December 13, 2002

¡Entren santos peregrinos!:

Tiempo de posadas en Tijuana y en todo México

Por Pablo De Sainz

“En el nombre del cielo, os pido posada...” ¿Recuerdan esta canción que se canta durante todo diciembre para celebrar la Navidad en México?

De nuevo, la época de las fiestas decembrinas ha llegado. Con ella, por supuesto, llegan todas las celebraciones tradicionales que se llevan a cabo en la República Mexicana, aunque de diferentes maneras en las diferentes regiones del país.

Es muy comentado que los mexicanos del sur tienen más tradiciones y fiestas mexicanas que los norteños. Que en el Sur sí se celebra el Día de Muertos como debe de ser, con altares y calaveras; que en el Sur el Día de la Independencia toma dimensiones en verdad patrióticas con castillos y cohetes; que en el Sur si se siente uno mexicano en verdad.


"Gabriel and Dila" Source Cole, MR. , ed. Los Pastores: AMexican Play of the Nativity. Memories of the American Folklore Society, vol IX Boston; New York; Houghton. Miffin and Company/American Folklore Society , 1907

El Norte, dicen los sureños, está muy agringado, muy lejano del centro del país y sus tradiciones. Mientras que en el Sur tienen a sus Reyes Magos, nosotros, los norteños, tenemos a Santa Claus; mientras que en el Sur decoran las tumbas de los muertos con altares y flores, los morritos norteños puro triki triki jalogüin toda la noche; mientras que en el Sur cenan mole y tamales, en el

Norte devoramos hamburguesas, pizza y comida china.

Pero en diciembre en algo si estamos de acuerdo, norteños y sureños, de este lado y del otro lado, de arriba y de abajo: todos celebramos la temporada navideña con las tradicionales posadas.

Para todos aquellos que nunca han participado en una posada, aquí se mencionan algunos aspectos de estas.

En México, las posadas toman lugar durante el mes de diciembre, comúnmente del día 16 al 24, cuando se celebra la Noche Buena. El motivo de las posadas es para representar la peregrinación de Maria y José por Belén, buscando alojamiento para que la Virgen diera a luz a Jesús. La casa de algún vecino del barrio es el lugar ideal donde celebrar una posada. Hay comida: buñuelos, tamales, champurrado, churros, mandarinas, cacahuates, atole y muchísimos dulces para los niños.

La música tiene mensajes especiales sobre la Navidad, desde tradicionales como “Blanca Navidad”, hasta alguna rolita nueva cantada por Tatiana, la morra encantaniños.

Más tarde, todos los vecinos se reúnen en medio de la calle para hacer la peregrinación. Todos con velas encendidas. Un niño vestido de ángel lidera al grupo de gente. Alguna niña vestida de Maria; otro niño de José. Cantan: “En el nombre del cielo, os pido posada...” De la casa del anfitrión, las voces contestan: “Entren santos peregrinos, peregrinos...”

Después viene la piñata, de todas las formas y colores; desde la clásica estrella dorada, hasta una del Hombre Araña o el dinosaurio Barney. Dulces y dulces y dulces para los niños. “Dale, dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino...”

El significado inicial de las posadas es por motivos religiosos, para celebrar el nacimiento de Jesús. Pero otra realidad es el tipo de posadas, no tan familiares ni tan para niños, sino las posadas juveniles que toman lugar en algún antro.

El pisto no falta. La música navideña es reemplazada por el hip-hop. Alguna que otra morra con un gorrito de Santa. Piñatas que en igual de dulces, contienen condones. Esta es una de las formas en las que las posadas han evolucionado, y sin duda, seguirán evolucionando para ajustarse al modo de vida de la población.

Y aunque los sureños critiquen a los del Norte, diciendo que no tenemos tradiciones y que preferimos lo gringo, la verdad es que en Tijuana, en esta temporada, el ambiente está lleno del tan llamado espíritu navideño. Las peregrinaciones de las posadas están presentes en las calles de las colonias, y en algunos antros, donde, como regalo de Navidad y para celebrar alguna posada, en donde ofrecen las cervezas al dos por uno. Eso si que es merecedor de darle posada.

Return to the Frontpage