February 21, 2003

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Diego Alvarez

Jessica en nuestros corazones

Una historia dramática es la de Jessica Santillán, una joven mexicana quien, por un error médico, se encuentra luchando entre la vida y la muerte.

Jessica Lizeth Huerta Santillán, de 17 años de edad, recibió un transplante de corazón y pulmones en el Hospital Universitario Duke, en Durham, Carolina del Norte el pasado 7 de febrero. Los órganos recibidos pertenecían a un donante equivocado, con un tipo de sangre distinto al de Jessica.

La adolescente recibió órganos de un donador con sangre tipo A y ella posee sangre tipo O positivo, explicó Mack Mahoney, quien encabeza la fundación “Jessica Hope Chest” orientada a salvar la vida de la joven.

“Ella sólo tiene un par de días más de vida conectada a la máquina de respiración y bombeo artificial”, señaló.

Mahoney expuso el caso de la adolescente mexicana en la televisión estadounidense junto con los padres de Jessica, Melesio Huerta y Magdalena Santillán.

“Nuestra presencia aquí es para solicitar, para pedir, que si alguien conoce o tiene un familiar que este muy enfermo desahuciado que pueda donar sus órganos, por favor nos contacte”, dijo Mahoney.

La joven es originaria de Ciudad Guzmán, Jalisco, en el occidente de México. La cirugía se llevó a cabo el pasado 7 de febrero, luego de una larga espera de tres años. El trasplante era necesario, ya que la adolescente presentaba desde su nacimiento una deformidad en el corazón que impedía que sus pulmones bombearan el suficiente oxígeno a la sangre.

Pero por un error médico que aún se investiga, el tipo de sangre de los órganos transplantados era diferente del tipo de sangre de Jessica. Por esta razón, el cuerpo de la joven rechazó los nuevos órganos, y ahora es necesario conseguir otro donante, mientras Jessica permanece en un estado delicado entre la vida y la muerte.

Los órganos fueron enviados por el Banco de órganos de Nueva Inglaterra, en Boston, Massachussets. Funcionarios del Hospital Universitario Duke, reconocieron que se cometió un error.

“Este fue un error trágico y aceptamos la responsabilidad de nuestra parte”, dijo el doctor William Fulkerson, director ejecutivo del hospital Duke. “Esta es una situación especialmente triste dado que intentamos esta operación para salvar la vida de una chica cuya prognosis era grave,” indicó.

A lo largo y ancho del país, 80,552 personas esperan por un transplante de órgano. 197 esperan por transplante de corazón y pulmones. Esas 197 personas deben “competir” con otros pacientes que requieren uno de esos órganos. Actualmente 3,821 personas esperan por un donante de pulmón; y 3,867 esperan por un corazón. Tristemente, cada año mueren unas 6 mil personas que no alcanzan a recibir un órgano.

Esperemos que Jessica lo logre. En este momento el pensamiento de millones de personas está puesto en la vida de esta joven hispana.

El corazón de todos los hispanos está contigo, Jessica.

Para más información sobre este tema y sobre la fundación “Jessica Hope Chest” visite www.4jhc.org .

Return to the Frontpage