December 24, 2003

La fama bien ganada

Julio Iglesias Jr. Celebra la Navidad en Madrid con su Familia

Por Jose Daniel Bort

Es conocido por su actitud de niño terrible. Es por eso que la dulce amenaza se planta en su cara que no denota los treinta años que tiene.

“¡Tómame bien la foto sino quieres que te parta la cara!”

“¿Ah?”

El retoño de Julio Sr. saluda con la educación heredada de su padre pero también se encarga que la entrevista salga a su medida, en el “living room” del hotel Borgata en Atlantic City, una de sus paradas en la gira nacional que viene haciendo hace seis meses.

“Estoy saliendo en quince minutos a Miami, donde haré mi último concierto del año. Luego me voy a celebrar con parte de mi familia a Madrid, donde pasaré la Navidad y el año nuevo”.

La parte de su familia de la que habla es su madre Isabel Preysler y su hermana Chabeli. No hubo comentarios sobre si su hermano Enrique o su padre se unirían a la celebración.

“Es el mejor regalo que me puedan dar para la navidad. Despues de estar en gira por casi todo el año preparando el disco, lo único que deseo es reunirme con mi familia y contarle todo lo que me ha pasado”, comentó el Junior.

El Album

A pesar de que su nuevo CD “Tercera dimension” no ha calado en el público como se esperaba (su posición más alta en el Billboard fue número 15, según topcharts 40.com), Julio no se siente desinspirado en lo más mínimo.

“Estuvimos en Argentina y Chile y el resultado fue tremendo. A principios de el próximo año vamos a estar en Puerto Rico y nos estamos preparando para ir a Europa, estoy muy contento con el resultado”.

“Esta ha sido una labor de amor por lo que siempre había querido realizar. Me tomé mi tiempo para realizar las canciones que son todas de mi autoría. Me siento sumamente orgulloso porque después de ‘Los Demás’, hemos estado sonando con ‘Déjame Volar’ y ‘Ojos Negros’. Cualquiera de las canciones del disco puede llegar a ser un sencillo en la radio”, dijo Iglesias enfático.

Las esperanzas siguen vivas para este cantautor que ha tenido que trabajar arduamente para ganarse un nombre por sí solo a pesar de tener un padre y un hermano que solidificaron sus carreras primero. Iglesias no se mortifica.

“Yo ya tenía muchas otras cosas andando cuando decidí que la música era lo mío y lo dejé todo por estar aquí. No me arrepiento para nada”.

Y mientras tomamos la foto para el reportaje, Julito el jefe sale adelante.

“A ver, tómame este angulo que sale mejor desde aquí. Borra esa, ¡me veo como un idiota ahí!”.

Return to the Frontpage