December 19, 2003

Política a la Mexicana

Héroes

Por Luz Aída Salomón

A mis queridos padres e hijos.

Llegar hasta el fondo del sistema político mexicano es fácil, siguiendo la receta de cocina de un platillo mexicano. Ingredientes: primero, dos decénas de estudios en escuelas públicas; segundo, lecturas autodidáctas desde un cuento infantil, diferentes versiones de la Historia de México, hasta el estudio profundo de las ideologías -ideas-, cuidando de discernir entre el marxismo, el funcionalismo, el estructuralismo, etc.; tercero, aquí deviene un ejercicio de la libertad y aspiraciones democráticas; cuarto, y más importante, conocer en carne y hueso a los actores económicos, políticos y sociales, ahondando en los intereses que los mueven. Todo mezclado con un profundo amor a México. El toque final, la búsqueda del sabor que trasladado a la realidad mexicana significa ir tras la verdad para presentarla en claro español.

Con propósitos distintos a este potaje, está una primera minoría pensante e influyente que forma y deforma la opinion pública; empezando por los intelectuales -salvo excepciones- acostumbrados a describir engolosamente la realidad mexicana. Otra minoría, los dueños de los medios de comunicación con intereses económicos y/o políticos; unos, coinciden con los empresarios afanados en enriquecerse; otros, con los políticos ansiosos de poder; y los más, dan risa, porque estaban acostumbrados a seguir la línea Presidencial priísta. En el lado opuesto, está la lucha de la clase media por no caer en su nivel de vida. Y 50 millones de mexicanos, sienten y saben con una lucidez plasmante sobre la miseria, algunos logran huir a este País. (La Prensa San Diego, 10/17/03). Estos son héroes anónimos.


Manuel de Jesús Clouthier, alias Maquío.

Hay otros; en 1910 aparece en la Historia de México el Presidente Francisco I. Madero, un hombre acaudalado, agricultor, fervoroso luchador por la democracia y paladín del lema: “Sufragio Efectivo. No Reelección”. Madero cometió el error de confiar en Victoriano Huerta, quien lo mandó asesinar. Esto desata la Revolución Mexicana y surge Alvaro Obregón, convocando a sus compañeros, todos caudillos militares, para “repartirse el pastel”. En su afán reeleccionista, Obregón es asesinado en 1928. Al año siguiente, nace el Partido Nacional Revolucionario (PNR) abuelo del hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), nombre otorgado en 1939 por el Presidente Lázaro Cárdenas, padre del actual cacique del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhtémoc Cárdenas. Así, el PRD es uno de los hijos del PRI, igual que el Partido del Trabajo (PT), Convergencia y el camaleónico Partido Verde Ecologísta de México (PVEM). En ese 1938, nace el auténtico opositor Partido Acción Nacional (PAN), fundado por Manuel Gómez Morín al dejar la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1986, surge el ultimo héroe de la Historia Contemporánea de México: Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, Maquío, quien en 1986 contendió por la gubernatura de su estado natal Sinaloa, contra Francisco Labastida Ochoa del PRI. Maquío narró en su libro Una cruzada por México, el fraude electoral de que fue objeto. Después de extenuantes recorridos y mítines solía recibirme en su estudio, de una casa amplia pero sencilla de Culiacán -capital del estado de Sinaloa-. Una ocasión llegaron campesinos ofreciéndole tomar las armas, a quienes respondió: “México tiene que cambiar sin odio y sin violencia”.

Maquío empezó como agricultor y llegó a formar catorce prósperas empresas. Fue líder de los agricultores sinaloenses; llegó hasta el liderato de los empresarios nacionales y fue el único opositor a la nacionalización bancaria, decretada en 1982 por el Presidente priísta José López Portillo. Vivió tiempos de soledad hasta 1984, cuando se afilia al PAN y en 1988 con su gran carísma gana abrumadoramente la convención panista por la candidatura a la Presidencia de la República y emprende una combativa campaña contra el priísta Carlos Salinas de Gortari, a quien llamaba: “Mi pequeño adversario”.

El 6 de julio de 1988, el entonces Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, anuncia “la caída del sistema”. Y los medios de comunicación izquierdístas conceden el triunfo a Cuauhtémoc Cárdenas y, a cambio, censuran la información enviada el 15 de julio al semanario político Proceso por esta corresponsal en Sinaloa, que principiaba así: “Mientras a las 20:30 hora local del jueves 14, el Secretario de la Comisión Federal Electoral, Fernando Elías Calles, declara triunfadores a los candidatos priístas a la Presidencia de la República y el Senado, en Sinaloa no concluye el cómputo y los resultados a nivel estatal aún no se conocen”.

El primero de octubre de 1989, en el kilómetro 80 de la carretera Culiacán-Mazatlán, Maquío muere en un accidente nunca aclarado. Los campesinos de los alrededores denunciaron que un helicóptero los interceptó y su compañero de viaje, el diputado local panista Javier Calvo, trató de esquivarlo pero un camión los impactó, causándoles la muerte instantánea. Algunos medios estadounidenses recogieron esta versión y los medios mexicanos, entre ellos Proceso, sólo cubrieron la biografía titulada: “Juan Pablo Clouthier a Gutiérrez Barrios -entonces Secretario de Gobernación-: el mejor homenaje a mi padre que hagan la reforma electoral”. (Proceso, 675, 10/09/89).

En noviembre de 1992, Tatiana Clouthier organizó el Ejército para la Democracia, luchando por unas elecciones limpias en la contienda por la gubernatura de Sinaloa entre el panista Emilio Goicoechea y el priísta Renato Vega, finalmente ganador. En la última etapa de las campañas, casi al llegar a Culiacán, Tatiana sale ilesa de un intento de embestida por un vehículo descono-cido. A pesar de que la denuncia fue publicada por el periódico Noroeste -fundado por su padre en 1972-, el diario angelino La Opinión rechazó esta información, a pesar de que ésta reportera colaboró con su enviado para cubrir las elecciones federales de 1988.

Hoy, Maquío está inmortalizado en estatuas erigidas en varias ciudades de México. Tatiana Clouthier es diputada federal por el PAN; Rebeca Clouthier es dirigente panista en Nuevo León y, el primogénito, Manuel Clouthier Carrillo aspira a la gubernatura, cobijado bajo la sombra de su padre. Esto marca el inicio de las contiendas electorales del 2004 en diez estados de México.

Correo electrónico: luzaidasalomon@hotmail.com

Return to the Frontpage