December 30, 2004

Comentario

Un aumento salarial diario de un peso con setenta centavos para el trabajador mexicano para el próximo año 2005

Por: Paco Zavala

En México hay muchas maneras para expresarse, tomando como referencia la riqueza del idioma español, en el que existen más de 7 millones de palabras para expresarnos, pero que lamentablemente usamos un promedio de cien palabras en nuestra comunicación diaria y además las desvirtuamos pronunciándolas o escribiéndolas mal, además de mezclarlas con términos provenientes de otra lengua, pero estamos tan mal orientados que todo es posible.

Bueno, retomando la iniciación de nuestra nota, en México se puede hablar en forma cordial y amable, así como también en forma altanera y grosera. El aumento salarial diario para el trabajador mexicano de un peso con setenta centavos, es un aumento que causa hilaridad, además de considerarse una verdadera “mentada de madre”, ésta nimiedad económica es una verdadera ofensa a la integridad del individuo.

Veamos, al iniciar el año aumenta todo: la leche, los huevos, el gas, la luz, la gasolina, la tortilla, etc., el próximo año 2005 no será la excepción y con este estratosférico aumento de $1.70 (un peso con 70 centavos mexicanos) por día. Si hacemos una comparación con el dólar al tipo de cambio de $11.00 pesos por un dólar son apróximadamente quince centavos y medio. <La familia del trabajador mexicano va a poder sortear todos estos aumentos, costear sus gastos normales y podrán ahorrar un poco, para gastos imprevistos,> ¡esto ni soñarlo! El trabajador mexicano tendrá que buscar un trabajo adicional para poder cubrir todos los gastos de la familia y si no lo hay, se convertirá en un padre que abandona a su familia o se convierte en un delincuente.

Este aumento salarial es tan maléfico para el ciudadano citadino como para el campesino, ninguno de los dos podrá sostener a su núcleo familiar. El desinterés y la falta de sensibilidad tanto del capitalista, comerciante, fabricante, banquero o inversor, así como de las dependencias de gobierno involucradas en el control de salarios, además de la “mano vendida” de las cúpulas sindicales y de los jefes de los sindicatos, es una posición increíble e ináudita. “La canasta comienza a pasar agua o el barco está a punto de voltearse”, un movimiento social en estos momentos sería fatal y catastrófico, acto que todos lamentaríamos.

Este posible desazón hay que detenerlo tomando medidas preventivas, como dicen en mi pueblo (de cuajo), recuerden que dos de los movimientos sociales más fuertes que se desataron en México se han dado cada cien años, uno en 1810 y otro en 1910 y esperamos el 2010, que está a la vuelta de la esquina.

El mayor empleador de México, es el gobierno, para esto ha creado varios sindicatos y todos los trabajadores se encuentran protegidos si no con buenos salarios, con excelentes prestaciones sociales, sin embargo están protestando por las condiciones tan ma-las en las que están viviendo; imagínese Ud., que es lo que pasa con el trabajador que no tiene un protector como lo es un sindicato de gobierno, está realmente viviendo las de “Caín”, mal, muy mal, pero la desigualdad de condiciones se ven claramente y nadie hace nada para intentar igualarlas; sin embargo estas allí se encuentran claras, vibrantes y vivas.

Esta es una tarea que tendrá que resolver el gobierno federal actual y el nuevo gobierno que entrará en el 2006, de lo contrario aténganse a las consecuencias. Con estos principios se han dado muchos movimientos sociales fuertes que han terminado en una verdadera catástrofe general.

El movimiento de la Independencia de México, se comenzó a gestar después de la Toma de la Bastilla en Francia y se avivó con la Independencia de los EE.UU y el movimiento revolucionario mexicano de 1910, se comenzó a gestar con una anticipación superior a los 20 años. Y que fue lo que motivó estos dos movimientos: “la desigualdad de las clases sociales”.

En estas condiciones tan deplorables la delincuencia continuará en todas sus vertientes y no habrá fuerza que la detenga, ¡El hambre, es el hambre! y quien la siente y la vive en carne propia protesta; recuerdenlo el año 2010 está muy cerca y hay que esperarlo en paz y disfrutando de la felicidad.

Feliz Año Nuevo 2005

Letters to the Editor Return to the Frontpage