February 7, 2003

Es Una Joven Talentosa Yazmina Zarod

Por: Paco Zavala

Siempre se ha dicho que México, es un país de contrastes, de cultura y de tradiciones ancestrales, que se manifiestan de distintas formas y maneras. En estas se involucran los habitantes inquietos, ansiosos y anhelantes de vivir la vida, de recorrer el mundo, de conocer los contrastes, de impregnarse de sus reflejos, de empaparse de las distintas culturas y corrientes ideológicas, de reconocer y de admirar las distintas tradiciones de otras culturas y de respetarlas y de ser posible, involucrarse en ellas y de desarrollarlas.


La compañía independiente de Danzas Árabes de Yazmina Zarod Estrellas del Sahara.

En este perfil se encuentra la inquieta jovencita Yazmín Zamudio, hermosa, talentosa y extrovertida. Yazmina Zarod, nombre artístico que usa hoy día en el escenario y en su trabajo.

Yazmina, estudió en la Universidad Iberoamericana Campus Tijuana, egresó de ésta institución en la generación de 1999, con el título de Licenciada en Comunicación. Es mexicana y reside en la ciudad de Tijuana, B.C.

Esta talentosa mujer es Maestra, bailarina y estudiante de danzas árabes, como ella misma lo asegura.

Es la figura principal de una Compañía Independiente de Danzas Arabes que se llama “Yazmina Zarod y Las Estrellas del Sahara”, con la que se ha presentado en diversos escenarios tanto en México, como en los EE. UU. También ha sido presentada en los medios de comunicación.

La propuesta de esta jóven artista consta de cuatro puntos principales, dentro de las que destacan su línea cultural, el respeto por la técnica, ritmos, música e instrumentos que participan en las Danzas Árabes; sus presentaciones artísticas en el escenario se efectúan usando música en vivo y respetan y laboran sin crítica alguna hacia los demás.

Conversamos con Yazmina Zarod, después de una de sus clases. A continuación exponemos ante el dilecto público los resultados de esta charla.

P.- ¿Cómo fue que Ud. decidió estudiar, activar y promover las Danzas Arabes siendo mexicana?

R.- Bueno, esto tiene una explicación genética. Los genes es lo único que prevalece al final del tiempo de una generación a otra. La ocupación árabe en España tuvo una duración de más de 700 años, pues se realizó de acuerdo con datos históricos del año 755 al año 1491. Mi padre de ascendencia vasca tiene en su corriente sanguínea la mezcla con la sangre árabe y por este conducto viene la identificación con la raza árabe. Mi padre tuvo mucho cuidado que desde muy pequeña tuviera contacto y me inculcó el amor hacia la ascendencia escuchando música española, mexicana y árabe. Ahora bien, siempre me he conservado en contacto y muy cerca del baile, pero desde hace tres años descubrí en un encuentro que tuve con una maestra de danza árabe, mi vocación por esta corriente dancística y determiné que de todas las clasificaciones de la danza, la danza árabe era para mí.

P.- ¿Yazmina, ha tomado Ud. clases de otras técnicas de baile?

R.- Si, tengo influencias de otras técnicas porque he incursionado en ellas, aparte de que la danza árabe es una mezcla de folclor egipcio, ballet y danzas de la India; entonces si es una mezcla, además de que actualmente se le aplican algunos movimientos de danza contemporánea que le sirven como pincelazos de adornos modernos, incluyendo el flamenco. En lo personal por poco tiempo bailé flamenco, y de este baile se involucran en la danza árabe algunos braceos.

P.- ¿Desde que edad comenzó a cultivar la danza árabe?

R.- Tengo tres años de haber formalizado mis estudios, tomando clases con diversos maestros, estudiando todos los días, constante y superándome continuamente, practicando y en momentos independizándome.

Todos los entrenamientos e información los he realizado en San Diego. Recientemente, realicé un viaje por Egipto que duró seis meses, en este viaje tuve la oportunidad de acercarme al baile árabe y de tener contacto con la cultura del medio oriente; conocí el país mejor que cualquier turista, de esta manera me percaté de muchas cosas relacionadas y se me facilitó la penetración y el conocimiento en este entorno del baile y este resultado es la concepción que considero mi mayor logro.

A mi regreso de este viaje encuentro la agradable novedad de la existencia de muchos aficionados y público interesados en la danza árabe, que además mi proyecto continúa y con el apoyo incondicional de mi familia, dentro de la que existen muchos artistas y músicos logramos este concepto y ahora con la participación de mis alumnas este proyecto se fortalece, entonces resulta que voy sobre la marcha, “soy maestra, pero a la vez soy alumna”.

Pienso que las alumnas dejan algo, pero a mí me dejan mucho a la vez. El aprendizaje en la vida es continuo y en el baile árabe es casi infinito, porque siempre se encuentran nuevas maneras, nuevas técnicas, nuevos pasos, combinaciones y cada quien define un estilo propio. Aquellas alumnas que en algún momento logren la madurez, podrían convertirse en maestras.

P.- ¿En cuántos festivales ha participado?

R.- He participado en la Mues-tra Internacional de Danza “Cuerpos en Tránsito” por dos años; he participado en dos o tres festivales en EE.UU. En un principio participé sola en un Festival Beduino hasta no tener mi propia compañía. En Egipto también participé en un festival y tuve la oportunidad de tomar clases con Katia Hasan, una de las mejores maestras de Egipto, considerada como una leyenda, retirada de la enseñanza y convertida hoy día en una excelente coreógrafa.

He participado en muchos sitios y foros culturales en Tijuana, incluídos el Tecnológico y un festival en la Universidad Iberoamericana que se denominó “Aura”; en EE. UU. también he participado en festivales con la comunidad árabe.

En tres años de estudio y dedicación, he consolidado y he adquirido conocimientos y bastante experiencia que trato de demostrar tanto cuando imparto mis clases, como cuando participo en el escenario en algún evento.

P.- ¿Entre sus alumnas hay alguna o algunas destacadas?

R.- Definitivamente si, todas son una fuente de talento, así, en cualquier momento pueden destacar, pero como en todo, algunas avanzan más y estas son las que tienen la oportunidad más pronto de participación.

P.- ¿En la danza árabe el progreso es efecto de la creatividad o existe alguna limitación?

R.- Considero que son el efecto de ambas, hay respeto por la técnica del baile y la cultura y las tradiciones árabes, la preocupación existe en trasmitir un conocimiento apegado a la tradición, en este sentido hablamos de una técnica específica que hay que respetar, pero también es válido usar la creatividad y dejar que afloren las ideas originales y aplicarlas.

En uno de los temas que tenemos en nuestro plan de trabajo, “es que nosotros somos mexicanos trabajando en un proyecto de música y danza árabe”, pero esto no nos quita que seamos latinos. Nosotros incluímos percusiones latinas en nuestros montajes y diseñamos escenografías innovadas, lo que tiene originalidad, técnica y tradición en el baile.

P.- ¿Algo que desee agregar?

R.- Si, como compañía in-dependiente pretendemos continuar difundiendo la música y la danza árabe como una expresión de arte legítimo. Que no pretendemos ser los únicos, ni realizar un excelente negocio, únicamente pretendemos difundir ésta corriente artística con mucho respeto. Concluye Yazmina, expresando que: “El arte es un lenguaje del alma”.

Así concluímos esta amena charla, con una jóven exponente de las artes en México.

Yazmina, presentará su espectáculo el próximo 14 de febrero a las 8:00 pm. en el Café Literario de Casa de la Cultura. El 21 de febrero impartirán una clase de percusiones árabes con un reconocido percusionista de USA.

También tiene un estudio privado en el que atiende a sus alumnas; para información puede solicitarla al (664) 680-9739 en Tijuana.

Return to the Frontpage