December 1, 2000


Mientras Que los Estados Unidos Celebran el Día de Acción de Gracias un Nuevo Estudio Demuestra Que los Trabajadores Agrícolas Sufren en Silencio

Fresno, Ca — Cuando los millones de estadounidenses estuvieron celebrando el Día de Acción de Gracias con un festín, la mano de obra que produjo aquel regalo de la estación continuará sufriendo en silencio. Un estudio de referencia publicado hoy por The California Endowment revela que la vasta mayoría de los trabajadores agrícolas de California están en serio riesgo de contraer enfermedades crónicas mortales causadas por una nutrición deficiente y tienen muy poco o nada de acceso a los servicios de atención médica para tratar dichas enfermedades.

El Estudio de Salud de los Trabajadores Agrícolas en California (CAWHS por sus siglas en inglés), el primer estudio completo que examina los asuntos de salud de la mano de obra agrícola, ha descubierto un alarmante alto riesgo de enfermedades cardíacas, apoplejía, hipertensión y diabetes entre los trabajadores agrícolas del estado, la mayoría de los cuales son hombres jóvenes que deberían estar en óptimas condiciones físicas, especialmente si se toma en cuenta sus intensos trabajos.

"Es una parodia que las familias que producen tal abundancia de alimentos saludables para nuestras mesas sufran de una alimentación inadecuada e insuficiente ó inexistentes servicios médicos", dice Robert K. Ross, M.D., presidente y director ejecutivo de The California Endowment, la fundación dedicada a la salud más grande del estado. "Como país, nosotros disfrutamos literalmente de los frutos de su labor, sin embargo les devolvemos muy poco en la forma de los más básicos servicios médicos".

Entre los más alarmantes hallazgos del estudio se destacan las revelaciones que los jóvenes trabajadores agrícolas (20 a 34 años) tienen el doble de probabilidad de tener presión alta que otros adultos de los Estados Unidos y que más de tres en cuatro tenían más sobrepeso o eran más obesos que otros adultos en los Estados Unidos. Los hombres trabajadores agrícolas tenían el cuádruple de probabilidad de sufrir de anemia debido a la deficiencia de hierro, una indicación de la malnutrición.

El estudio base descubrió que más de un tercio de los hombres trabajadores agrícolas nunca habían ido al médico o a una clínica. Más de la mitad de ellos y el 40% de las trabajadoras agrícolas nunca habían ido al dentista, aunque más de un tercio de los hombres y casi el 40% de las mujeres tenían por lo menos un diente cariado, roto o perdido. Durante las entrevistas que incluyeron un completo exámen médico, cuatro de diez trabajadores reportaron dolores persistentes que duraban más de una semana, así como ojos irritados y lagrimosos, dolores de cabeza, irritación de la piel y entumecimiento.

"Las mismas personas sobre cuyas espaldas hemos construído la economía de California y la red alimenticia del país se han caído de la red de seguridad que ofrece los Estados Unidos en cuanto a los servicios médicos. Ellos están enfrentando amenazas para su salud inauditas sin ningún lugar al que recurrir en busca de ayuda", dice Ross.

El estudio de referencia, conducido por la organización no lucrativa California Institute for Rural Studies, combinó amplias entrevistas uno a uno a casi 1,000 trabajadores en seis de las principales regiones agrícolas del estado con un completo exámen médico, incluyendo análisis de sangre y orina. Los resultados proveen a la comunidad médica con datos de referencia en cuanto a la salud que pueden ser utilizados para evaluar la eficacia de las intervenciones futuras y la salud en general de esta población necesitada.

Según el National Safety Council, además de ser una actividad muy intensa, la agricultura es la industria más peligrosa de los Estados Unidos, luego de la construcción. No obstante lo anterior, el 70% de los trabajadores entrevistados carecen de cualquier forma de seguro médico. Cerca del 16.5% dijeron que sus empleadores ofrecían seguro médico, una cifra muy inferior a cualquier otra industria en los Estados Unidos. Sin embargo, casi un tercio de estos mismos trabajadores dijeron que no tomaban ventaja de este beneficio por que no podían pagar el costo de las primas o de los pagos parciales.

Esta semana es el 40avº aniversario de la crónica acerca de los trabajadores agrícolas en los Estados Unidos realizada por Edward R. Morrow en su revolucionaria emisión "Harvest of Shame". Trágicamente, los hallazgos del CAWHS demuestran que los trabajadores agrícolas continúan sufriendo en forma desproporcionada y carecen del acceso a los servicios médicos necesarios para corregir sus penurias.

Con un llamado a la acción, The California Endowment está estableciendo un Grupo de Trabajo compuesto por proveedores de servicios de salud, mano de obra migratoria, líderes comunitarios y de la industria agrícola y otras personas influyentes encargadas de la adopción de políticas a fin de abordar esta crisis sanitaria. Desde su creación en 1996, The California Endowment ha otorgado más de $50 millones para ayudar a 35 programas estatales y donaciones para asistir a la mano de obra agrícola del estado.

Para más información o una copia completa del estudio, visite el sitio Web de The Endowment en el www.calendow.org.

Regresar a la Portada