December 8, 2000


Obispos de la Frontera Norte Bendecirán las Cruces de los Migrantes Muertos

El pasado 5 y 6 de Diciembre se celebró en Tijuana el 11avo Encuentro de los Obispos de la Frontera Norte de México. A este Encuentro, dedicado a la pastoral migratoria, asistieron Obispos y representantes de las nueve diócesis mexicanas que tienen frontera con Estados Unidos: Rafael Romo Muñoz, Obispo de Tijuana; José Isidro Guerrero Macias, Obispo de Mexicali; Padre René Castañeda en representación de Ulises Macias Salcedo, Obispo de Hermosillo; Hilario Chávez Joya, Obispo de Nuevo Casas Grandes; José Fernández Arteaga, Arzobispo de Chihuahua; Renato Ascencio León, Obispo de Ciudad Juárez; Raúl Vera López, Obispo de Saltillo; Ricardo Watty Urquidi, Obispo de Nuevo Laredo; y Francisco Javier Chavolla Ramos, Obispo de Matamoros.

Al concluir su reunión, los Obispos acompañaron al Obispo de Tijuana, Rafael Romo Muñoz, a la barda fronteriza, donde bendijeron las cruces colocadas ahí para recordar a los migrantes muertos. Sólo en el mes de noviembre murieron siete más migrantes en el intento de entrar ilegalmente por California. Seis de ellos murieron en una sóla persecución a alta velocidad que se dió el mismo Día de Muertos. En lo que va del año, han muerto 136 migrantes en la frontera entre California y Baja California. Los Obispos también recordaron a los migrantes fallecidos desde este enero en el resto de la frontera entre Estados Unidos y México —el desencuentro de dos mundos. Son más de 75 los migrantes fallecidos este año en el tramo fronterizo de Texas.

Además de bendecir las cruces, los Obispos leyeron los nombres de los migrantes muertos, para que no se les recuerde a estos hermanos de desventuras únicamente en estadísticas. Los Obispos hicieron un llamado a renovar el compromiso de la Iglesia a favor de la vida y los derechos de los migrantes: "Quien viola los derechos humanos, ofende la conciencia humana en cuanto tal y ofende a la humanidad misma. El deber de tutelar tales derechos trasciende, pues, los confines geográficos y políticos dentro de los que son conculcados", (Juan Pablo II).

Regresar a la Portada