December 30, 2005

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Aunque la mona se vista de seda

Hace rato que nuestro ilustre Secretario de Relaciones Exteriores Eugenio (¡perdón!) Ernesto Derbez, no abusaba del derecho que todos tenemos a meter la pata. Pero la semana pasada, en el chubasco de reacciones ante la aprobación de la iniciativa de ley HB4437 en Estados Unidos, parece que el señor canciller no pudo dejar pasar la oportunidad.

Pero se le anticipó su jefe, en lo que podría ser el reverso de “de tal palo tal astilla”. El palo habló primero, y a la mejor mal informado por sus servicios de falta de inteligencia, declaró que “ya estaba cercano un acuerdo migratorio con Estados Unidos”. A la mejor fue mala suerte, pero lo declaró en la víspera de la aprobación de la ley que convierte en criminales a los que crucen la frontera sin papeles, a quienes no los denuncien por vivir sin papeles en México del Norte y a quienes les den servicios médico, sociales o educativos.

Girando por su estado natal, Vicente Fox dijo, literalmente, “me parece que estamos en el último estirón hacia la resolución en esta materia. Existen iniciativas en el Congreso estadounidense como la de los senadores John McCain y Edward Kennedy”. Digo mal informado, porque el que se la estiró unas horas después fue el congresista Sensenbrenner con su neo-propuesta-187, y con la ayuda de 36 demócratas, aprobó legalmente el odio a los migrantes.

Como buen esquizofrénico que es, el gran jefe metió freno y reversa al día siguiente y admitió que no hay tal cercanía. Hasta calificó de vergonzante la HB4437 y su proyecto de construir un muro de mil kilómetros en la frontera.

Pero la astilla Derbez fue más lejos. Empezó bien, calificando la HB4437 de “manca”, “tonta” y “miope”, pero el buen impulso no le duró mucho. Pidió un rechazo general latinoamericano contra Estados Unidos, pero lo que rechazó fue formar un bloque para hacerlo, sugerencia del nuevo presidente electo de Bolivia, Evo Morales.

Y en un tremendo cruzón de cables, anunció la contratación de una agencia gringa para mejorar la imagen de México ante Estados Unidos, con una campaña de publicidad.

Mona se queda.

Decimos cruzón de cables, porque contratar a Allyn and Company, de Dallas, Texas, está más relacionado con la pérdida del control de la frontera del lado mexicano ante los narcos, que como respuesta a la ley de Sensenbrenner. Allyn y Compañía, por módicos 300 mil dólares al año, armará “una estrategia de comunicación” y cabildeo en Estados Unidos, con spots de tele y radio, grupos de enfoque, espectaculares, desplegados en medios impresos y entrevistas de políticos y figuras mexicanas con líderes de opinión de Estados Unidos y Canadá. Los mensajes “se referirán a los avances democráticos del país y, en especial, a la fortaleza de instituciones clave de cara a las elecciones presidenciales del 2006”, reporta Notimex, bajo el lema central de “México, un país de leyes, un país democrático”.

Pa’ que se sepa, en Allyn nació aquello del “Cambio”, que ayudó a Fox a tronar al PRI en el 2000, y entre sus clientes están el ex gobernador panista de Aguascalientes Felipe González, hoy candidato al senado por el PAN con pistola al cinto y todo, y el gober panista de Guanajuato Juan Carlos Romero Hicks.

Para mi fue metida de pata anunciarlo ahora, pero aun peor es que según Relaciones Exteriores, “los servicios de Allyn and Company serán cubiertos con la partida especial de ‘Apoyo a Migrantes y Asesorías’, contemplada en el Presupuesto de Egresos de 2006".

Si. Le atinó usted, estimado lector. La partida de Apoyo a Migrantes es esa lana que nos costó un tompiate y la mitad del otro que se pusiera como presupuesto regular, y es la lana que se usa para ayudar en las repatriaciones de cuerpos, en el pago de abogados para defender a los paisanos de este lado, en la ayuda para mujeres y niños víctimas de violencia intra-familiar y cosas por el estilo.

Es una doble metida de pata, por anunciarlo ahorita, y por sacárselo a nuestro presupuesto. Triple, porque no nos ayuda a nosotros, sino a “la imagen” del gobierno. Y cuádruple, porque ahorita que me acuerdo, están prohibidas las campañas políticas en el extranjero.

Email Sr. Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage