December 27, 2002

Nonaka Pionero de la Fotografía de Tijuana

Organizan y Realizan Extraordinaria Retrospectiva Fotográfica de la Tijuana de Antaño, denominada “Nonaka en Tijuana”

Por: Paco Zavala

Hasta hace poco tiempo, poco se sabía de Tijuana, pero hoy día los que residen y quieren a Tijuana, siempre andan en la búsqueda de vestigios o de datos que identifiquen claramente a esta próspera ciudad.


Grupo de Señoritas que laboraban en las distintas instalaciones del Complejo Turistico de Agtua Caliente.

El Lic. José Gabriel Rivera Delgado, Coordinador del Archivo Histórico de Tijuana, ha descubierto muchísima información a este respecto y la ha almacenado en este Centro, que conserva datos, información, fotografías, postales, documentos y demás.

De una manera somera a continuación analizaremos una pequeña parte de esta riqueza cultural de nuestra ciudad de Tijuana.

Para empezar el Lic. Rivera Delgado y el Prof. Fernando Aguilar Robles Maldonado, encontraron que el Sr José Génaro Kingo Nonaka, fue un fotógrafo profesional que cubrió con su cámara eventos que se realizaron en Tijuana durante los años de 1924 a 1942 y, que están firmemente relacionados con la vida activa de Tijuana, en todos sus contornos y vertientes sociales, políticas, laborales, sindicales, cívicas, militares y escolares.

De este dato tan importante se desprende la médula de esta fascinante historia que ubica a Tijuana, como una ciudad progresista y productiva y no como se le ha tachado todo el tiempo como una ciudad prostituída y escandalosamente exhibida y comparada con una Sodoma y Gomorra.

La importancia histórica de este conjunto de fotografías que en su tiempo tomó el fotógrafo japonés nacionalizado mexicano José Génaro Kingo Nonaka y que gracias al apoyo de su hijo Génaro Nonaka podemos apreciar, fue que registró gráficamente con su cámara “Grafflex” cientos de imágenes de la que era entonces una creciente ciudad de los años 1920, 1930 y 1940.


Don José Genaro Kingo Nonaka. Al margen inferior derecho se percibe diploma de graduación del "Institute of Applied Science."

Las fotografías de referencia están tomadas sobre la vida cotidiana de la ciudad.

Por esta razón el Archivo Histórico de la Ciudad de Tijuana, ha conjuntado todo este material y lo está exponiendo en diversos sitios de la misma ciudad, como: nacimientos, bautizos, primeras comuniones, quinceañeras, bodas, defunciones, bailes, desfiles, eventos cívicos, negocios y muchos acontecimientos más.

Existen en esta exposición un número de 30 fotografías que nos muestran como era la celebración de las fiestas patrias en estas décadas, en que calles se realizaba el recorrido del desfile, de como participaba la comunidad en estas festividades, en que sitios se celebraban las fiestas patrias, de la manera en que eran adornados los carros alegóricos y de quienes participaban en ellos, de como se coronaban las reinas y su corte de honor, sus princesas y sus cortes imperiales, de como se vestían las reinas y sus cortes, en fín todo lo que se relacionaba en ese entonces con las fiestas patrias, mismas que en esta ciudad de Tijuana se celebran desde finales del siglo XIX.

Para complementar esta historia entrevistamos al Sr. Génaro Nonaka Hijo del Sr José Génaro Kingo Nonaka, de la que conservamos la siguiente exposición de detalles y datos sobre la vida de tan ilustre ciudadano.


Genaro Nonaka García.

Nos comentó el Sr. Génaro Nonaka que su Sr. Padre, nació en la Prefectura de Fukuoka, Japón el 2 de diciembre de 1889. Como las cosas no le iban muy bien en su tierra natal por aquellos años, decidió viajar acompañando a otros inmigrantes japoneses y llega a México en el año de 1906 a la edad de 17 años. Se interna a este país con el objetivo de trabajar en el cultivo del café en el Estado de Chiapas y lo hace usando el puerto de Salina Crúz, Oaxaca. Así ya estando en este país y de trabajar por algún tiempo, decide partir hacia los EE.UU. buscando encontrar trabajo y por lo tanto lograr una mejor condición de vida. Llega a Ciudad Juárez, Chihuahua y ya en esta ciudad desconociendo las costumbres, la lengua y tantas cosas, por supuesto en un principio batallando, duerme en una banca del parque, pero, una piadosa señora de nombre Vivina Cardón, un día de tantos lo recoge y lo adopta, enseñandole la lengua, las costumbres y todo lo que el chamaco necesitaba. En Ciudad Juárez, consigue trabajar en una bodega de forrajes y semillas, al tiempo, después de trabajar duramente con sus ahorros decide establecerse por su propia cuenta y monta una tienda de abarrotes, pero la suerte no está con Nonaka, la tienda es robada y saqueada por unos vándalos. Después de pasar este trago amargo de la vida se emplea como enfermero en el Hospital Civil de la ciudad; ya estando trabajando le toca vivir muy de cerca el conflicto armado revolucionario y se enrola como enfermero en la Sección de Sanidad primero del grupo maderista y cuando Madero es asesinado, labora con el grupo Villista.

En el año de 1915, regresa a la ciudad a trabajar de nueva cuenta como enfermero en el Hospital Civil. Ya de regreso la suerte le sonríe y conoce a la enfermera doña Petra García Ortega y la enamora y se casa con ella. Del matrimonio Nonaka García nacen cinco hijos, que son: María, Uriel, Virginia, José y Génaro respectivamente.

Seis años después en el año de 1921, visita Tijuana y la percibe próspera y trabajadora y decide establecerse. Tijuana en ese entonces era muy pequeña, pero era una ciudad en desarrollo que ofrecía mejores condiciones para establecerse. Al arribar a Tijuana el Sr. Nonaka trabaja en el comercio, posteriormente se emplea como barbero y en el año de 1924 el Sr. Nonaka recibe su Carta de Naturalización que lo acredita como ciudadano mexicano y es firmada por el presidente de la república de ese entonces el Sr. Plutarco Elías Calles. En 1924 se inicia como fotógrafo, actividad que lo consolida y le otorga fama y las autoridades civiles de la entonces Delegación de Gobierno, lo contrata para que tome fotografías a todos los presos que se encontraban en la cárcel pública. Esta posición le dá la oportunidad de fundar el Departamento de Identificación de la Comandancia de Policía de Tijuana. El Sr. Nonaka al ser ciudadano civil se convierte en ciudadano policía. Posteriormente es miembro fundador de la Policía privada, con cobertura en la ciudad, pero a partir del año de 1932 el gobierno del territorio le amplía la cobertura a todo el territorio de la Baja California.

Nonaka, siempre hombre inquieto, deseoso de progreso y de mejorar su condición de vida y de policía , decide tomar un curso por correspondencia, tomando un Diplomado en Fotografía, Dactiloscopia, Criminología y Grafología, graduándose de esta manera en el año de 1933 en el “Institute Of Applied Science de Chicago, Ill.

Un año después en 1934, con su inquietud perenne funda en Tijuana la Escuela Industrial Mecánica Automotriz , misma que se encontraba ubicada cerca del famoso Puente México, esta escuela es fundada con la finalidad de proporcionar a los jóvenes de aquel entonces una carrera de utilidad para ellos y sus familias. En fecha posterior su estudio de fotografía se pierde en un incendio, perdiendo además del negocio bastante material gráfico, por lo que tuvo que reubicarlo en la calle 6ta denominándolo “Fotografía Nonaka”.


Equipo de Beisbol del Sindicato Unico de Trabajadores del Gob. del Territorio, acompañados del Sr. Quiroz en Diciembre de 1939, en el Palacio de Gobierno (hoy antiguo Palacio Municipal).

En el año de 1942, debido al conflicto bélico de la II Guerra Mundial, don José Nonaka, tuvo que trasladarse al igual que otros japoneses a la ciudad de Guadalajara, pese a que el Sr. Nonaka, ya era ciudadano mexicano no quiso meterse en problemas y viaja con sus paisanos. Al terminar la II Guerra Mundial el Sr. Nonaka, cambia de lugar de residencia y se establece en la Cd. de México, en donde monta una fábrica de juguetes en la que trabajan puros paisanos japoneses, después tiene otros negocios. En ese entonces en unión de otros ciudadanos mexicanos fundan el Instituto Nacional de Cardiología. Después radica en Monterrey, pero ya no regresa a Tijuana.

El Sr. Nonaka, vivió una acusación injusta, sobre todo de aquellos a los que el consideraba sus amigos, por esta razón ya no regresó a radicar en Tijuana.

En el año de 1966 al Sr. Nonaka, el gobierno de México le otorga una merecida condecoración al Mérito Revolucionario, como veterano de la Revolución Mexicana.

El Sr. José Génaro Kingo Nonaka, fallece en la capital de la república a la edad de 86 años el 8 de septiembre de 1975. Sus restos descansan en el Panteón Jardín de la Capital Azteca.

En esta reunión participó el Prof. Fernando Aguilar Robles Maldonado, de quien únicamente pudimos escuchar algunas palabras alusivas a la importancia de la exposición de las fotografías tomadas por el Sr. Nonaka.

Como ya lo comentamos en el principio de esta historia el Lic. José Gabriel Rivera Delgado Coordinador del Archivo Histórico de Tijuana, es quien participa activamente en conjuntar toda esta información y también él amablemente nos otorgó una entrevista que incluímos a continuación:

Después de comentar ampliamente sobre el detallado trabajo que desarrolla el Archivo Histórico de Tijuana, de comentarnos sobre sus metas y retos, en tan encomiable perspectiva, entramos de lleno al comentario sobre los trabajos del Sr. Nonaka.

Se le preguntó a él ¿Por qué? el título de Retrospectiva Fotográfica de la Tijuana de Antaño, a lo que su respuesta fue la siguiente:

Lo interesante de las fotografías del Sr. Nonaka , es que él tomó cientos de imágenes y fotografías de Tijuana, entre 1924 y 1942. El año 1924 cuando el empezó a tomarlas y el año 1942 cuando tuvo que salir repentinamente de Tijuana.

En ese marco casi de los veinte años, 18 años como lo comentamos. En lo interesante de sus fotografías es que él tomo de la ciudad de Tijuana. Antes ya se habían tomado muchas imágenes de Tijuana, desde el siglo XIX, estas fotografías fueron tomadas por extranjeros, básicamente turistas, que vinieron aquí y que siempre trajeron su cámara fotográfica, que tomaron sus imágenes, pero estas imágenes siempre fueron de la avenida Revolución, del área turística, de lo que eran sus atractivos en ese entonces, tales, como la “linea”, el hipódromo, la feria típica de Tijuana y en algún momento los casinos, estas eran las imágenes que más se manejaban en la época de la prohibición de los años 1920, en la época de la ley seca que termina en 1933.

Continúa el Lic. Rivera Delgado.

En el caso del Sr. Nonaka, es que él se introdujo en la comunidad, entonces nos permite percibir una visión clara y distinta de la Tijuana de esa época, nos presenta una imágen de lo que era la vida comunitaria, de como era la vivencia interna en la comunidad. El estadounidense nomás arribaba a la Av. Revolución y se regresaba, esta es la imágen que tiene y que actualmente la conserva, es la imágen que millones de visitantes tienen de Tijuana y de México, únicamente lo que se percibe en la avenida Revolución, en muchos de los casos.

De esta manera el Sr. Nonaka al ser miembro perteneciente a la comunidad Tijuanense, porque el era ciudadano mexicano por naturalización, se involucra en los acontecimientos de la ciudad de aquel entonces y tomaba fotos de bautizos, matrimonios, defunciones, o sea que incluso existen fotos de los panteones municipales, de 15 años, de las bodas, de las graduaciones, de los desfiles cívicos, de los edificios públicos y privados de la época, de la sociedad, de los deportes, ya en esa época habían equipos de beisbol y basquetbol.

Esta es la riqueza de las fotografías del Sr. Nonaka y por eso se le ha nombrado “Pionero de la Fotografía de la Ciudad”, porque además fundo un estudio fotográfico que se llamó “La Moderna”.

Ahora bien al Sr. Nonaka se le puede comparar con la familia Casasola, como fotógrafos nacionales, Nonaka como fotógrafo de Tijuana. Las fotografías de Casasola son muy conocidas, así también las fotos de Nonaka en Tijuana, B.C. el Sr. Nonaka también tomó fotos en Ensenada, Tecate y Mexicali.

Esta es la importancia histórica de este acervo fotográfico. Ahora bien en muchos libros que han sido escritos sobre la historia de Tijuana han sido incluídas fotografías de Nonaka, pero poca gente sabe quien era Nonaka y como era.

A raíz de que se empezaron a publicar sus fotos en varios medios de comunicación y en la exposición, es como se percibe y se da a conocer el rostro del Sr. Nonaka.

En un artículo publicado por el Sr José Saldaña Rico en la revista “Fundadores” hace una pequeña semblanza del Sr. Nonaka.

En esta exposición ocupa y se le otorga un sitio que en la actualidad debe ocupar, porque en el trabajo de 90 exposiciones de que consta esta exposición así lo ubican, una parte biográfica y otra parte dedicada a su actividad fotográfica.

A pregunta expresa al Lic. Rivera Delgado, sobre sí esta exposición se expondrá en otros sitios, la respuesta fue la siguiente:

Bueno si, nuestra proyección en este año a partir de Julio se ha expuesto en cuatro sitios. Primero en el Edificio del mismo Archivo Histórico de Tijuana, ubicado en el Antiguo Palacio Municipal, enseguida en el Patio Central del Palacio Municipal en la Zona del Río, también en la Sociedad de Historia de Tijuana y termina el año en la Casa de la Cultura Altamira.

Nuestro objetivo para el próximo año es llevarla a Ensenada para lo que ya se han hecho algunas gestiones, también se pretende exhibirla en Mexicali y posiblemente en San Diego. Pretendemos exponerla en la UABC y en cada una de las seis delegaciones existentes en Tijuana, con el fín de tener una amplia cobertura y difusión.

Existe la idea compartida entre el Sr. Nonaka y el Archivo Histórico de publicar un catálogo, en el que se incluirían las mejores fotografías; este es un proyecto que esperamos muy pronto verlo hecho realidad.

Continúo el Lic. Rivera Delgado con algunos comentarios sobre proyectos para el futuro.

Como se percibe el Sr. José Génaro Nonaka, es un verdadero personaje que lo que heredó a los Tijuanenses es un tesoro que debe hacerlos sentir muy orgullosos de haber nacido y de pertenecer a la sociedad de esta gran ciudad, la cual todavía hoy día hay quien se atreve a acusarla de tantas infamias, esta identificación con el pasado de Tijuana, es la herencia de los forjadores de una tierra llena de promesas y de ilusiones, que con trabajo se hacen realidad.

Gracias Sr. Nonaka, por habernos heredado este tesoro.

Return to the Frontpage