December 28, 2001

Imitemos a Esther

Por Sergio Nogues

Esther es una empleada de un banco, la cual conocí hace muchos años cuando yo era contador de una compañía. Durante todo ese tiempo, siempre que me comunicaba con ella por alguna situación, su respuesta era la mejor y mostraba un gran deseo no solo por resolver la situación, sino por buscarle la mejor solución. Yo abrí mi cuenta personal con ese banco y a través de los años su servicio ha sido el mejor. Cuando he ido a verla personalmente, siempre está ocupada pero en todo momento ha tratado de darle el mejor servicio, tanto al cliente que tiene en el teléfono como al que ha estado presente.

Esta forma de realizar su trabajo es algo digno de admiración y sería maravilloso que todos los empleados, cualquiera que sea su labor, lo hicieran de igual forma. Todo puesto de trabajo es importante, lo mismo sea una posición profesional o ejecutiva que un simple empleado en una factoría, en una caja registradora, atendiendo al público, limpiando lugares, recogiendo basura, etc. El amor que Esther demuestra en su puesto de trabajo es algo que todo empleado puede expresar en cualquier posición. Por lo tanto en toda labor que realicemos, tratemos de "imitar a Esther".

Al realizar cualquier trabajo de producción, de almacén, de transportación, de atención al público, etc., es muy importante mantener un pensamiento positivo con el reconocimiento de que gracias a la labor que estamos realizando, muchas personas van a ser beneficiadas. De igual forma que Esther hace su trabajo lo mejor posible, tratemos de hacerlo cada uno de nosotros en cualquier labor que estemos realizando y así ayudaremos a una mejor forma de vivir para toda la humanidad pues esto está en las manos de cada uno de nosotros individualmente. Por lo tanto "imitemos a Esther".

Al realizar un trabajo de limpieza en cualquier lugar, al cortar la hierba, pintar paredes, hacer reparaciones, etc., es importante reconocer que gracias a nuestro trabajo, nuestra ciudad, nuestro país, nuestro planeta lucirá mejor. Tratemos de ayudar a que se pueda vivir de una forma mejor. Por lo tanto "imitemos a Esther".

Una relación armoniosa entre personas, vecinos, en el trabajo, entre países, ayuda a una mejor forma de vivir y trae como resultado un mejor desarrollo para toda la humanidad y la clave para que esto pueda llevarse acabo es realizar lo mejor en todo lo que hagamos. Por lo tanto "imitemos a Esther".

Regresar a la Portada