December 21, 2001

Comentario

¿Qué no lo importante es hacer el bien y amar al prójimo?

Por Enrique Davis Mazlum

México D.F. - En los últimos dos meses uno de los temas principales de conversación ha sido el de la religión. Estos ejemplos son experiencias personales y no estoy diciendo que todas las personas que practican las diferentes religiones de las que voy a hablar son así. Después del los atentados en Estados Unidos, muchas personas se preguntan ¿Existe Dios? ¿Qué Dios? ¿Por qué permitió que murieran esas personas de esa forma? ¿Todos los musulmanes son terroristas? ¿Es diferente el Dios de los musulmanes y el de el Presidente George Bush? ¿Cuál es la verdadera religión? ¿Dónde estaban los lideres religiosos después de los atentados? Estas han sido preguntas y discusiones que he escuchado durante estos dos meses y pienso que no son las religiones las que han fallado, sino las personas que las practican y malinterpretan las religiones y sus propósitos.

Cierto es que la lucha entre las religiones han sido causa de derramamiento de sangre, tal es el caso de las luchas cristianas entre los protestantes y los católicos en los siglos XVI y XVII. Es irónico que las religiones hablen de amar al prójimo, siempre y cuando el prójimo piense, actúe y se desenvuelva como ellas quieren. Pienso que las personas siguen siendo intolerantes y que no hemos aprendido a convivir con otras personas, a respetar y tolerar. Este grupo de personas no llega a los extremos como los grupos que se escudan en sus religiones, para justificar sus actos intolerantes. Tal es el caso de los fundamentalistas islámicos ó del Ku Klak Klan en Estados Unidos, pero sí llegan a dañar a la sociedad. ¿Qué no lo importante es hacer el bien y amar al prójimo?

¡México es un país intolerante! Esto tal vez sorprenda a muchos de ustedes, pero es cierto, hay machismo, discriminación social, económica, religiosa, a pesar de que el 90% de la población mexicana se considera católica. El 2 de noviembre del 2001 fuimos al pueblo de Mixquic a presenciar una de las grandes tradiciones en México, el día de Muertos. Mixquic es uno de los pueblos que sigue gran parte de las tradiciones del día de muertos, pero también podemos observar la intolerancia de ciertas personas. Estaba una señora repartiendo folletos de la iglesia y al darlos decía: "Dios te quiere hijo, Dios perdona tus pecados.", pero en el momento que alguien no aceptaba una de estas estampitas, esta señora decía: "Dios te quiere, pero si tu te quieres ir al infierno, esa es tu decisión, Dios no obliga a nadie, pero si no lo aceptas, morirás en el infierno." En muchos casos son las personas más creyentes las más intolerantes. Son personas que no saben respetar y escuchar otros puntos de vistas. Es tanta su devoción a su religión que no se dan cuenta que comenten los errores básicos. No les interesa conocer otros puntos de vista, otras culturas, otras tradiciones. Son personas que deciden cerrar las cortinas y asomarse por un hoyito que hay en las cortinas, para ver a las personas que pasan.

Hay personas que para beneficiarse personalmente manipulan a otras personas por medio de la enseñanza sesgada de las religiones. En el estado de Chiapas se encuentran los chamulas, que viven en San Juan Chamula. Esta comunidad ha sido manipulada por los mismos lideres comunitarios. Pude observar que los chamulas son creyentes, pero su religión es una mezcla de cristianismo, tradiciones indígenas, santería e intereses de los lideres religiosos. Para poder llegar a la iglesia y rezar y pedirle a los santos que hagan un milagro, los creyentes llegan con un pollo, huevos, velas con las bebidas sagradas (una coca-cola, una pepsi-cola) - solo los lideres religiosos de los chamulas son los que pueden vender coca-cola y pepsi-cola. Los evangelistas fueron expulsados de San Juan Chamula y todo lo que sea diferente a sus ritos no es tolerado. Los lideres religiosos llegan a influir en las decisiones de las comunidades, decisiones electorales y deciden que productos se pueden consumir.

¿Es correcto que un funcionario público asista a actos religiosos públicos y use símbolos religiosos? A nuestro Presidente Vicente Fox se le olvida que representa a más de 100 millones de mexicanos y que no todos son católicos y que crea confusión cuando usa símbolos religiosos y asiste a actos religiosos públicos. Después tenemos a los lideres religiosos opinando de la política de nuestro país, cuando a ellos solo les compete opinar del ámbito religiosos. Esta confusión creada por el mismo Presidente también se refleja con algunos de sus secretarios. Tal fue el caso de Carlos Abascal, Secretario del Trabajo quien en una reunión de trabajo discutía si el patrono de los trabajadores debe ser el Sto. Niño de Antorcha o la Virgen de Guadalupe y no como disminuir el desempleo. Al Cesar lo del Cesar y a Dios lo de Dios.

Así como en México hay intolerancia en otros países también hay. Los mormones no permiten que sus hijos se casen con otra persona que no sea mormona, porque esto debilitaría a la religión. Ellos también creen que si no eres mormon, no te vas a salvar cuando llegue el fin del mundo. Su idea es tener muchos hijos, para poblar este mundo de mormones, pero no se enseña el respeto a otras religiones. ¿Qué no lo importante es hacer el bien y amar al prójimo?

Las personas grandes muchas veces no tienen tacto con los niños y lo único que hacen es asustarlos. Así como de niño nos dan miedo las películas de terror y es algo que muchas veces espanta el sueño, así es la religión para un niño. Un niño no puede comprender las guerras, el odio y puede llegar a aprender a tolerar o a pensar que lo que el sabe es lo correcto y todo lo demás esta mal. A los niños se les impone una religión, no se les enseña a decidir por si solos, bien decía Ricardo Arjona en una de sus canciones: "Me bautizaron cuando tenia tres meses y a mi ni me preguntaron". Los adultos no hemos aprendido a explicar ni a escuchar a los niños, pensamos que estamos bien y que sabemos todo, pero muchas veces lo que les trasmitimos es odiar a otros y a no comprender lo que es diferente. ¿Qué no lo importante es hacer el bien y amar al prójimo?

Una maestra de primaria les leía a sus alumnos una vez a la semana la Biblia, pero siempre pedazos de la Apocalipsis. Eran niños de primaria, que terminaban llorando, porque el fin del mundo ya iba a llegar. Esta maestra era adventista y les decía que si no se bautizaban por la religión Adventista se iban a ir al infierno, aunque estuvieran bautizados por la religión católica. ¿Qué no lo importante es hacer el bien y amar al prójimo?

La platica más reciente que tuve fue con un grupo de musulmanes, que estaban hablando de que el Islam es una religión de paz, de fraternidad, de tolerancia, pero o sorpresa, este grupo empezó a decir que los cristianos y los judíos están mal, que están practicando una religión equivocada, que los católicos están mal porque solo hay un Dios y ellos le rezan a los santos. ¿Qué no lo importante es hacer el bien y amar al prójimo?

Lo importante es hacer el bien, amar al prójimo, respetar y tolerar. Pienso que ninguna de las religiones enseñan verdaderamente a sus seguidores a respetar y tolerar. Pienso que los lideres políticos no deben de usar símbolos religiosos ni ir a actos religiosos en público, porque esto crea confusión y ellos están gobernando a un grupo de ciudadanos y no a un grupo religioso. Tampoco quiero decir que los funcionarios públicos no puedan decir que religión practican, ni que dejen de practicarla, pero si deben tener mayor discreción. Pienso que el Dios de el Presidente George Bush y el de los musulmanes es el mismo, Bush le dice "GOD" porque habla en ingles y los musulmanes le dicen "ALA" porque hablan en árabe. No estoy de acuerdo cuando las personas catalogan a todos los musulmanes o a los árabes como terroristas. Pienso que las religiones son buenas, profesan amor, fraternidad, respeto, pero pienso que las personas somos las que las hemos malinterpretado y distorsionamos su significado.

Pienso que todos los extremos en las religiones son malos, porque nos llevan a situaciones de intolerancia, de racismo, de ira. Pienso que una de las cosas que debemos de ir cambiando es dejar de ser menos ignorantes. Tenemos que conocer más, aprender de otras personas, conocer sus tradiciones, sus simbolismos y tratar de entenderlos. Dentro de todo este aprendizaje tenemos que aprender a convivir juntos y a respetarnos.

¿Qué no lo importante es hacer el bien y amar al prójimo? Esto es lo que no hemos aprendido. Cuando una persona no practica la misma religión, es de un color de piel diferente, tiene ideas distintas, tiene preferencias sexuales distintas, viste diferente, tiene ideas políticas distintas, etc. no la toleramos, no la entendemos, no la respetamos. Lo más grave es que hay extremos y por estas causas se llegan a cometer actos no aceptados como los del 11 de septiembre o como los linchamientos de personas negras por miembros del KKK ó la masacre de Acteal en Chiapas. El Presidente Benito Juárez dijo: "El respeto al derecho ajeno es la paz", pero debemos de agregarle unas palabras a esta frase: "La tolerancia y el respeto al derecho ajeno es la paz."

Enrique Davis Mazlum es Maestría en Políticas Públicas Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Comments Regresar a la Portada