February 4, 2005

Comentario

¡¡Recórcholis!! ¿Qué Sucedió en México?

Por: Paco Zavala

Durante el transcurso del año pasado la problemática e inconformidad en los sectores productivos de México, por las circunstancias en que se desarrollaron la política y las relaciones, tanto en el interior como en el exterior del país, fueron fallidas, porque algo predicen; lo ocurrido no es causa de la liberación en el pronunciamiento de la palabra por el nivel democrático que se vive; este fenómeno se dió en base a otros elementos involucrados.

Los brotes de violencia que se han dado y que han roto el estado de derecho en diversas circunstancias tanto en el sector gobernante, como de la población, son abusos muy notorios Por más que digan los leguleyos, diputados, senadores y demás autoridades relacionadas en estos asuntos, la cosa está que arde, que no lo quieran aceptar es un error, estos deben analizarse con interés y detenimiento.

Ya han ejecutado a algunos representantes y a ex-representantes de la ley, que aunque sean consideradas no importantes por tratarse de representantes no pertenecientes al primer nivel, estos hechos aislados son como un relampagueo de la luz preventiva para tomar las medidas precautorias que sean necesarias, para evitar sorpresas lamentables, que posiblemente promuevan un movimiento social que conduzca a brotes de una ingobernabilidad incontrolable.

El nivel alarmante de la inseguridad no se ha podido controlar, sobre todo en la línea fronteriza con los EE.UU., además se suma la aparición en el país de pequeños reflejos que así lo corroboran, tales como la infiltración de miembros de la Mara Salva Trucha en el narcotráfico y otros de momento nada importantes.

El número de asesinatos ha ido aumentando, las jóvenes mujeres de Juárez, pese a las promesas de que ya no iban a continuar, también se ha seguido con éste problema (hace unos días sucedió el último de estos asesinatos y la mujer -ya muerta- dió a luz a un bebé).

Las autoridades se han visto en la necesidad de usar las fuerzas del ejército y la marina para reforzar la vigilancia en los diversos focos de conflicto y lograr la confiabilidad de la ciudadanía.

En otra vertiente, la inflación en México aumentó el pasado ciclo, el desempleo no ha podido ser controlado; el $peso en “subes y bajas”, ahí está sobreviviendo.

La economía mexicana se ha sostenido gracias a la economía norteamericana, a la inestabilidad en el precio del petróleo y a los envíos económicos en efectivo de los connacionales residentes en el extranjero, sobre todo en los EE.UU.

Los ricos aumentaron su caudal, las empresas transnacionales se han fortalecido y se han sostenido. Los Diputados y los Senadores en las Cámaras y el Presidente de la República nunca se han puesto de acuerdo. El Jefe de Gobierno del Distrito Federal Lopez Obrador y el Presidente del país se han dado hasta con la cubeta; los videos clandestinos estuvieron a la órden del día; el Partido Revolucionario Institucional (PRI), gana cuatro gubernaturas y está perfilándose ganando terreno político para la contienda del 2006. En fín una serie de eventos que han sucedido en México nada agradables para la población sobre todo para los trabajadores, que para rematarla les dieron un aumento salarial que da miedo mencionarlo.

En este año que terminó se suscitaron dimes y diretes por la sucesión presidencial entre el señor presidente y su señora esposa, hasta que llegaron a un acuerdo pacífico y ella declaró en público que la mujer mexicana estaba preparada para incursionar en la política y en la administración pública, pero que ella no lo pretendía hacer; que al terminar la gestión de su señor esposo se dedicaría a atenderlo como él se lo merecía en su rancho de San Francisco del Rincón, Guanajuato.

Se suscitaron unos problemas diplomáticos con la hermana república de Cuba, que en nada contribuyeron a fortalecer las vías diplomáticas y políticas de México con el exterior.

Hubieron muchas broncas en las Cámaras tanto de Diputados como de Senadores, pero no hubo ningún adelanto en lo concerniente a aprobaciones provechosas para el país y para beneficio de la población; siempre se demostró el interés por el poder y por los intereses políticos, de grupo e individuales, pero para el pueblo nada.

Creo que la historia en México, para la clase política privilegiada y para los ricos no les dice nada, tal parece que no fue escrita, o no leen o no saben leer, pero ya vamos a cumplir cien años con los “estiras y los aflojas” y las cosas se agravan. Hay que fortalecer la conciencia social, tanto en el sector gobernante como en el pudiente y emparejar un poco las cosas; “el pueblo no aguantará mucho ésta situación”.

Letters to the Editor Return to the Frontpage