February 9, 2001


Papa Latino

Los nuevos Cardenales elegidos por SS Juan Pablo II abren la posibilidad que el próximo Papa sea Latino

La Iglesia Católica de América Latina, a pesar de no tener la tradición milenaria del Catolismo Europeo, ha alcanzado un tamaño y una madurez suficiente para esperar, con un buen margen de probabilidad, que el próximo Papa sea Latino. A los cada vez más frecuentes análisis de los "papólogos" en este sentido, se suma el nombramiento de 10 nuevos cardenales Latinoamericanos que se unen a los 16 ya existentes para completar 26, la mayor cantidad que ha tenido la región en la historia.

El ejercicio de adivinar quien será el próximo Vicario de Cristo está en boga y se ali-menta de los rumores de una posible renuncia de Juan Pablo II quien presenta graves quebrantos de salud. Sin embargo, el Vaticano desestimó este rumor. Además, no es común que un Papa renuncie. La última vez que esto pasó fue hace más de 800 años, cuando en 1294 Celestino V se retiró voluntariamente. En general, los Papas son reemplazados tras la muerte del antecesor y son escogidos por los Cardenales entre ellos mismos. En la actualidad hay 178 Cardenales, de los cuales sólo 128 pueden votar. Los restantes 50 no pueden hacerlo porque pasan de los 80 años de edad.

Los que piensan que el próximo Papa será Latinoamericano se basan en la importancia que ha alcanzado la Iglesia del Nuevo Mundo. Los números los respaldan. Se calcula que de los 1,000 millones de Católicos que habitan el mundo, la mitad viven en Latinoamerica. No obstante, el Vaticano explica que a la hora de elegir al siguiente Papa, los factores determinantes no son tanto geográficos sino más bien cualitativos. Se tiene en cuenta la santidad, cultura, dominio de idiomas, carisma, preparación y facilidad de liderazgo de los Cardenales papables. Sin embargo, la cantidad de Cardenales de cada región está correlacionada con las probabilidades de que uno de ellos resulte elegido. Italia tradicionalmente es el país con mayor número de Cardenales. Tanto así que desde el año 1522 todos los Papas han sido de origen Italiano, con la notable excepción del actual Pontífice. De hecho, hasta no hace mucho, el número de Cardenales Italianos era mucho mayor al número de Cardenales de todos los países Latinoamericanos unidos.

Esto cambió este año, tras el nombramiento de 10 nuevos Cardenales provenientes de estas tierras. A partir de este año pasamos a tener 26 Cardenales Latinoamericanos, superando a Italia que quedó con 24.

Los Posibles Candidatos Latinoamericanos

Norberto Rivera: Cardenal de México. Este país con una enorme y fervorosa tradición Católica, y con particular Veneración a la Virgen María es uno de los más importantes bastiones del Catolicismo en el mundo. México fue el primer país que SS Juan Pablo II visitó al iniciar su Pontificado.

Jaime Ortega: Este Cardenal de origen Cubano fue el que logró la histórica visita del Papa a Cuba. Entre los puntos a su favor está el mérito de liderar el Catolicismo en un país Comunista donde la libertad de religión no está muy clara y donde la Iglesia puede ser vista como una organización que rivaliza al régimen Castrista.

Oscar Rodríguez: Hondureño, ex presidente del Celam y símbolo de la lucha de la Iglesia Católica en favor de los pobres. Este Cardenal ha hecho una gran campaña promoviendo la condonación de las deudas a los países pobres.

Darío Castrillón: Cardenal Colombiano. Este Cardenal, cercano a los afectos de SS Juan Pablo II, y quien preside la Congregación del Clero, es considerado como una de las opciones más probables a sucederlo. El Cardenal Castrillón cuenta con el respaldo de sus colegas Latinoamericanos por haber presidido el Celam (Consejo Episcopal Latinoa-mericano) donde es respetado y admirado. El Cardenal Castrillón es conocido por su habilidad y liderazgo al ser una especie de primer ministro en el Vaticano y mano derecha del actual Papa. Su nominación no tendría un tinte tan regionalista, y se vería más como un paso lógico para quien ha ocupado las más altas distinciones en la dirección Católica.

Aritmética Cardenalicia

Al final, a la hora de decidir, serán los Cardenales, quienes buscarán consenso alrededor del candidato con más probabilidades. De los 128 Cardenales sobre cuales cae la responsabilidad de elegir al siguiente Papa, 26 son Latinoamericanos. Si a estos se les suman los Cardenales Ibéricos (España y Portugal), el número de Cardenales Iberoamericanos llegaría a los 33, o una cuarta parte del total. Los analistas consideran que de ser así, es probable que los Cardenales de Estados Unidos y Canadá (13 en total) se entusiasmen con la idea de tener un Papa de este continente.

Es probable, también, que los Cardenales de otros países del tercer mundo, especialmente África, vean con buenos ojos a un candidato que represente a un país pobre. Si esto es así, y los Europeos no tienen a un candidato con virtudes superiores, es posible que la próxima vez que se vea humo blanco en el Vaticano y se pronuncie: "Annuntio vobis gaudium magnum. Habemus Papam" los feligreses de algún país hermano tengan doble motivo para celebrar.

Mientras esto pasa, los feligreses del mundo entero le seguimos deseando larga vida a Juan Pablo II, uno de los Papas más carismáticos, queridos y respetados en la historia del Catolicismo.

Regresar a la Portada