December 20, 2002

Un collage de tradiciones navideñas

Por Pablo De Sainz

Aquí en La Prensa San Diego seguimos presentándoles artículos sobre diferentes tradiciones decembrinas en la frontera y en México. Ya anteriormente publicamos crónicas sobre el Día de la Virgen de Guadalupe, sobre la celebración de las posadas y sobre el divertido teatro de las pastorelas.

Hoy, para continuar con el ciclo de crónicas relacionadas con la Navidad, preparamos un collage de tradiciones navideñas, donde, a través de fragmentos breves, escribimos sobre varias celebraciones, símbolos y eventos que de alguna forma capturan los sentimientos asociados con este día festivo tan importante.

Muchas veces, como borreguitos, seguimos tradiciones que desconocemos sus orígenes y significado. Si alguien hace algo, todos queremos hacerlo. Es por eso que aquí trataremos de dar un poco de historia de cada tradición y también un poco de color donde se apuntarán algunas curiosidades sobre cada una.

Arbolitos navideños: Los hay verdes o “nevados”, frondosos y “bonsais”, naturales y artificiales. Son los arbolitos de Navidad que inundan las casas con su rico aroma fresco y natural. Pero ¿cuál es el significado de estos bellos árboles? Se dice que las antiguas culturas pre-cristianas en Alemania usaban árbol para rendir tributo a dioses como Odín y Thor. Se hacían sacrificios humanos. Cuando los evangelizadores cristianos llegan a Alemania, estos toman esta ceremonia y le dan otro significado: cada una de las tres puntas del árbol en forma de triangulo representa a la Divina Trinidad: el padre, el hijo y el espíritu santo.

Hoy el arbolito de Navidad se ha convertido en el adorno navideño más importante de muchos hogares. Las familias se esmeran comprando lucecitas blancas y de colores, adornos hechos a mano para cubrir el arbolito, y en la punta, la clásica estrella que representa a la estrella que guió a los Tres Reyes Magos hasta Belem, donde nació Jesús.

Nacimientos: Algunos solamente incluyen al Niño Dios, a María y a José. Otros son más elaborados y hasta incluyen a varios pastores, a los Tres Reyes Magos -Melchor, Gaspar y Baltasar, ángeles, vacas, caballos, cerdos, gallinas y el camello y el elefante de los Reyes Magos.

Son los bellos Nacimientos, usados para representar el nacimiento de Jesús en Belem.

Flor de Noche Buena: Un dato curioso: la flor de Noche Buena, esa flor larga y de un rojo intenso, es originaria de los estados de Guerrero y Oaxaca, en el suroeste de México. Su nombre original en náhuatl es cuetlaxochitl, y su etimología procede de dos palabras: cuetlahui, que significa “marchitarse”, y xochitl, que quiere decir “flor”. Entonces, el nombre de esas bellas flores que adornan los hogares es “flor que se marchita”.

Feliz Navidad: Ahora que ya han podido leer un poco sobre los orígenes de tres importantes tradiciones navideñas, quizá al admirar un arbolito de Navidad o ver un hermoso Nacimiento o poner unas flores de Noche Buena en las mesas de sus casas, estas tradiciones que antes se miraban como algo mecánico, que se “debían” seguir porque todo el mundo lo hace, quizá tomen un significado más importante en sus vidas.

Aquí en La Prensa San Diego seguiremos publicando más artículos sobre estas fechas. Muy pronto esperen una crónica donde se abordará la tradición de la rosca del seis de enero y los Tres Reyes Magos.

Return to the Frontpage