February 12, 1999


OPINION

Los Hispanos en California Tienen Una Gran Oportunidad de Influir en el Futuro del Estado

Por Ralph Pesqueira

Tal vez no haya en el mundo profesión tan honrosa y gratificante como la de la docencia. Aquellos que la ejercen tienen la oportunidad de participar en la configuración del futuro de la sociedad formando estudiante tras estudiante, transmitiéndoles el conocimiento y el entusiasmo que les permitirá mejorar en la juventud, por siempre, las condiciones de vida.

Para todos aquellos que posean la inclinación al magisterio, no se había jamás presentado una oportunidad semejante como ahora para comenzar. Se calcula que un número de 250,000 nuevos docentes se precisará en los establecimientos educativos de California durante la próxima década debida al incremento del alumnado por un lado, y por otro a la reducción del número de estudiantes y la jubilación de muchos maestros.

El cambio en la composición de la población que está tomando lugar en California, ha colocado a los jóvenes hispanos en una posición favorable para la ayuda. El segmento de la totalidad de la población del estado de California que más rápidamente va en aumento es el de los hispanos, y estos superan cada uno y todos los otros grupos étnicos en el sistema de educación pública del estado, desde el grado "K" (jardín de infantes) al grado 12. El número de hispanos en la Universidad del Estado de California asimismo se encuentra en rápido crecimiento y algún día será el grupo mayor en nuestras universidades. Todos aquellos estudiantes hispanos interesados en la enseñanza serán un bien muy valioso del estado e influirán en los salones de clases repletos de otros hispanos. Esto es de suma importancia ya que los jovencitos deben ser educados por una gran variedad de maestros y dentro de ésta por algunos de ellos que compartan una cultura y formación similar a la del educando.

Un problema que puede interponerse en el sendero al logro de los aspirantes a docentes es la percepción errónea de que la educación universitaria no se halla al alcance de todos.

Los resultados de una encuesta reciente muestran que el 79% de los hispanos y el 75% de los que ganan menos de $30,000 al año piensan lo mismo. Los resultados asimismo demuestran que los estadounidenses creen que la educación universitaria es mucho más costosa de lo que es en realidad y desconocen los recursos que se hallan disponibles para subsidiar los gastos de una educación universitaria. Esta falta de información era aún más predominante entre las familias de salarios bajos y las de grupos minoritarios donde nadie había asistido a la universidad.

La verdad es que si un estudiante y la familia están dispuestos a hacerlo, una educación universitaria se puede costear y de esa manera lograr. De hecho, el costo de la matriculación en CSU, donde se preparan cerca del 60 por ciento de los maestros del estado, es de sólo $1,506 por año. Asimismo más de la mitad de los estudiantes de CSU reciben ayuda monetaria, la cual no solamente se puede usar para pagar la inscripción pero para muchos otros gastos tales como: vivienda, viáticos, libros y comida.

Todos nosotros los que participamos de la educación superior, debemos realizar una mejor labor difundiendo la voz de que el costo no debe ser un obstáculo para no asistir a la universidad. También debemos informar al público de manera mejor acerca de la preparación académica que los estudiantes deben tener. La tabla que se adjunta describe los requisitos necesarios para ingresar a CSU.

Una vez que los estudiantes y los padres se den cuenta de que el costo no es un escollo insuperable y sepan que los requisitos apropiados se pueden alcanzar, es importante que ellos comiencen a prepararse académica y monetariamente lo más pronto posible. Es la responsabilidad de los padres supervisar y vigilar el adelanto de sus hijos en la escuela, y asegurarse de que estos también completen con éxito los cursos correspondientes. La mayoría de los estudiantes que le dedican el tiempo necesario y el esfuerzo requerido a los estudios pueden lograr cumplir con los requisitos si se comprometen a hacerlo y si a la vez reciben el aliciente y el apoyo de sus familiares y maestros.

Debemos cerciorarnos que todos aquellos que aspiren a la docencia no se desanimen por la percepción errónea del costo o de los requisitos académicos. El estado de California continuará buscando maestros bien calificados para los salones de clases con un incremento en las aulas de alumnos hispanos. Con una labor de conjunto podemos estar seguros de que cuando los alumnos desde los pupitres alcen la vista, tendrán la oportunidad de ver a muchos otros hispanos darles la inspiración y el conocimiento que operará un cambio en sus vidas.

Requisitos para ingresar a CSU

1. Los estudiantes que mantengan un promedio de 3.0 en las calificaciones de la escuela secundaria serán automáticamente aceptados para el ingreso.

2. Para los estudiantes cuyo promedio en las calificaciones oscile entre 2.0 y 2.9 el ingreso se determinará por medio de una combinación entre el G.P.A. (promedio del puntaje de las calificaciones) y el resultado del exámen SAT o del ACT.

3. Los estudiantes deberán haber completado las siguientes materias con un promedio de C o superior en las calificaciones.

-Cuatro años de inglés

-Tres años de matemáticas (álgebra, geometría y álgebra de nivel intermedio).

-Un año de historia de los Estados Unidos de Norteamérica.

-Un año de ciencia de laboratorio.

-Dos años de un idioma extranjero.

-Un año de arte visual o de actuación.

-Tres años de materias electivas, seleccionadas de entre uno de los campos anteriormente mencionados o de las ciencias sociales o agricultura.

(El señor Pesqueira es Miembro del Consejo de la Administración de la Universidad del estado de California).

Feedback Return to Frontpage