February 11, 2005

Controversial artículo reúne a estudiantes en Southwestern

Grupos chicanos dicen que el periódico estudiantil promueve el racismo

Por Pablo Jaime Sainz

La multitud estaba rodeada de estudiantes sosteniendo letreros con lemas como “Nadie es ilegal”, “El racismo es terrorismo”, “The Sun es igual a ignorancia”, “No somos sanguijuelas” y “Ya basta!”

Y ni siquiera la lluvia detuvo a la multitud de alrededor de 350 personas que se reunieron en el Área de Libertad de Expresión del Colegio Southwestern el jueves, 10 de febrero, para un foro abierto organizado por varios grupos estudiantiles que estaban protestando lo que estudiantes activistas están llamando “racismo en contra de los inmigrantes mexicanos”.

La controversia fue causada por un artículo publicado en The Sun, el periódico estudiantil de Southwestern, titulado “Los inmigrantes ilegales causan impuestos en los ciudadanos americanos” el 8 de diciembre del 2004.

En ese artículo, el escritor Nathaniel J. Pownell da una serie de oraciones en contra de la inmigración indocumentada y en contra de los inmigrantes mexicanos en particular, culpándolos de los problemas económicos de los Estados Unidos.

Pownell también acusa a los inmigrantes mexicanos de “romper la ley y consumir la riqueza y los recursos de los estados donde habitan”.

El autor continua con una lista donde apunta varias cantidades de dólares para ilustrar los costos que los inmigrantes mexicanos crean en las personas que pagan impuestos, a pesar de que Pownell no especifica de donde toma esta información.

“Continúan secando nuestra economía al robarle los trabajos a los ciudadanos americanos, lo que incrementa la taza de desempleo y pobreza”, indica Pownell.

Pero lo que ha causado más controversia es una línea que dice: “Es tiempo de quemar a las sanguijuelas de nuestra sociedad que toman ventaja de la riqueza y prosperidad de Estados Unidos”.

Pownell añade que “no podemos esperar más. El tiempo es ahora para que los políticos dejen de buscar el voto hispano y comiencen a proteger el bienestar de sus ciudadanos”.

Los empleados del The Sun han defendido su decisión de publicar el artículo basándose en la libertad de expresión otorgada por la Primera Enmienda de la Constitución.

Pero en el foro público, Lilia Huato, miembro de Students for Community Action, uno de los grupos que organizó la protesta, dijo que el artículo cabildea a favor del racismo y violencia en contra de los inmigrantes mexicanos y de los mexicanos en general.

“Me ofende que nuestro periódico estudiantil haya publicado algo así”, señaló.

Huato indicó que usar la Primera Enmienda como protección para ese tipo de escrito no es una razón válida para que The Sun haya publicado el artículo.

“La Primera Enmienda tiene una historia de usos incorrectos. Tiene una historia de usar esa enmienda para permitir que se publicaran anuncios de linchamientos públicos en los periódicos, para permitir que el Ku Kux Klan tenga manifestaciones en el Sur, y para permitir letreros en los restaurantes que decían ‘No se permiten mexicanos ni perros’”.

Robin McCubbin, profesor de Southwestern y consejero de Students for Community Action, felicitó a los estudiantes que defienden los derechos humanos.

“Están defendiendo la tradición de pararse en contra de la opresión y la discriminación”, afirmó.

McCubbing no fue tan cortés con The Sun y la administración del colegio.

“¡The Sun debería darle vergüenza! ¡Debería de darle vergüenza a la administración de la escuela por no tomar acción inmediata para proteger a nuestra comunidad!”, indicó.

En una carta dirigida a los profesores de Southwestern, McCubbin pregunta, ¿La Primera Enmienda protege la expresión racista? ¿Protege los llamados a la violencia? Creo que pide decir que la propaganda racista es legal. Aunque así lo fuera, ¿lo hace correcto? ¿El periódico de una institución educativa tiene la responsabilidad de transmitir puntos racistas? Hacer esa pregunta absurda es contestarla”.

MEChA, Students for Community Action y otras organizaciones estudiantiles están exigiendo una disculpa impresa de The Sun.

Empleados de The Sun han dicho que no se disculparán por publicar el artículo.

Max Branscomb, profesor de periodismo y consejero de The Sun, indicó que el artículo no representa el punto de vista del resto de los empleados del periódico.

“(The Sun) representa una diversidad de opiniones”, señaló Branscomb. “No podemos disculparnos por la Primera Enmienda. Aunque no nos haya gustado el contenido del artículo, la página de Opinión es un foro abierto donde se presentan diferentes puntos de vista”.

Return to the Frontpage