February 4, 2005

El Perú Es Mucho Más Que Sus Linchamientos

Por Carmen G. Kcomt

En esta parte de Estados Unidos de Norteamérica, no se escuchan muy seguido noticias de Perú, pero si se ha producido algun sangriento linchamiento efectuado por una masa enardecida… seguro que si escucharemos hablar de el y veremos la horrible noticia… prensa amarilla?

Siempre o casi siempre en los noticieros, llámese prensa hablada, escrita o televisada, cuando se nombra al Perú es porque algo muy malo pasó allá… las buenas noticias no se conocen.

Posiblemente algunos estarán pensando que eso no pasa solo con el Perú sino con la mayoría de países llamados del Tercer Mundo o en vías de desarrollo, o países pobres, y probablemente sea así, diremos entonces que en muchos periodistas pareciera que existiría una inclinación por publicar lo negativo o lo morboso… y quizás sea porque dicen por allí… que las malas noticias, las escandalosas, las manchadas de sangre, esas son las que venden.

Últimamente cada vez que digo que soy peruana (y esto porque acá se cree que todos los que hablamos castellano somos mexicanos) me recalcan… ah! En su país hay muchos linchamientos ¿no?

Y esto porque si no nos conocen a los peruanos por los linchamientos, nos conocen por la señorita Laura Bozzo, o por nuestro prófugo ex Presidente Fujimori, por el rey de los corruptos Montesinos, o por ser los magos de la imitacion, claro que habrá que decir tambien que algunos si que nos conocen por que tenemos allá en Perú la más hermosa ciudadela incaica; me refiero a la mágica: Macchu Picchu.

Es verdad que en el año que acaba de terminar se produjeron más de 600 casos de linchamientos solo en la costa de Perú y su capital Lima (recordemos que Perú tiene Costa, Sierra y Selva) y a nivel nacional se produjeron poco más de 1800 linchamientos, lo que demuestra los graves conflictos sociales y de todo tipo que vive el país, sin embargo debemos expresar que esta violenta reacción no es exclusiva del Perú, porque se da tambien en casi todos los países andinos en sudamerica, algunos centroamericanos y Mexico donde hace muy poco segun las noticias habian linchado a dos policias.

Es probable que los países donde se producen estos actos de barbarie y desesperación tengan las mismas características que las que las motivan en Perú, algunas de ellas son que, los ciudadanos no reconocen a sus autoridades como legítimas, reina la inseguridad ciudadana, se considera que el Estado es incapaz de atender la demanda social, un país en el que las encuestas arrojan que solo el 6,5 por ciento de la población dice confiar en los jueces y en el Poder Judicial, lo que significa que hay un descrédito en la justicia formal y que por lo tanto deberia abrirse el camino hacia la Justicia de Paz que contemplan las leyes de no solo el Perú sino de todos los países vecinos andinos y no andinos, y permitir que en los pequeños poblados administre justicia un vecino elegido por su comunidad, respetado y reconocido, para que resuelva cuestiones de asuntos menores o faltas, que se utilice la figura de la resolución de conflictos por medio de la conciliación, lo que significaría no solo ir cultivando una cultura de paz, sino además la verdadera gratuidad en el acceso a la justicia y rápida solución.

El linchamiento pues (acentuando que consideramos grave y equivocado llamarles como algunos medios de comunicacion lo hacen “Actos de ajusticiamiento popular” porque ellos de ninguna manera pueden considerarse justos) no son formas de justicia consuetudinaria ni en el Perú ni en ningún otro país, son expresionses de la desesperación de un pueblo o país que no tiene líderes, que no accede a la justicia, que niega o no reconoce todo tipo de autoridad, tal como está pasando en Perú, donde el frívolo actual Presidente solo tiene el 7,8 por ciento de aprobación, lo que a las claras demuestra que hay una crisis de gobierno que amenaza su existencia, porque no se puede negar que el Gobierno de Toledo se caracteriza por ser impopular y despreciado, no obstante se percibe claro que a como de lugar hay que salvar la democracia, aun cuando todo pareciera a veces pender de un hilo que puede romperse en cualquier momento debe reiniciarse un proceso de Democratización de la sociedad y el Estado, es lo que se merece ese grande y bello país, que ha sido bendecido por Dios en cuanto a su esplendorosa y exótica fauna y flora, perfectos climas, increibles paisajes, deliciosa comida, con belleza natural inigualable en sus tres regiones, donde se encuentra el lago más alto del mundo y la ciudadela incaica más grande y maravillosa como es Macchu Picchu patrimonio cultural del Perú y del Mundo entre otras maravillas.

Un país plural y, multiétnico en el que nueve millones de sus habitantes hablan quechua (Lengua Inca) medio millón aimara y más de doscientos mil hablan lenguas amazónicas. Eso es el Perú un bello país, que sufre pero que se esfuerza por salir adelante… es como ya lo dije… mucho más que sus linchamientos.

Kcomet es una abogada peruana.

Return to the Frontpage