December 14, 2001

La Poeta Elizabeth Cazessús Emprendió Su Búsqueda Entre los Grupos Indígenas de México

Por Pablo De Sainz

Hace varios años, la poeta Elizabeth Cazessús emprendió una búsqueda con grupos indígenas al sur de México.

"La mujer busca hacia adentro", dice Cazessús. "Su cuerpo es su patria. Por eso yo andaba en una búsqueda, la búsqueda de mi misma.

"Era un tiempo difícil en mi vida. En Tijuana me sentía ahogar. Esta experiencia hizo entenderme."

Cazessús no solo se entendió como ser humano, pero como mujer y escritora, una profesión que no es fácil en una sociedad dirigida por hombres.

"Como todas las mujeres profesionales, las escritoras también tenemos competencia en los espacios sociales de los hombres", dice Cazessús. "Las mujeres tenemos que luchar con nosotras mismas para que salga la poeta que llevamos dentro. Es un tipo de liberación femenina".

Esa liberación, según Cazessús, fue un largo proceso para ella.

"Cuando era joven, tenía mucho miedo de mostrar mis poemas", dice Elizabeth. "Era muy discreta."

Pero en los últimos años, Cazessús no ha sido nada discreta. Ha publicado varios libros de poesía, incluyendo los más recientes "Huella en el agua" y "Mujer de sal". También hace presentación de su poesía con música, fotografía y video.

En la poesía de Cazessús, lo que sobresale son sus raíces indígenas, el regreso al origen.

"Al escribir de mis raíces, escribo de raíces universales", comentó Cazessús.

Para ella, su poesía es mucho más que una búsqueda, más que nada que pueda definirse fácilmente.

"Todavía no tengo una definición de mi poesía. Cada libro es una definición".

Hija de una familia de músicos y poetas en el centro de México, Cazessús lleva el arte en la sangre. Sus padres inmigraron a Tijuana a la mitad del siglo pasado. Fue en esta ciudad donde Cazessús nació, creció y se desarrolló como mujer y poeta.

"Tijuana me ha dado todo, pero aún me siento extranjera en mi ciudad", ella dice. "Todavía no acabo de conocerla. Todavía no la asimilo".

Y es que para Cazessús, Tijuana es una ciudad que difícilmente podría ser capturada en las páginas de un libro.

"Tijuana no es fácil", comenta. "Es una ciudad grandiosa, pero sin moral."

Aunque nació y creció aquí, Cazessús no trata de glorificar a Tijuana, y la define tal como la ve.

"Tijuana es una ciudad muy patética a lo que se refiere a cultura, es muy comercial", dice Cazessús. "Su luz, sus reflejos no son muy definidos. Tijuana está muy fuera del resto del país en cultura. Tijuana es el extranjero".

Pero al leer los poemas de Cazessús no existen referencias directas a Tijuana o a la frontera. Su poesía se enfoca en lo íntimo, en el cuerpo, en el pasado.

"La frontera es solo uno de los temas", dice. "La gente que no es de Tijuana piensa que porque somos escritores y vivimos en Tijuana, vamos a escribir sobre la frontera.

"Los escritores de Tijuana tenemos una perspectiva más amplia. Tenemos la oportunidad de vivir en la frontera, pero nuestro tema no es siempre la frontera.

"El escritor tiene muchas fronteras."

Regresar a la Portada