December 13, 2002

Reseña Crítica

Por el amor de Pedro Infante

Por Claudia Hernández.

Novela que fuese publicada originalmente en el año 2000 bajo el título de Loving Pedro Infante, la cual es ahora por primera vez lanzada en su versión en español es objeto hoy de nuestro interés.

Denise Chávez, autora, ganadora del American Book Award no solo conjuga el verbo distintivo de una cultura chicana entre sus líneas, sino que además; dicho estilo determina contundentemente la significación y el simbolísmo de sus letras. Con una pluma cargada de narrativa y folklore, Chávez nos transporta no sólo a la historia dentro de la misma historia, La vida no vale nada, filme protagonizado de Pedro Infante y en el cual gira la trama de los primeros capítulos de esta novela, Por el amor de Pedro Infante, sino que, nos invita a recorrer un paseo por las entrañas del pensamiento femenino empapado de admiración por un icono.

Esta novela es una crónica fiel no solo del ambiente que genera un filme de Infante, sino todo el ecosistema temperamental que provoca en el interior de sus fanáticas seguidoras, ya que Chávez provee al lector en general, no obstante no sea mexicano, gracias a una excelente narrativa, de los elementos necesarios para poder recrear la medula de la amistad y la complicidad que existe entre mujeres.

Es simplemente deleitante comprender exactamente, sin tener que echar mano de exhaustivas descripciones, lo que la autora quiere expresar con palabras determinantemente específicas, las cuales no solo provocan una carcajada sino que llegan a sugerir esa sonrisa comprometedora nunca discreta y casi siempre silenciosa que toda mujer ofrece al saberse cómplice, mujer y sobre todo perfectamente conocida por una amiga en una situación en particular.

Por el amor de Pedro Infante, no solo nos cuenta a través de Tere, su protagonista, como la cuestión de la trivialidad es no solo una monotonía que como tal, es siempre igual, sino que, Chávez nos muestra el arte de comprender que la rutina es exterior y que siempre aunque hagas aparentemente lo mismo día con día, nunca podrás contar la misma historia, ya que la trivialidad es precisamente el arte de reconocer las cosas esenciales de la cotidianeidad, las cuales por esencia nunca podrán ser iguales.

Es este el factor que determina -creo yo- la novela de Chávez, ya que es a través de este gusto por lo cotidiano que nos enseña a seguir disfrutando de lo que aparentemente es por demás común, ya que si apreciáramos con más detenimiento veríamos lo hermoso de un árbol y no lo mismo del bosque…

Por el Amor de Pedro Infante, no solo es una novela que se escribe a través de los sentimientos que genera dicho actor en sus fanáticas, sino que además, nos deja ver con tremenda sencillez ese mundo tan difícil de describir y tan sencillo de experimentar casi a diario. Esta novela te provee la posibilidad de escuchar tu silencio y de ampliar el eco de tus pensamientos, ya que no solo nos muestra como Tere e Irma sueñan con encontrar el hombre que en la realidad les produzca una historia de amor similar a las historias protagonizadas por su ídolo, Pedro Infante. Sino que, a través de la estructura de dicha novela, permite que el lector ejecute dicho reconocimiento de sí mismo también, tal como Tere e Irma lo hacen cuando se percatan cuan monótona e indispensable y por tanto vital es su rutina en un pueblo pequeño como en el que habitan, Cabritoville en Nuevo México.

Dicho análisis de la monotonía, permite que tal deje de serlo, ya que si fuera lo mismo ni siquiera ameritaría dicha acción. Por el amor de Pedro Infante, es una tragicomedia de lo que determinado personaje puede provocar en el inconsciente de una mujer sola, plagada de pretextos e ingenio a fin de aligerar su soledad. Esto es precisamente lo que determina la existencia de Tere, quien trabaja como secretaria del Club de Fans de Pedro Infante # 256.

Por lo que, -pienso- que la intención de Chávez en parte es dar muestra de su peculiar y a la vez tan común sentido del humor, dentro de la cultura chicana, ya que, efectivamente es este sentido urbano y agrio con el que se delinea el estilo de esta obra literaria. No obstante, considero que en ocasiones la mofa se vuelve un tanto cansada y en suma simple, desmeritando un tanto la esencia del libro, ya que por un lado se ve la insistencia de Chávez por el detalle y por otro lado olvida darle a cada uno de estos su tiempo y espacio a fin de que estos conserven la calidad de detallar la historia y no de, en exceso de estos, causar una historia plana y predecible.

No obstante, resulta agradable leer este estilo grotesco e incisivo que ofrece Chávez en sus letras, ya que efectivamente y en pequeñas cantidades su sentido del humor y su estructura literaria permiten que el lector se divierta con la historia y forme parte del sinnúmero de aventuras que protagonizan Tere e Irma tomando como pretexto a Infante, el cual es solo eso, el pretexto sugerente de sus más íntimos y prohibidos pensamientos. Sin embargo, reitero que la esencia de dicha novela reside en el valor y el arte por apreciar lo trivial y no precisamente por el gusto o la obsesión por Pedro Infante.

Lo anterior podría ser el aspecto rescatable para todos aquellos que busquen un análisis profundo de la obra en si, claro viendo más allá de la estela que se presupone como objeto o primer motor de la historia, ya que en lo personal considero que para todos aquellos que no estemos muriendo por Pedro Infante, la novela nos recompensa con una excelente e ilustrativa narrativa, la cual permitirá que el lector pase un buen momento de lectura así como, del placer que trae el tener un intento aproximado y siempre generado solo por vestigios melancólicos de la cultura mexicana. Especificando como vestigios que en ningún momento es lo que se vive en general en México, es solo eso una aproximación proveniente ya de un sincretismo cultural, que como tal, solo da fe de esto y nunca de una generalidad, menos de un juicio nacional.

En fin, Por el amor de Pedro Infante, resulta recomendable únicamente si eres admirador de dicho ídolo de la Época de Oro del Cine Nacional Mexicano, ya que es como ya lo mencioné predecible la secuencia de esta historia y necesitas estar sencillamente ciego o endiosado por el objeto de estudio como para terminar el libro a través de una lectura fluente. O bien, si te identificas con este estilo de literatura cargada de ese incisivo sentido del humor característico del sincretismo cultural que reina entre la sociedad latina y en este caso, específicamente entre la México-americana.

Por el amor de Pedro Infante, salió para su venta al público el pasado 12 de noviembre del año en curso y tiene un precio de $14 dólares, con un código de registro ISBN 0-375-72765-5. Dicho ejemplar cuenta con un total de 352 páginas; este ejemplar puede ser un buen regalo navideño para todas aquellas señoras o señoritas que se deleiten con uno de los iconos más representativos de la Industria Cinematográfica de México, Pedro Infante.

Return to the Frontpage