December 9, 2005

Iniciativa de cooperación UCSD-México

Por Luis Alonso Pérez

El futuro de la región fronteriza México-Estados Unidos enfrenta grandes retos que tendrán que ser resueltos de una manera armónica y equitativa por los gobiernos de ambos países.

Por este motivo la Universidad de California, San Diego UCSD ha creado una iniciativa de cooperación con México que impulsa el desarrollo de soluciones a los problemas económicos, políticos, sociales y ambientales de la región Baja California-sur de California a través de investigaciones y propuestas impulsadas por UCSD en colaboración interdisciplinaria con centros académicos y de investigación, la iniciativa privada y las autoridades mexicanas en sus tres niveles de gobierno.

La agenda de colaboración UCSD-México se dio a conocer el pasado miércoles 30 de noviembre en el Centro Cultural Tijuana, en una visita a la ciudad vecina del sur, realizada por la Rectora de UCSD Marye Anne Fox y un grupo de académicos de la universidad. Durante un día de visitas, reuniones y conferencias tuvieron la oportunidad de discutir sus objetivos con los líderes académicos, empresariales y políticos de Baja California.

La iniciativa de cooperación realizará proyectos específicos que darán inicio a un proceso de una colaboración a largo plazo siguiendo cuatro prioridades principales: Mejorar la calidad del aire en la región de San Diego - Baja California; Construir un corredor tecnológico en ambos lados de la frontera; mejorar el porvenir de los miembros de la sociedad mexicana a través de la creación de políticas económicas innovadoras y profundizar en la comprensión e identificación de programas de colaboración, incrementando la presencia de UCSD en la Ciudad de México.

“Nuestro acercamiento a estas cuatro iniciativas es enfocarnos en proyectos que pueden tener un progreso substancial en un curto periodo” comentó Marye Anne Fox.

El proyecto para mejorar la calidad del aire ha sido considerado el de mayor importancia dentro de las cuatro prioridades principales del plan de colaboración. El químico ganador de premio Nobel, Mario Molina, estará a cargo de investigar los factores que causan la presencia de partículas finas que contaminan en el aire que respiran los habitantes de la región del Valle Imperial y Mexicali, con el fin de impulsar la creación de nuevas políticas y regulaciones ambientales en ambos lados de la frontera para minimizar las emisiones contaminantes.

“Debemos de tener datos, así como una base científica y tecnológica bien establecida. Pero que no se quede en simples mediciones, sino que se tiene que dar un paso adicional, en este caso, establecer un consenso entre los tomadores de decisiones de los dos países” comentó el profesor Molina.

Como segunda prioridad de la iniciativa de cooperación es impulsar la competitividad mundial de la región Baja California–San Diego en los sec-tores tecnológicos y científicos, a través de un programa que fomente el desarrollo de centros de producción y manufactura en Baja California, así como la industria tecnológica y biológica en San Diego, logrando así la creación de lo que denominan un “corredor de alta tecnología”.

La tercera iniciativa del proyecto consiste en impulsar la economía mexicana a través del desarrollo de nuevas políticas que lleven a una reestructuración económica enfocadas a aumentar su competitividad a nivel mundial. El cuarto y último proyecto consiste en aumentar la presencia de UCSD en México, lo cual se logrará a través de la presencia de tiempo completo de un representante de UCSD en la Ciudad de México.

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, UCSD se comprometió a aportar los recursos intelectuales para resolver los problemas que afectan a los dos lados de la frontera, pero planean trabajar con instituciones a nivel local, regional y nacional para la investigación y capacitación de los temas de importancia mutua.

El objetivo no es realizar solo una investigación y presentar el proyecto a las autoridades, sino que se trata de ofrecer alternativas desarrolladas con su colaboración en todas sus etapas. Según las autoridades de UCSD esta propuesta es un proceso abierto para que cualquier institución que desee pueda colaborar con los académicos, científicos, economistas y políticos que actualmente forman parte del proyecto.

UCSD ha tenido buenas experiencias de cooperación con universidades, agencias de gobierno y el sector privado en México.

“La Globalización es un hecho y ha modificado nuestro mundo en formas que no podemos predecir o describir efectivamente. Debemos aprender a vivir con otras culturas y resolver nuestros problemas juntos para mejorar nuestra sociedad” comentó Marye Anne Fox.

Return to the Frontpage