February 10, 2006

El Cáncer Cervical es Problema Doble Para las Mujeres Hispanas

By Eduardo Grunvald, M.D.

Enero fue reconocido como el “mes nacional de la salud cervical”. Para ponerlo en perspectiva, en los Estados Unidos durante el año 2005 diagnosticaron aproximadamente 10,000 mujeres con cáncer cervical y 3,000 murieron. Una podría ser conocida suya... quizás su esposa, novia, madre, hermana, o hija.

Desafortunadamente, el índice de desarrollar este cáncer es dos veces más alto en las mujeres Hispanas respecto a mujeres no Hispanas.

Esta enfermedad es también la causa de la muerte más común de cáncer entre las mujeres en países en vías de desarrollo.

La educación y la detección temprana es la clave para prevenir esta estadística desafortunada.

Las buenas noticias son que el riesgo de desarrollar y de morir de este cáncer se puede reducir enormemente a través de una prueba médica común y sencilla llamada la prueba Papanicolaou (nombrado por el Dr. George Papanicolaou, el médico que desarrolló el procedimiento). Aunque casi todas las mujeres conocen la prueba Papaincolaou, la mayoría no entienden exactamente qué es o lo que detecta.

El cérvix es el cuello de la matriz, o útero. Cuando el clínico hace un examen pélvico, se visualiza el cérvix. Un instrumento pequeño y un cepillito se utilizan para raspar suavemente algunas células de ella, los cuales “se manchan” en una lámina de cristal. Este espécimen se envía al laboratorio para analizar, donde las células anormales pueden ser detectadas.

Lo más importante para la prevención o al tratamiento del cáncer es detección temprana. Una vez que las células anormales —o precancerosas— se detectan, su clínico puede recomendar exámenes específicos, pruebas o tratamientos adicionales, o la puede derivar a un ginecólogo. Es importante notar que la prueba Papanicolaou es utilizada para detectar las células anormales ANTES QUE se transformen en cáncer.

¿Pero qué causa el cáncer cervical? El virus papiloma humano, o HPV causa casi todos los casos. Hay aproximadamente 100 tipos de este virus, pero solamente algunos causan el cáncer. HPV se contrae a través de contacto sexual. A veces, el cuerpo elimina este virus espontáneamente – muchas veces sin demostrar síntomas de su existencia. Pero en algunos casos, el virus causa verrugas genitales. Ahora existen prue-bas especiales para detectar la presencia de HPV en el cér-vix.

¿Quién se debe hacer una prueba Papanicolaou? Una adolescente o mujer debe hacerse la prueba por primera vez tres años después de iniciar relaciones sexuales, pero no se debe esperar más de la edad de veintiun años para comenzar con las pruebas. Algunos factores de riesgo para desarrollar el cáncer cervical incluyen una historia de parejas sexuales múltiples, saber que se tiene la infección de HPV o tener parejas con HPV, VIH/SIDA, tener otras infecciones venéreas, fumar, y tener ante-cedentes familiares de la enfermedad.

En general, las mujeres deben hacerse una prueba Papainocolaou una vez al año hasta la edad treinta, y luego cada tres años, a menos que tenga factores de riesgo. Mujeres con factores de riesgo pueden necesitarlas anualmente. Las mujeres sobre 70 deben hablar con sus doctores sobre la frecuencia de hacerse la prueba. Las pacientes que le han sacado la matriz por razones no cancerosas no necesitan las pruebas. Aunque las pruebas Papanicolaou y los exámenes pélvicos se realizan juntos, no son los mismos y las mujeres pueden necesitar continuar con exámenes pélvicos. Éstas son solamente guías generales y todas las mujeres deben consultar a sus médicos para recomendaciones definitivas.

La detección temprana de células anormales en el cérvix con la prueba Papanicolaou puede prevenir la muerte de cáncer cervical. ¿Pero qué sería si uno pudiera prevenir la infección de HPV, la causa principal del cáncer cervical?

Afortunadamente, hay una vacuna que puede estar disponible en un futuro cercano para prevenir esta infección. Los estudios han demostrado que esta inmunización puede ser altamente eficaz. Estos resultados son muy positivos porque el cáncer cervical podría convertirse en una enfermedad muy rara, como poliomielitis o el sarampión.

Aunque los exámenes pélvicos y las pruebas Papanicolaou pueden ser un poco incómodos, son esenciales para detectar anormalidades antes de que se conviertan en un riesgo de vida. Enero fue el “mes nacional de salud cervical”, pero estar enterado cada mes puede salvar su vida, o la de una persona querida.

Para más información sobre cáncer cervical, usted puede visitar a la “coalición nacional del cáncer cervical” en www.nccc-online.org, o (800) 685-5531, y a la sociedad americana del cáncer en www.cancer.org, o (800) 227-2345.

Dr. Grunvald es Profesor Asistente Clínico, Departamento de Medicina en el Perlman Internal Medicine Group, UCSD Medical Center.

Return to the Frontpage