December 10, 2004

Museum of Art ofrece devolver la pintura que se informó había sido robada de una iglesia en Hidalgo, México

La Junta Directiva del San Diego Museum of Art ayer votó unánimemente por apoyar la eventual restitución de una pintura mexicana del siglo XVIII, Expulsión del jardín del Edén. La acción de la Junta Directiva abre el camino para la devolución de la pintura a oficiales del gobierno mexicano quienes han investigado si esta obra, adquirida por el SDMA a finales del 2000, es en efecto la misma que más tarde se descubrió había sido robada de una pequeña iglesia en Hidalgo, México, ese mismo año.

Mediante conductos diplomáticos, el SDMA ha propuesto que las autoridades mexicanas envíen el marco original de la pintura al igual que los demás fragmentos que quedaron después del robo. El igualar la pintura con el marco y los fragmentos deberá proporcionar las pruebas contundentes requeridas para retirar la obra de la colección permanente del Museo. Además, el SDMA ofrece restaurar la pintura a cargo del Museo antes de devolverla a las partes pertinentes en México, las cuales aún no se han determinado. Dicha restauración tendría el objetivo de mitigar el daño causado por los ladrones cuando hurtaron la pintura de la pequeña iglesia San Juan Tepemazalco. De manera simultánea, el SDMA está tomando medidas para demandar que la galería en la Ciudad de México que le vendió la pintura al Museo hace cuatro años, le devuelva el pago total de la pintura.

Hace casi dos meses, representantes del gobierno federal mexicano, mediante conductos oficiales, le informaron al SDMA que investigaban las circunstancias que rodeaban el robo de una pintura del siglo XVIII, uno de tres objetos religiosos aparentemente hurtados de una iglesia de San Juan Tepemazalco en el estado de Hidalgo, México, a principios del 2000. Solicitaron que los oficiales de aduanas de los Estados Unidos, trabajando conjuntamente con el Ministerio de Justicia de los Estados Unidos, determinaran si una pintura de descripción similar adquirida por el SDMA más tarde ese año era uno de los objetos robados. En conformidad con un tratado de asistencia mutua entre los dos gobiernos, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y el SDMA han cooperado plenamente con la investigación.

Cuando se adquirió la pintura, el SDMA siguió todas las normas profesionales que existían en ese entonces para investigar una obra de arte. Un experto en arte colonial latinoamericano recomendó comprar la obra y la información acerca de su procedencia, proporcionada por el vendedor, fue revisada antes de llevarse a cabo la adquisición. Más tarde, en 2002, en preparación para ser publicada próximamente en un catálogo de la colección del Museo, trabajadores del Museo enviaron una carta al Centro Cultural del Estado de Hidalgo solicitando documentación fotográfica. Al analizar más a fondo la Expulsión del jardín del Edén encontraron discrepancias en la constancia de procedencia en el expediente. Fue esta correspondencia, generada por el SDMA y escrita por su propia iniciativa, lo que evidentemente condujo al gobierno mexicano a iniciar una investigación de la pintura mediante los protocolos del tratado establecidos. A mediados de octubre, al ser notificado del carácter de esta indagación, el SDMA inmediatamente proporcionó todos los datos conocidos a ambos gobiernos.

“El salvaguardar el patrimonio nacional es uno de los problemas más críticos y complejos en el mundo del arte de nuestra época,” declaró el recientemente nombrado director ejecutivo del Museo, Derrick Cartwright. “El robo de propiedad cultural, independientemente de su valor monetario, es una realidad profundamente perturbadora a la que actualmente se enfrentan todos los museos. A los museos, otras instituciones de exhibición, organizaciones culturales, al igual que al público general, les incumbe desafiar este serio problema y estamos preparados a hacer lo correcto —tanto profesionalmente como moralmente— en esta instancia”.

“Cuando se trata de cargos de restitución y preservación del patrimonio cultural mundial, el SDMA tiene la intención de estar del lado de la justicia y la integridad. Las acciones tomadas por la Junta Directiva el día de ayer lo demuestran claramente,” declaró el presidente de la Junta Directiva del SDMA, Charles L Hellerich.

La pintura Expulsión del jardín del Edén no estaba expuesta cuando se le notificó al SDMA de la investigación; el Museo continúa salvaguardando la pieza hasta que se determine quién es el propietario legítimo.

Return to the Frontpage