February 14, 2003

Reseña Crítica

Gabriel García Márquez: de tinta, pluma y otras cosas

Por Claudia Hernández

La editorial Knopf publicó en este invierno, próximo a concluir, la maravillosa obra de Gabriel García Márquez titulada ni más ni menos Vivir para Contarla, la cual de por sí es un símbolo para la literatura española, no solo por quién y que se escribe en dichas páginas, sino porque el título en sí, refleja, pronuncia y universaliza su existencia más allá de su razón de ser.

García Márquez, premio Nobel de Literatura, nos ofrece en este tesoro de memorias, la oportunidad de acercarnos a través de sus letras lo más cercanamente a sus trivialidades y sobre todo a su esencia por encima del nombre y el currículum.

Vivir para contarla, es una obra empapada de simbolísmo, ya que como amante de las letras me resulta sencillamente apasionante el estado de subconsciente consciencia que el autor ha alcanzado, a través del constante espejo literario que representa escribir un libro, en el que a través de cada página nos demuestra cuán común es desconocernos constantemente y cuán sabido es por sí mismo no obstante, por decisión hacemos nada para aliviar dicho karma.

El que nació en Colombia en 1927, ha sido galardonado con el reconocimiento máximo que se le pueda otorgar a cualquier literato y es autor de muchísimas novelas y otras tantas un poco menos realistas.

En lo personal —considero— ésta es la obra literaria más importante del autor, ya que no sólo nos lleva a recorrerlo desde las entrañas de su ser sino que, además, nos lo traduce, siendo un regalo para sus lectores y una deleitante lección para los que pretendemos las letras y cosas de esas.

Así, se va escribiendo el Universo recurrente de donde se habitan las obras de García Márquez, nos da, sin más ni más, la fuente de todo lo escrito y lo aprendido, nos ofrece su memoria, su vida de la mejor manera en que el puede hacer las cosas, escribiendo.


Gabriel García Márquez

Márquez, a través de Vivir para Contarla, nos hace obvio lo importante que es vivir y no sólo estar en el devenir como un articulo o mueble sino, nos muestra a cambio la narración y el título perfecto para comprender que para estar se necesita ser al mismo tiempo y que sin este equilibrio vital sencillamente no existimos. Lo que, definitvamente, no solo nos determina sino que, delimita y califica todo lo que se desprende de nosotros; así que hay que vivir para poder expresar, para poder contarnos, para sentir y amar, para no estar como macetas en un patio abandonado.

Autor de obras como: Cien años de soledad, Crónica de una muerte anunciada, El amor en los tiempos del cólera, entre muchas otras, son, sin lugar a duda, el camino que tuvo que recorrer y la vida que tuvo que acontecerle al autor para que Vivir para contarla haya podido ser , ya que sin vida no hay historias que contar, y sin escritor no hay letras vivas que escribir.

De esta manera, me atrevo a decir que Vivir para contarla, es un libro vivo e independiente de toda pluma o ingenio, ya que no es sino el recuento de todo aquello sucedido que provocó lo que García Márquez es hoy en día, sino el devenir determinado por la voluntad de un hombre que ahora traduce a través de tan majestuoso testimonio.

Vivir para contarla, no es sino la prueba del ejercicio y la aceptación de una decisión ejercida a lo largo de toda una vida, es más que una biografía es sencillamente, el testigo oculto que todos poseemos y que suele ser quien nos cree hasta el final y suele ser a quien con frecuencia pretendemos callar engañados por la vulgaridad y lo mundano.

No obstante, ésta obra es y se lee, así que, tú puedes decidir si te callas o si te permites, date la oportunidad de contarte como mejor lo hagas, pero no desde tu boca sino desde ese que hace mucho no ves reflejado en tu espejo, desde ese que eres y que un día dejaste en la oscuridad de un momento solitario por pretender ilusorias luces de espectros que han decidido igual que tu años antes; hace cuánto que no te distingues; hace cuánto que no sabes quien eres; hace cuanto que te enterraste.

Exprésate, que los tiempos no están para seguirnos negando, que el mundo no está para estar sufriendo tanto karma.

Vivir para contarla, es la edición en castellano, de tan aclamado autor, bajo el sello Knopf, editorial que publicará una versión de la misma en inglés para el otoño próximo, el cual será titulado como: Living to Tell the Tale.

Esta es la primera edición constando de 50,000 copias y tiene un costo por ejemplar de $25.00 dólares. Para obtener informes respecto a la obra y al autor visite: knopfpublicity@ randomhouse.com o bien; comuníquese al siguiente número telefónico: (212) 572-2104, ésto en la ciudad de New York. Vivir para contarla, tiene el siguiente número de registro: ISBN 1-4000-4106-6.

Return to the Frontpage