December 16, 2005

Servicio Postal cambia su política sobre cartas a Santa Claus

Por José A. Álvarez

Hasta el año pasado, las familias o individuos que deseaban adoptar niños y familias necesitadas durante las fiestas decembrinas podían hacerlo yendo a su oficina postal local y seleccionando a un niño o familia necesitada de los cientos de cartas dirigidas a Santa Claus. Después comprarían un regalo o comida y los entregarían personalmente a las familias necesitadas.

Ya no tienen esa opción.

Por cuestiones de privacidad, ahora el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS, en inglés) sólo pone las cartas a disposición del público en una oficina de correos y ya no proporciona las direcciones de las personas cuyo remitente aparece en las misivas.

“Por algún tiempo, nos cuestionamos si era apropiado proporcionar la información privada de las personas”, dijo Mike Cannone, gerente de comunicaciones del Distrito Postal de San Diego, sobre la decisión de ya no tener las cartas disponibles en todas las oficinas postales. “Decidimos ser los intermediarios para no comprometer la privacidad de las personas.”

El cambio de política, dijo, no tuvo lugar porque hayan tenido problemas sino que es una simple medida de prevención.

“Este parece ser el rumbo que lleva la sociedad (en general) y no queremos que la persona equivocada venga y tenga acceso a una carta de un niño”, agregó.

Las familias que deseen adoptar a un niño o a familias necesitadas ahora tendrán que ir a la oficina postal ubicada en el 10060 Willow Creek Road, en San Diego. Las cartas dirigidas a Santa Claus estan disponibles desde el lunes 12 de diciembre.

Allí, encontrarán miles de cartas tales como la de Melissa Ochoa, a quien le gustaría recibir ropa para estas navidades. La joven de 13 años pide ropa para ella y su bebé de 10 meses.

“Te escribo esta carta para contarte que me siento triste porque tengo un bebé y soy una madre soltera”, dice Melisa en su carta. Su madre falleció y su papá vive en México. “Santa, yo sé que eres bueno con los niños y que ayudas a mucha gente…”

Melissa aún no ha sido adoptada, pero probablemente tenga muchas oportunidades si su carta es elegida para ser parte del programa “Dear Santa”.

En el programa, Santa Claus hará realidad los sueños de aquellos niños cuyas cartas le llegaron al alma. Basado en las cartas más emotivas enviadas al USPS, que recibe millones de misivas dirigidas a Santa Claus todos los años, el programa especial contará sus dramáticas y emotivas historias y hará realidad sus sueños navideños.

“Cuando el (creador) Darren (Mann) nos sugirió trabajar con el Servicio Postal estadounidense en un especial navideño, aprovechamos la oportunidad”, dijo en un comunicado Kevin Beggs, Presidente de Programación y Producción de Lions Gate Televisión, productor del programa. “El concepto cuenta con gran potencial…y estamos felices de ser parte de lo que podría llegar a ser una tradición navideña”.

Mayra Pineda, de 16 años y sus dos hermanas esperan llegar a ser parte de esa tradición ya que su carta fue incluída en las cinco de San Diego que fueron enviadas para ser consideradas para el especial de televisión.

Si sus deseos se vuelven realidad, Mayra y sus hermanas, Leslie, de 6, y Nayely, de 5, recibirán lo que piden.

“Últimamente, mi mamá ha estado enferma y no ha podido trabajar lo suficiente para comprarnos lo que quere-mos… Vivimos en la casa de nuestros tres tíos porque no podemos pagar por un apartamento sólo para nosotras… Necesitamos comida, ropa, y zapatos” escribió Pineda, en cuya carta incluye las tallas y las medidas de la ropa y los zapatos. “Por favor Santa, ayúdanos para que esta Navidad sea la más feliz que hayamos tenido en muchos años”.

Mayra y Melissa aún esperan ser adoptadas, y si tienen suerte, empleados de la oficina postal estarán felices de entregarles sus regalos.

“Nos aseguraremos que las familias los reciban”, dijo Cannone, agregando que en San Diego, las oficinas postales reciben unas 5,000 cartas dirigidas a Santa Claus cada año.

Algunos niños, como es el caso de Adriana Baza, de San Diego, han tenido suerte. La familia de Adriana ha sido adoptada y probablemente recibirá algunos regalos esta Navidad. Como la típica niña de 11 años, Baza pidió un “regalito” para ella y para sus tres hermanos menores.

“Nuestros papás no tienen mucho dinero para comprarnos regalos”, le escribió Adriana a Santa Claus. “Nos hemos portado bien este año. Hemos ayudado a nuestros papas en todo lo que pudimos. Los cuatro sacamos buenas calificaciones. Nuestros papás querían recompensarnos pero no tienen suficiente dinero”, agregó.

Aquellos con menos suerte por lo menos recibirán una carta de Santa Claus, en la que les informa que recibió su carta con sus deseos y un mensaje personalizado de sus ayudantes, algunos empleados de las oficinas postales.

“Contamos con mensajes ya impresos…donde les decimos que esperamos que se estén portando bien y que sus deseos se vuelvan realidad”, dijo Cannone.

Return to the Frontpage