December 29, 2000


`Un Complejo Sacro'

Catedral de Tijuana Para el Tercer Milenio

Por Alfredo Ortega Trillo

Tijuana inicia enero del 2001 con los brazos arremangados, para levantar al cielo la obra monumental más portentosa que se haya erigido en esta esquina del país.

Si para el 2005 usted manda una tarjeta postal desde esta ciudad fronteriza, muy probablemente el destinatario admirará en ella una catedral circular color marrón de aproximádamente treinta metros de altura, sobresalida por un blanquísimo obelisco campanario del tamaño de un edificio de 25 pisos frente a una estatua grande de la Virgen de Guadalupe colocada sobre un pedestal a 57 metros sobre el nivel del suelo.

El pasado 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, cayeron las gotas de agua bendita, esparcidas por el Obispo Rafael Romo Muñoz, sobre la primera piedra de lo que será la nueva catedral de Tijuana para el tercer milenio, situada en esquina del Paseo Tijuana con Josefa Ortiz de Dominguez, Zona Río, frente a los Palacios Municipal y de Gobierno. Al acontecimiento concurrieron representantes de las máximas autoridades eclesiásticas, benefactores y delegados de todos los rincones de la diócesis desde el paralelo 28, así como de las diócesis vecinas de ambos lados de la frontera.

"Será un complejo sacro, el más importante del noroeste de México, y uno de los más importantes en toda la república y del Sur de California", expresó el padre Francisco Javier Jaime, rector del seminario y vocero del proyecto.

El conjuro comprende como elemento más importante la catedral, con capacidad para 3 mil personas sentadas, el atrio, donde cabrán 14 mil; el obelisco campanario en cruz; el gran monumento a la Virgen de Guadalupe; el edificio de la curia diocesana; el plan subterráneo de las criptas; el salón de eventos y el estacionamiento con capacidad para 450 automóviles.

La construcción de una catedral para cualquier ciudad es todo un acontecimiento, y aunque no se espera que la nueva catedral de Tijuana se termine en cincuenta años, como en los tiempos de las grandes catedrales, enero es el detonador explosivo de esta magna obra que espera concluirse a lo sumo en cinco años: mucho menos de lo que ha tardado en gestarse la larga historia del proyecto que se inició bajo la iniciativa del Sr. Juan Jesús Posadas Ocampo, entonces obispo de Tijuana, cuando el hoy ganador del concurso al proyecto de la catedral, el Arq. Eugenio Velásquez, muy probablemente jugaba al trompo y las canicas.

Historia del proyecto

El padre Francisco Javier Jaime me explicó que bajo la iniciativa del Sr. Juan Jesús Posadas Ocampo hubo patronatos, proyectos, y hasta una maqueta; pero que por una y otra razón, el proyecto se detenía. Fue durante el obispado del Sr. Emilio Berlié Belaunzarán que se lograron obtener las primeras donaciones de terrenos.

"El obispo Romo Muñoz", continuó el rector, "ha subordinado todas sus actividades privilegiando el proyecto de la construcción, pensando que se concluyan los trabajos en un plazo de entre tres y cinco años".

¿Cómo sintetiza el proyecto de la nueva catedral para Tijuana?

"Hemos querido construir un templo digno para Dios, la Virgen María y la Iglesia; un lugar de encuentro y oración que sea la casa del pueblo de Dios. Será el centro de la vida eclesial", agregó el padre Jaime, "y todas las parroquias de la diócesis nos reuniremos eventualmente en esta catedral para los grandes encuentros y celebraciones".

¿Cómo serán estos años de la construcción para la diócesis de Tijuana?

"Las obras de construcción serán para todos un punto de confluencia en el que todos vamos a estar comprometidos, desde benefactores locales hasta gente sencilla de parroquias periféricas. Queremos que sea un proyecto que englobe a toda la sociedad,, un proyecto hecho por y para todos.

Seguramente contaremos también con el apoyo de diócesis vecinas de California", añadió.

Financiamiento

¿Cuánto costará la catedral de Tijuana?

"El costo es aproximado: unos 30 millones de dólares. Por lo pronto, gracias al apoyo de benefactores locales y al esfuerzo del patronato pro construcción, ya hemos reunido el 25 por ciento, suficiente para echar a andar la obra. Contamos también con ofrecimientos de personas que dijeron que una vez arrancando el proyecto harían donativos significativos para que la obra no se deten-ga".

El rector del seminario me explicó también que el proyecto no sólo es autofinanciable mediante un sistema de venta de criptas con capacidad para cien mil urnas, sino que se piensa obtener remanentes que sirvan para impulsar obras pastorales de las diócesis.

Realización del proyecto

¿Quién está a cargo de la construcción?

"Muy probablemente el obispo designe al arquitecto Roberto Curiel, quien ha sido de los más entusiastas y decididos en la realización de este proyecto. Por su parte, el despacho del arquitecto Eugenio Velázquez, ganador del concurso, se encargará de supervisar el aspecto arquitectónico".

El concurso

Dentro de una atmósfera entibiada con penumbras tenues y luces cenitales que caen sobre escritorios encontré al arquitecto Velázquez en su despacho del edificio Carvajal de la Zona Río dando los últimos toques al proyecto.

"Las últimas modificaciones las presenté anteayer, pero todavía tendremos que hacer algunos ajustes un poco sobre la marcha", dijo.

A sus espaldas, sobre la pared pende el plano y los bocetos de la catedral. Se gira en su asiento rotatorio y me va señalando los elementos de la obra: La nave circular, la magnífica explanada ascencional del atrio que conduce hasta las tres entradas del pórtico con su balcón al centro, debajo de una espadaña que rememora las fachadas de las viejas capillas misionales de las californias; el sorprendente obelisco en cruz de 90 metros de altura con un mirador arriba; la estatua giratoria de la Virgen sobre una cúpula.

El joven arquitecto mueve los brazos mientras habla, como si dibujara en el aire la monumentalidad de su obra y de pronto se queda en silencio con los brazos en alto, mientras salpica ese silencio un hilo de agua cayendo a un estanque de piedra junto a su escritorio.

Para la elección del proyecto se convocó a varios concursos, en los que participaron diversas firmas de arquitectos locales, nacionales y extranjeros, como es el caso de los diseñadores de la catedral de Los Angeles, entre otros.

Cuando ganó el proyecto del arquitecto Velázquez el segundo concurso, los organizadores decidieron convocar un tercero. "Como no nos vieron canas en la cabeza, pienso que se decepcionaron", opinó el arquitecto.

Para el tercer concurso participaron otros grupos de arquitectos que vinieron de Monterrey, Mexicali, incluso participó la prestigiosa firma de arquitectos que diseñaron el templo mormón que está en La Jolla, junto al Freeway 5. "Y pues, volvió a ganar nuestro proyecto". Que no se preocupen. Las canas vendrán después.

¿En qué te inspiraste?

"Primero que nada, en nuestra condición de ser de aquí, de haber crecido aquí. Nos inspira nuestro pueblo, nuestra gente, el arraigo a la tierra. Siento que esta es una estupenda oportunidad que se nos brinda para contribuir con algo a la ciudad que tanto nos ha dado. Por otra parte, la diócesis quería una catedral para honrar a la Virgen de Guadalupe. De ahí se nos ocurrió la idea de fabricar una gran escultura montada en una bóveda a 57 metros de altura, equivalente a un edificio de 16 niveles. La escultura de la Virgen dará una vuelta completa cada 12 horas, sin que su movimiento sea percibido por el ojo humano".

Estilo

¿Qué nos dices del estilo?

"Es una mezcla de estilos. Las bases del concurso determinaron que tuviera aires contemporáneos, que fuera original, mariano; que tuviera un toque misional y mexicano. Más que a lo mexicano, yo le quise dar relevancia a lo bajacaliforniano; que fuera una expresión y un símbolo de esta región. Tiene líneas modernistas pero también elementos del pasado, y materiales, colores y texturas de la región. Además tiene muchos elementos simbólicos estructurales que la harán muy particular".

En el plano se aprecia la nave circular. ¿Te inspiraste en la Basílica de México?

"No precisamente. En realidad, el círculo de la nave, que por cierto es de 70 metros de diámetro incluído el pasillo perimetral del interior, tiene algunas intersecciones de superficies planas. Me inspiré en el círculo pensando lo que es la forma más perfecta y que mejor representa a Dios. También pienso que el círculo evoca la noción de vientre de una madre, una forma que invita al recogimiento; igual que una fogata también reune a las personas en círculo para que todos se acerquen al calor del fuego. Como vez, se pueden citar muchos ejemplos para defender el círculo".

¿Cómo estará orientada la catedral?

"La fachada estará orientada hacia el noroeste, de manera que desde la glorieta la vista será de tres cuartos, pudiéndose ver al mismo tiempo la fachada y un costado".

¿Qué materiales se van a utilizar para el acabado y apariencia de la construcción?

Principalmente será de ladrillo prensado color terracota con junturas de color arcilloso, en contraste con el obelisco campanario en blanco puro y parte del templo, igualmente en blanco. También hemos estudiado entre los elementos naturales más expresivos de la región para incorporar texturas y colores de rocas como las que encontramos en la Rumorosa. De hecho, a un costado sobre la avenida Paseo Tijuana habrá un promontorio de grandes rocas donde borbotea el agua desde la parte del agua se filtrará a través de un muro y la gente podrá colectar esta agua que será agua bendita".

Así que, además de la fachada, tendrá un costado bastante vistoso.

"No sólo eso. También hemos querido aprovechar el techo. Por la parte de afuera va a ser posible ascender por el techo siguiendo el curso de una cruz latina, cuyo centro estará representando el círculo de una Eucaristía que rodea, a su vez, a un gran domo flanqueda por siete olivos e inspirado en el domo del panteón de Roma. Por este domo de alabastros entrará un rayo de luz cenital hacia la nave".

El hilo de agua seguía saltando al estanque junto a su escritorio, produciendo una melodía demasiado humilde para imaginarme ese domo.

Bueno —me acomodé en mi asiento— Vámonos situando como con los pies en la acera a punto de ingresar a catedral. ¿Cómo es ese ingreso?

"Se pasa primero por una ancha calzada peatonal que es el atrio, donde estarán representadas las catorce estaciones del Via Crucis, cada una iluminada por un gran farol con nueve lámparas que proveerán la iluminación de la calzada en su conjunto. Otro aspecto interesante del atrio es su monumento central a lo largo de su curso, en homenaje a aquellos misioneros que evangelizaron la península, junto con indígenas y españoles que los acompañaron en su travesía".

Y habiendo recorrido el atrio ya estamos a punto de ingresar...

"¿Tú quieres ingresar desde hace rato verdad?"

Es que se nos impacientan los lectores.

"Pues sí, después del atrio, el ingreso a la catedral está enmarcado por un pórtico con tres accesos representando a la Santísima Trinidad. Arriba del acceso central habrá un gran balcón desde donde el obispo podrá dirigirse a los fieles en las grandes celebraciones".

¿Y cómo es por dentro la catedral?

"Iluminada con grandes vitrales. El bautisterio, por ejemplo, tendrá la forma de un gran cilindro de vitral con una altura de cuatro niveles por doce metros de ancho. Habrá vitrales también en la Capilla del Santísimo, así como en el área de los confesionarios, en el coro y otros dos vitrales más, de siete niveles de altura".

¿Qué va a pasar con la catedral actual?

"En cuanto a la actual catedral, continuará como está, como un templo con una denominación especial, por todo lo que significó para el siglo XX en la historia de Tijuana, especialmente habiendo sido una de las primeras iglesias que se construyeron en esta ciudad".

(Reimpreso de La Cruz de California, Año 5, No. 1, Enero de 2001).

Regresar a la Portada