December 7, 2001

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Yhamel Catacora

A los 20 años del SIDA, pocas mejorías

Hace 20 años el VIH y el SIDA afloraron como una dolencia de hombres homosexuales. No se tardó mucho en estigmatizar la enfermedad y relacionarla con la bandera del arcoiris, con los triángulos rosa y con toda la simbología de la comunidad gay de los Estados Unidos. Algunos años tuvieron que pasar para que finalmente nos acostumbráramos a poner la palabra `heterosexual', cerca de la enfermedad; además de otras como `niños', `mujeres', `adolescentes' etc. Parece que recién llegamos a comprender que el SIDA es una dolencia de la humanidad.

Los médicos, los pacientes, los investigadores, los familiares de las víctimas, cada uno de nosotros, quisiéramos no haber llegado a los 20 años de la enfermedad, o bien, llegar a la misma con mejores noticias. Como indica el programa conjunto de las Naciones Unidas, UNAIDS, la epidemia se ha convertido en la enfermedad más devastadora que el humano ha tenido que enfrentar. Desde que la epidemia comenzó, más de 60 millones de personas han sido infectadas por el virus.

El problema está más cerca de casa de lo que pensamos. Como lo cita el Centro del Control y Prevención de Enfermedades, sólo hasta 1999, nuestra comunidad conformaba el 19% de todos los casos de SIDA reportados en los Estados Unidos.

Los expertos apuntan a varios factores de riesgos en los que nuestra comunidad tiende a encajar, como la pobreza, el consumo de drogas, alcohol, así como la falta de seguro médico o acceso a servicios médicos adecuados.

Y sumando a todos esos factores no podemos ignorar que existen otros tipos de tendencias que tal vez influyen drásticamente en alimentar la epidemia, como el mantener nuestras inquietudes sexuales, no solo dentro del armario, pero tal vez enterradas en los lugares más recónditos de nuestras mentes.

Mientras miles de adolescentes hispanas se embarazan, inclusive antes de terminar la secundaria, miles de padres y madres cierran los ojos y los oídos a la realidad que a todos y cada uno de nosotros nos toca atravesar, nuestro desarrollo sexual.

Una relación sin protección hoy en día puede significar un embarazo, pero también la transmisión de enfermedades de transmisión sexual y obviamente, basta una vez, que puede ser la primera para una adolescente, para adquirir el virus.

Tommy G. Thompson, el Secretario de Salud de los Estados Unidos, "al entrar en la tercera década de la enfermedad", instó a la población en pensar que al hablar de las numerosas cifras de las víctimas, se piense en que no solo se tratan de estadísticas pero de seres humanos. Vale ilustrar que esos seres humanos podrían ser nuestros hijos, nuestros padres, nuestros hermanos, cualquier ser querido, y sobre todo, uno mismo.

Además de sensibilizar a la población, el Secretario de Salud, anunció un nuevo intento por frenar la enfermedad, de parte de los principales organismos de salud como el Instituto Nacional de la Ciencia, y la Institución que preside, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, entre otros, certificando su compromiso para proveer cuidados y tratamiento para los enfermos de VIH/SIDA al mismo tiempo de mantenerse en la ofensiva en la batalla contra la enfermedad.

"A mí me importa... ¿y a tí?" fue, es el lema este año del día mundial del SIDA, poniendo en primera persona una de las preocupaciones más serias del planeta.

Han sido veinte años que han cobrado millones de vidas en todo el mundo. Millones de personas están sobreviviendo gracias al avance de la ciencia, de los medicamentos, y sobre todo de la educación.

No podemos nutrir el virus con la ignorancia, con la falta de información, con la falta de comunicación con nuestros padres o con nuestros hijos.

Pensar en un condón, puede sonrojarnos; pensar en que nuestros hijos ya no son niños puede romper el corazón, pero es más doloroso descubrir que unas palabras, tan solo unas palabras y tal vez un condón, podrían haber salvado muchí-simas vidas.

¿Sabes todo lo que tienes que saber sobre el VIH/SIDA? ¿Sabes si eres VIH-Positivo? En el mes de diciembre y todo el año infórmate sobre el SIDA; llama gratis a la línea nacional al 1-800-473-3003.

Regresar a la Portada