February 2, 2001


Programa Juvenil Intensifica

Por Alberto R. Melchor

El Programa de Abogantes Juveniles, dedicado a prevenir el abuso de alcohol, tabaco y otras drogas, está a punto de comenzar su segunda fase. Abogantes Juveniles seguirán conduciendo evaluaciones de tiendas donde se venden bebidas alcohólicas. Sin embargo, el programa no ofrecerá educación a comerciantes como lo hicieron anteriormente. En lugar de educación, los jóvenes abogarán para la ejecución de leyes relevantes a agencias como el Departamento de Policía y a la agencia de Control de Bebidas Alcohólicas. La preferencia de ejecución de leyes en lugar de educación fue basada en las experiencias del verano pasado, cuando los jóvenes condujeron evaluaciones en el área de Mid City.

Abogantes Juveniles es el producto de una colaboración entre Mid City For Youth Substance Abuse Momentum Team y La Fundación de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU). Agobantes Juveniles intenta sensibilizar jóvenes sobre las tácticas promocionales de las industrias de alcohol y tabaco, desarrollar abogados jóvenes de prevención inteligentes, abogar para la ejecución de leyes y ordenanzas, y crear oportunidades para que los jóvenes cambien el medio ambiente que controlan los adultos.

Los jóvenes reclutarán otros jóvenes que se interesan en la mejoría de sus comunidades, conducirán entrenamientos en comunicaciones y como conducir evaluaciones, abogarán para la reducción de establecimientos donde se venden bebidas alcohólicas en el área de Mid City.

Personas en este programa pueden comunicarse con Al-berto R. Melchor, 619-521-2250 x 316.

¿Qué pasó el verano pasado?

Un grupo de jóvenes fueron entrenados en leyes y ordenanzas relacionadas a la venta de bebidas alcohólicas y tabaco. Los jóvenes conducieron evaluaciones de riesgo anónimas. Los hallazgos de las evaluaciones juveniles fueron verificados por miembros del Substance Abuse Momentum Team. El Momentum team envió cartas a comerciantes con los hallazgos y ofrecieron un entrenamiento gratis para ellos y sus empleados.

Los Abogantes Juveniles conducieron más de 185 evaluaciones. Los resultados indicaron que más del 50% de comerciantes no cumplen con las leyes. La infracción más común era el exceso de anuncios promocionales en las ventanas, que legalmente no puede exceder el 33%. La holgazanería y el consumo político incrementó en la noche y fines de semana, igual que la venta a personas ya intoxicadas. Ningún comerciante local atendió el entrenamiento que se ofreció. La experiencia del verano pasado indica la necesidad de prácticas comerciales más responsables por parte de comerciantes en Mid City.

Regresar a la Portada