December 28, 2001

Atrapamos: A las Compañías de Tabaco con las Manos en la Masa

Los éxitos del control de tabaco en California y los continuos desafíos

En un juego por tres años entre el ratón y el gato, dedicados voluntarios han trabajado con el Procurador General de California Bill Lockyer para seguir el rastro de violaciones por parte de las compañías grandes tabacaleras con el Master Settlement Agreement (MSA), Smokeless Tobacco Master Settlement Agreement (STMSA), y la ley del estado. Utilizando ojos y oídos de cientos de Californianos, la oficina del Procurador General tiene documentos que demuestran las violaciones de las compañías de tabaco y usó esa información para iniciar un juicio contra la industria tabacalera y negociar pagos adicionales.

Demandas legales han sido establecidas a través de MSA y archivadas por 46 estados incluyendo el estado de California en donde se responsabiliza a las grandes compañías tabacaleras por la difusión de daños, agravios y grandes perjuicios que han causado a los Americanos. El acuerdo pone restricciones en la publicación, promoción y mercadeo del tabaco y requiere que las compañías participantes paguen un estimado de 175 billones de dólares por los próximos 25 años. La parte del acuerdo monetario para California se estima en 21 billones de dólares.

Noviembre marcó el tercer aniversario del MSA y el comienzo de nuevas protecciones contra la malévola estrategia de mercadeo de tabaco. De ahora en adelante, las compañías tabacaleras estarán limitadas al auspicio de una sola marca por año, aunque el auspicio del nombre de la compañía será permitido. La vigilancia será más importante que nunca.

Bajo la dirección del Procurador General Lockyer, California ha establecido la unidad más grande de control contra el tabaco para poner en ejecución el acuerdo (MSA). La litigación de tabaco y la División de Control de este acuerdo ma-neja los pagos que fueron establecidos en el acuerdo (MSA), aplica todas las provisiones del MSA y se llevan a juicio los rompimientos en contra de otras leyes estatales relacionadas al tabaco.

El público juega un rol importantísimo en ayudar a mantener a las grandes compañías de tabaco honestas. Cuando los nofumadores de California empezaron a recibir en el correo cajetillas gratis de Camel y Winston, muchos de ellos se comunicaron con la oficina del Procurador General de California. Se inició una investigación por medio de la cual se requería a R.J. Reynolds a desistir el reparto de cigarrillos gratuitos a personas que no lo solicitaban.

En Septiembre miembros de la Coalición Juventud Libre de Tabaco de la Asociación Ame-ricana del Pulmón asistieron al Rodeo de Poway del 2001 que era un evento familiar para documentar posibles violaciones cometidas por las compañías tabacaleras de U.S. El rodeo incluyó actividades para niños como la "redada de carneros" (mutton bustin) y el rodeo infantil que atrajo en su gran mayoría a una audiencia juvenil. Sin embargo, el acuerdo (MSA) prohibe auspiciar eventos de tabaco cuando los participantes son menores de 18 años. Lo más horrorizante fueron los baberos imprimidos con la marca Copenhagen que es el nombre de la compañía líder de tabaco para mascar. Los voluntarios que hicieron las observaciones mandaron la información a la oficina del Procurador General para proveerlos con la información necesaria y actuar legalmente en contra de las compañías tabacaleras.

En Marzo de este año, el Procurador Lockyer estableció una demanda en la Corte Superior de Justicia de San Diego contra R.J. Reynolds por tratar de hacer publicidad a la juventud a través de anuncios de revistas, así como anuncios ilegales al aire libre. Lockyer dijo que la demanda es parte de un esfuerzo multiestatal para hacer responsabilizar a las compañías tabacaleras de sus violaciones descaradas al acuerdo de MSA: "esto enviará un fuerte mensaje a Reynolds de que no podrá continuar violando impunemente el acuerdo MSA".

El Procurador General negoció recientemente un acuerdo prohibiendo a "Swedish Match" de distribuir muestras gratis de productos de tabaco en lugares públicos en California y requirió que la compañía pagara $375,000 de multa.

Estas historias de éxito y la continua dedicación de parte del Procurador General Lockyer para vigorosamente aplicar la ley con el acuerdo (MSA) son noticias de estímulo. Por otro lado, las noticias desalentadoras son de que las grandes Compañías de Tabaco todavía tratan de seguir saliéndose con la suya.

Nosotros alentamos al público a que participe y que se pongan en contacto con la oficina del Procurador General del Estado al teléfono (916) 565-6486 o a la página cibernética: http://caag.state.ca.us/tobacco.

Regresar a la Portada