February 3, 2006

Latinos en el Oscar

Un grupo selecto de latinos entraron en las nominaciones técnicas

Por Jose Daniel Bort

El Oscar este año no le dio cabida directa a los latinos en las nominaciones principales (película, director o actores). Sin embargo, seis latinoamericanos lograron entrar en las nominaciones técnicas en las categorías de mejor música, mejor cinematografía, mejores efectos especiales y mejor corto animado.

Aunque pocas, significa-tivas. El otro problema en que en dos de las categorías los latinos compiten entre si mismos. Quizás el más reconocido de todos sea el músico Argentino Gustavo Santaolalla, gracias a sus colaboraciones con Juanes y otros distinguidos miembros del movimiento pop y de rock en Español contemporáneo. Santaolalla fue nominado por la película “Brokeback Mountain”, la cual es la favorita para ganar la estatuilla y la que más tuvo nominaciones, con ocho.

Santaolalla ya ganó el Globo de Oro pero no en la misma categoría, sino como la mejor canción del año, con “A love that will never grow old”, compuesta justo a Bernie Taupin. Esta canción fue desechada para las nominaciones por la academia por una tecnicalidas, ya que la canción aparece escuchada en un radio y no forma parte integral del desarrollo de la trama. Es una lástima ya que de haber sido legitimada Santaolalla hubiese conseguido su segunda nominación en el mismo año.

Compite con el español Alberto Iglesias, por la música de la película “The constant Gardener”, del Brasilero Fernando Meirelles. Iglesias es conocido ampliamente ya que ha compuesto la música de prácticamente todas las películas de su compatriota Almodóvar. Santaolalla e Iglesias se enfrentan a la leyenda viviente John Williams, quien con sus dos nominaciones Munich y Memoirs of a Geisha ha implementado un record de nominaciones con 45.

La fotografía

La nueva generación de directores de fotografía mexicanos tiene sus dos mejores exponentes en Emmanuel “El Chivo” Lubezki y Rodrigo Prieto. Este año, ambos recibieron nominaciones, gracias a “The New World” y “Brokeback Mountain”, respectivamente.

Por fin se hizo justicia con Prieto, quien ha hecho tra-bajos de envergadura y debió haber sido nominado anteriormente al menos por “Frida”, y quizás también por “Alexander”. El fotógrafo de cuarenta años entró al negocio de la mano de “El negro” Alejandro González Iñarritu, gracias a las películas “Amores Perros” y “21 gramos”.

Por su parte, ésta es la tercera nominación del Chivo Lubezki, quien también entró al cine americano de la mano de otro mexicano, Alfonso Cuarón, por “La pequeña princesita”. Su otra nominación la consiguió gracias a su trabajo con otro grande, Tim Burton, con la película “Sleepy Hollow”. Hoy en día, Lubezki es uno de los directores de fotografía más importantes en todo Hollywood.

Los Efectos especiales.

El argentino Pablo Helman comenzó a trabajar hace más de un par de décadas en el cine, y se convirtió en uno de los protegidos de George Lucas en sus estudios de San Francisco. Pero Helman consiguió su primera nominación al Oscar por efectos especiales gracias a su trabajo con otro grande, Steven Spielberg, por la película “La guerra de los mundos”. De todos los nominados latinos, quizás Helman sea el que tenga más posibilidades para ganar.

La sorpresa la daría otro miembro de la “cofradía” del área de la bahía, el animador Andrew Jiménez. Este mexicano de origen ha trabajado para Pixar en sus últimas películas (The incredibles, Finding Nemo, Monsters Inc.), subiendo el ranking de los animadores con la velocidad de la espuma. Ahora su reconocimiento viene por el corto “One Man band” el cual compite en la categoría del mejor corto animado. La misma Pixar es la productora.

Los Oscares serán entregados en una ceremonia oficial en el Kodak Teather de Los Ángeles el próximo 3 de Marzo.

Return to the Frontpage