y concedernos una entrevista, muy amable de su parte, en su intervención en esta ópera de Fausto, cumplió bastante bien con su cometido, demostrando una depurada técnica vocal.

Ferrucio Furlanetto, es extraordinario en el escenario en el que a nuestro entender, se encuentra como en su casa, hace lo que quiere con una excelente sobriedad y profesionalismo.

La guapa señorita Labuda, en el papel de Margarita, personaje principal de esta obra, lució aparte de su belleza femenina, sus grandes dotes escénicos y vocales, felicidades.

Los demás artistas excelentes, cada uno de ellos.

La conducción musical del maestro Richard Bonynge, impecable.

La dirección de la Srita Linda Brovsky, extraordinaria.

El diseño de la producción de Earl Staley, soberbia.

En la iluminación Benjamín Pearcy, felicitaciones.

En la asistencia de las peleas Steve Rankin/Wayne Koha-nek, magníficos.

El maestro Timothy Simmons, en la dirección de los coros, siempre excelente.

En el diseño de pelucas y maquillaje, estuvo como responsable Judy Disbrow, con excelente disposición y conocimiento.

La obra es extraordinariamente bella; encierra en su contenido drama, sentimiento, ternura, apasionamiento, sensualidad, espiritualidad, espectacularidad e intimidad; toda esta perspectiva escénica bien tratada dá excelentes resultados, como en esta ocasión y en este montaje se percibe y se admira el trabajo de equipo que realiza la extraordinaria compañía de Opera de San Diego, en un esfuerzo conjunto logran una excelente y bellísima proyección visual, los cambios de escenario, de luces y los efectos, simple y sencillamente sensacionales; aparte del trabajo escénico en general.

La historia es bastante conocida: Fausto, filósofo, alquimista cargando bastantes años a cuestas en una cavilación soliloquial decide vender su alma a Mefistófeles (el diablo) a cambio de su perdida juventud y otros diversos favores que recibe. Se enamora de la bella e inocente Margarita, la posee, la traiciona y la abandona. El hermano de la joven, Valentín, quiere vengarla y desafía a Fausto y a Mefistófeles. Lo matan. Mientras tanto, Margarita ha perdido la razón y mata a su hijo recién nacido. Va a ser ejecutada. Fausto acude para salvarla, pero es demasiado tarde. Margarita resiste los apremios de Fausto. Mientras ella se desvanece y muere, los angeles se la llevan al cielo, Fausto es transportado al infierno por Mefistófeles.

Esta ópera desborda, literalmente, de famosas arias, coros y números instrumentales. En el primer acto Valentín al marcharse canta una invocación Avant de quitter ces lieux (antes de dejar estos lugares); luego sigue el himno a Mamón y a la Codicia, "Veau d'or" (El becerro de oro), continúa el célebre vals de la kermesse "Ainsi que la brisse" (Como la brisa). En el tercer acto de la versión original, segundo en este montaje, Fausto dirige un hermoso saludo a la joven y a su hogar: Salut, demeure chaste et pure (Te saludo morada casta y pura) y con-tinúa el desarrollo de la ópera con un verdadero ramillete de joyas musicales, hasta finalizar.

Después de Fausto, Gounod escribió ocho óperas, de las cuales seis fracasaron y "Mireille y Romeo et Juliette", quedan en el repertorio.

La Opera de San Diego, invita al público de la región a que asista a estas representaciones, aún puede admirar este bellísimo montaje el viernes 23, domingo 25 y miércoles 28 del presente mes en el Civic Theatre de la Calle "B" y 3ra, en el centro de San Diego. Solicite información al (619) 232-7636.

Regresar a la Portada