February 4, 2005

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Beverly Lyles

Un simple examen puede salvar la Vida de Miles de Latinas cada año

¿Sabías que las Latinas presentan un mayor riesgo de cáncer cervical que el resto de mujeres en los Estados Unidos? Es cierto. Las Latinas son diagnosticadas con cáncer cervical y mueren por causa de ello de manera mucho más frecuente que cualquier otro grupo de mujeres en los Estados Unidos, a excepción de las vietnamitas. Mientras estos hechos son alarmantes, las razones que se esconden detrás de estos números son aún más mortificantes. Las Latinas mueren de cáncer cervical por el simple hecho de no someterse a un examen rutinario, sencillo y ampliamente disponible. Se trata de un examen de citología o papanicolao, el examen anual capaz de detectar la enfermedad incluso en su etapa más tempranas y, de esta manera, hallar la cura.

El cáncer cervical es un tipo de cáncer que se origina en la cerviz, aquella parte del útero que se abre hacia la vagina. El cáncer cervical invasor es aquel que se expande a través de toda la superficie de la cerviz, haciendo más difícil su tratamiento y cura. Las mujeres Hispanas presentan casi el doble de casos de cáncer cervical invasor, en comparación a otras mujeres en los Estados Unidos. De acuerdo a investigadores del CDC, cerca del 30% de los casos recientes de cáncer cervical diagnosticados en las mujeres Hispanas, se ha expandido a través de la cerviz. Entre las mujeres de 50 años o más con cáncer cervical, el 52% son Latinas diagnosticadas con cáncer en etapa avanzada.

El cáncer cervical se puede prevenir mediante un chequeo médico regular. Un examen de Papanicolao o Pap en inglés, es la manera estándar de detectar si existe algún cambio peligroso en las células. Con la ayuda de un microscopio, se toma una muestra de las células de la cerviz para comprobar si existen células anormales. Este examen es simple y sin dolor. El momento ideal para realizarse un papanicolao es entre los 10 y 20 días luego de terminado el período. El examen se puede realizar en la oficina del médico o en una clínica de salud.

Factores de Riesgo:

Las mujeres deben estar alertas ante los distintos factores de riesgo que juegan un papel clave en el desarrollo del cáncer cervical.

HPV: Si has tenido un papiloma virus humano o HPV, entonces te hallas en riesgo. Antes de que lances un suspiro de alivio, debes saber que de cada 4 personas que han tenido relaciones sexuales, 3 han contraído una infección de HPV. A pesar de que los virus de HPV se eliminan por sí solos, aquellos que no lo hacen conllevan al cáncer cervical.

Alto nivel de Actividad Sexual: ¿Empezaste a tener relaciones sexuales a temprana edad? Las mujeres que empiezan a tener relaciones sexuales cuando son muy jóvenes, son propensas a tener una mayor cantidad de parejas durante el resto de sus vidas y, en consecuencia, se hallan en mayor riesgo de contraer un HPV que podría derivar en cáncer cervical.

Múltiples Parejas Sexuales: ¿Has tenido un alto número de parejas sexuales? Debido que el HPV se contagia principalmente vía sexual, las probabilidades de obtener la infección aumentan de acuerdo al número de parejas sexuales que has tenido.

Fumar: ¿Fumas? Bueno, en adición al cáncer al pulmón y una cadena de otras enfermedades, también te encuentras en un alto riesgo de contraer cáncer cervical.

Infección VIH: Las mujeres que sufren de VIH poseen un sistema inmunológico débil, lo cual las hace más vulnerables a una infección HPV y menos capaces de luchar contra este virus. Un sistema inmunológico debilitado pone a las mujeres en un alto riesgo de obtener cáncer cervical.

Inmuno supresores: Si utilizas medicamentos a base de asteroides para controlar el asma o el lupus, debes saber que estudios recientes han determinado una relación entre el uso de medicamentos immuno supresores como las cortiscosteroide y un mayor riesgo de desarrollar cáncer cervical.

Síntomas tempranos del Cáncer Cervical

Los síntomas del cáncer cervical prematuro incluyen una fuerte descarga vaginal con olor desagradable; sangrados inusuales entre períodos o posteriores al acto sexual; períodos con sangrado más pesado y más duraderos; olor vaginal persistente; dolor súbito en el área de la pelvis o dolor inusual durante el acto sexual.

En los casos de cáncer más avanzados, una mujer puede experimentar un dolor persistente en el área pélvica, sangrado fuerte y una pierna inflamada.

Bueno, no a mí.

Tal vez estás pensando, no tengo de qué preocuparme, el cáncer cervical no me dará a mí. Pero, ¿cómo puedes saberlo, si no te has realizado un examen?

Tal vez piensas que no te encuentras en riesgo - después de todo, sólo has tenido relaciones sexuales con tu novio o esposo. Pero, ¿cómo puedes estar tan segura de que tu novio o esposo sólo tienen relaciones sexuales contigo?

Tal vez aún no te has realizado un examen debido a la falta de seguro médico. Si éste es tu caso, existen lugares en tu comunidad que proveen los exámenes de papanicolao a costos muy bajos o mejor aún, totalmente gratis para las mujeres que no cuentan con seguro médico.

Algunas de ustedes pueden pensar que un exámen de papanicolao es algo demasiado íntimo. Es verdad, éste examen es un poco íntimo, pero tan sólo dura unos minutos y puede salvar tu vida.

Desde 1940, el uso rutinario del examen de papanicolao ha ayudado a reducir las muertes por cáncer cervical en un 70% entre las mujeres en los Estados Unidos. Las Latinas también forman parte de esta revolución. Las mujeres sexualmente activas, o al menos aquellas que ya alcanzaron los 21 años de edad, deben realizarse éste examen cada año. Las mujeres con síntomas y señales de cáncer cervical, deben contactar a un servicio de ginecología inmediatamente.

Así que señoras, no más excusas. Llamen al 1-800-473-3003, la Línea de Ayuda bilingüe. Te ayudaremos a encontrar un proveedor de examen de papanicolao en tu comunidad a un bajo costo o gratuito.

Ahórrate dolor. Salva tu vida. Obtén tu examen de papanicolao este año y los que vienen, también.

Return to the Frontpage