December 16, 2005

Es temporada de compras navideñas en el Swap-Meet de San Ysidro

Por Pablo Jaime Sainz

Desde que Trinidad López descubrió lo conveniente de comprar en el Swap-Meet de San Ysidro, ya no tiene que viajar hasta Los Angeles para adquirir la ‘fayuca’ que vende en los mercados sobreruedas en Tijuana.

“Vengo a comprar aquí al swap-meet porque se me hace más barato, más cerca y son casi siempre las mismas cosas que en Los Angeles”, indica López, mientras escoge una docena de pants para dama en un puesto. “Me ahorro tiempo y dinero, porque yo he ido a ‘los callejones’ en Los Angeles y es lo mismo. Además, el tráfico para allá hace que uno pierda mucho tiempo”.

Así como López, son miles de tijuanenses que cada semana cruzan la frontera para ir de compras al Swap-Meet de San Ysidro, que ya se ha convertido en una tradición en la región.

Y es que por más de 16 años, el Swap-Meet de San Ysidro ha sido el centro de abastecimiento para comerciantes que tienen sus propios puestos en mercados sobreruedas y tianguis en Tijuana.

También, ha funcionado como un buen lugar donde las familias pueden ir a pasar la tarde comprando ropa y artículos para el hogar.

Y los precios bajos son lo que más atrae a la clientela.

Tal es el caso de Juana Méndez, quien dice que viene a comprar pantalones para sus hijos.

“Aquí por 30 dólares les puedo comprar varias piezas, algo que no podría hacer en Tijuana”, indica el ama de casa.

Además de buenos precios, en el Swap-Meet de San Ysidro se puede encontrar casi de todo en sus 300 puestos: desde herramienta para el automóvil hasta juguetes para los niños; desde vajillas para la recien casada hasta chamarras para el frío de invierno.

Es esta variedad y calidad, lo que hace que Eva Quezada venga una vez al mes desde Ensenada.

“Si vale la pena la verdad, pues también me sirve de distracción venirme a pasear por acá”, dice la señora, quien llevaba tres bolsas de plástico llenas de ropa.

Los dueños de los puestos en el swap-meet saben que la afluencia de clientela que entra y sale del swap-meet es buena. Por eso, algunos piensan que es una gran inversión.

“Nos ha ido excelente”, afirma Adriana Berber, quien por dos años ha sido propietaria de un puesto de artículos de belleza y novedades. “Por la afluencia de gente de la frontera nosotros decidimos instalarnos en este swap-meet y no nos arrepentimos”.

Y vaya que el swap-meet depende de los tijuanenses.

Cerca del 80% de los clientes del lugar son provenientes de Baja California, según Beatriz Galvis, secretaria de García International Incorporated, la empresa dueña del Swap-Meet de San Ysidro.

Tanto así, que desde su fundación, el swap-meet ha tenido cinco autobuses que llevan a los clientes de la línea al swap-meet y de regreso de manera gratuita.

Pero no todo es ganancia en el swap-meet. Mientras al-gunos propietarios hacen miles de dólares a la semana, otros como Neelam Rawtani, propietaria de un puesto de ropa para dama, asegura que no es tan buen negocio como parece.

“He perdido mucho dinero”, asegura Rawtani. “No me siento nada bien de tener este puesto, porque me llevo sentada aquí detrás de la caja registradora y no vendo casi nada. Hay mucha competencia, casi todos los puestos tienen la misma mercancía. Si en otro lugar le hubiera ganado 5 dólares a esta chamarra, aquí, debido a la competencia, sólo le gano 1 o 2 dólares. Definitivamente en enero cierro este negocio, que en verdad, ni negocio es”.

Francisco Castro, quien a sus 20 años ya es dueño de un puesto de artículos deportivos, comparte la opinión de Rawtani y añade que los tijua-nenses son los clientes más difíciles de convencer para que compren.

“Lo que he notado es que la gente que viene de Tijuana regatea mucho los precios. Las personas que vienen de aquí de San Diego o San Ysidro vienen a comprar, no regatean tanto”.

En su primer año como empresario, Castro indica que le ha ido “más o menos” en el swap-meet.

“Esto es algo temporal para mí. Es sólo para agarrar algo de dinero”.

Pero diciembre ya está aquí, y propietarios como Anita Enríquez, quien ha sido dueña de un puesto de juguetes por seis años, esperan que las ventas despunten durante este mes.

“Como es obvio, los padres le compran más juguetes a sus hijos durante la época de Navidad. Así que espero que este diciembre me vaya muy bien. Creo que la gente de Tijuana viene al swap-meet porque tenemos mejores precios que en México”.

Hasta los empleados se emocionan de que las ventas comúnmente mejoran en diciembre, pues significa más comisión para ellos.

“Compren, compren, compren más”, es todo lo que dijo Guadalupe Macias, una empleada de una zapatería en el swap-meet.

Y al parecer, la gente ya empezó a responder, pues desde Sinaloa llegó Sara Beltrán.

“Ando de vacaciones en Tijuana, y como tengo pasaporte, crucé a comprar algunos regalos para la familia. Es más económico”.

Pásele, pásele...

El Swap-Meet de San Ysidro está ubicado en 2383 Via Segundo, en San Ysidro.
Durante diciembre, estará abierto todos los días.
La entrada cuesta 50 centavos de dólar.

Return to the Frontpage