February 9, 2001


PrivateMI Ayuda para que el Sueño de los Hispanos de una Vida Mejor Se Convierta en Realidad

WASHINGTON — Después de inmigrar a Vallejo, California desde México, Javier y Rosa Padilla, se encontraron apretados en un departamento tan pequeño que tenían que compartir un dormitorio con su pequeño hijo Ruby.

Con otro hijo en camino, los Padilla soñaban en comprar una casa con más espacio para su familia en crecimiento. Sin embargo, como muchos otros aspirantes a propietarios de casa, los Padilla pensaban que no serían capaces de ahorrar suficiente dinero para comprar una casa.

"Sólo teníamos una pequeña cuenta de ahorros, más nuestra devolución de impuestos", decía la pareja. "Ese era todo el dinero que teníamos. Nunca pensamos que podríamos poseer una casa, porque era como un sueño que nunca se podría realizar".

Pero el sueño de la familia Padilla se convirtió en realidad, gracias a los seguros privados de hipoteca (PrivateMI).

Los Padilla pudieron comprar una casa con menos dinero para la cuota inicial, de lo que pensaron que necesitarían, mucho menos que el 20% que es la cantidad que requieren normalmente muchos prestamistas. PrivateMI permite a los compradores como los Padilla, dar una cuota inicial tan pequeña como el 3 por ciento para comprar una casa y a veces menos aún en el caso de los compradores calificados. La pareja pudo comprar su primera casa después de siete meses de revisar sus posibilidades y mirar casas.

"Ayudar a hacer realidad la propiedad de una casa a familias como los Padilla, es uno de los objetivos de las compañías nacionales PrivateMI", dijo W. Roger Haughton, CEO de PMI Mortgage Insurance Company y ex presidente de Mortgage Insurance Companies of America, la asociación de negociación de la industria.

"La clave para ampliar la propiedad de casas es concentrarse en aquella gente que hoy tienen dificultades en comprar una casa", declaró Haughton en un reciente testimonio a un subcomité del Senado de los Estados Unidos. "Este grupo está formado por las minorías, los inmigrantes, la gente de bajos ingresos y las familias que viven en las zonas rurales y en las ciudades del interior. Los inmigrantes y las minorías serán una tercera parte de los que compren casa por primera vez en la próxima década".

Esta es una verdadera área de necesidad en el sistema de vivienda de la nación, de acuerdo a Mel Martínez, el nuevo Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos. Martínez, antiguo oficial de condado en Florida, fue un refugiado de Cuba cuando vino a los Estados Unidos siendo un adolescente.

"Mientras en años recientes hemos tenido un récord en propiedad de casas, hay algunos grupos aún que continúan siendo crónicamente relegados", dijo Martínez en su audiencia de confirmación en enero. "Y será mi prioridad de asegurarnos en encontrar la manera para que los hogares de los africano-americanos y los hogares de los hispanos también disfruten de los frutos del sueño americano, que yo he sido bendito al tener la posibilidad de disfrutarlos".

Como inmigrantes, los Padilla tienen el orgullo en lograr el sueño americano de la casa propia en su nuevo país. Su nueva casa está a dos cuadras de la escuela de Ruby y es lo suficientemente grande para dar cabida al recién nacido Xavier, a la madre de Javier y a Buggy, el perro de la familia.

Pero la casa significa mucho más para ellos.

"Vivir en esta casa significa felicidad, paz, libertad y bendiciones", dijeron Rosa y Javier. "Mi familia, incluyendo a mi madre, puede ahora vivir en una casa llena de paz, sin desperdiciar el dinero en pagar renta.

Para mayor información sobre PrivateMI, contactar a Mortgage Insurance Companies of America al 202-393-5566 o visite www.privatemi.com .

Regresar a la Portada