August 31, 2001

Los Padres de Familia y Los Maestros Como Socios

Por Bob Chase

He aquí una prueba de sorpresa para los padres de familia al inicio de un nuevo año escolar. ¿Cómo percibe usted su rol en la educación de su hijo? ¿Será usted:

A) un consumidor de servicios educativos, en busca de la mejor "ganga" para su hijo?

B) un socio activo y completo en la educación de su hija o hijo?

C) un simple observador con la expectativa de que los profesionales asalariados eduquen a su hijo?

¿Y la respuesta correcta es?

Bueno, hace 30 años, muchos padres habrían respondido "C". De hecho, el mensaje que emitía la escuela a los padres era muy claro: Procure que su hijo venga a la escuela, y a partir de allí la responsabilidad es nuestra - nosotros somos los expertos, y nos pondremos en contacto con usted si su hijo tiene problemas.

Sin embargo, hoy la gran mayoría de los maestros quieren que los padres respondan "B" que sean socios.

La experiencia y la investigación nos han enseñado que los maestros y los padres de familia comparten los mismos temas. y que los padres sean parte de la educación de sus hijos es absolutamente crucial para el éxito educativo del niño.

Por ejemplo, hace un par de años, el Servicio de Pruebas Educativas encontró que casi 90 por ciento de la diferencia en una prueba nacional de matemáticas del octavo grado podía atribuirse a tres factores sobre los que los padres tienen el control - el número de ausencias del estudiante, la disponibilidad de materiales para la lectura en casa, y la cantidad de televisión que se le permite al niño ver.

Entre los otros roles de los padres, a veces hay que hacer batalla con una burocracia escolar en defensa de su hijo. yo mismo lo tuve que hacer. Pero si percibe en términos de enemistad su relación con la escuela, le costará mucho lograr nada positivo o constructivo.

Y claro, los padres y los estudiantes son de alguna manera "consumidores". Pero definirlo así resulta terriblemente limitante. La escuela es mucho más que la versión educativa de WalMart.

El aprendizaje es mucho más importante que cualquier producto de consumo. Y la relación entre los padres y los maestros es mucho más profunda que la del consumidor y el cajero.

En años atrás los padres podían protestar que querían participar más enla educación de sus hijos, pero que no sabían cómo hacerlo. Afortunadamente, hoy los padres que buscan consejos prácticos los encontrarán por montones en internet además de los materiales impresos que tienen a su disposición. Las páginas de internet incluyen 52 maneras de ayudar a sus hijos en el proceso de aprendizaje.

Visite a http://www.cta.org/tips_for_parents/52_maneras/52_ways_index.html. NEA comparte ayuda para los padres en http://www.nea.org/parents. Simplemente marca la sección de Disney para información en español. Y http://www.unidosaqui.com/subchannel/eseducacion.html tiene muchas más.

También les recomiendo la información en http://www.ed.gov/pubs/parents/hyc.html dónde se encuentra Como Ayudar a sus Hijos con la Tarea Escolar, Como ayudar a sus hijos a usar la biblioteca y Vamos juntos a la escuela. Todos ofrecen consejos prácticos para ayudar a los padres asegurar el éxito académico de sus hijos.

Obtener información ya no debería ser un problema. Pero para muchos padres, el tiempo es, en defnitiva, un problema. Los norteamericanos pasan más horas en el trabajo que otros ciudadanos de naciones industrializadas.

El ser de verdad un socio lleva tiempo. Los padres necesitan tiempo para hablar con los hijos sobre lo que aprenden y para ayudar con las tareas. Necesitan tiempo para leer con el niño o la niña todos los días. y por supuesto, necesitan tiempo para comunicarse de manera regular con los maestros de sus hijos y para hacer voluntariado en la escuela de su hijo.

Los jefes deben hacer más que simplemente resondrar a las escuelas por no hacer mejor su trabajo. deben dar a sus empleados tiempo libre para hacer de voluntarios en las escuelas de sus hijos y para participar más activamente en la educación de sus hijos en casa. Para ser padre, así como para ser maestro, no existe el control remoto. Hay que pasar tiempo cara a cara con el niño o la niña - dándole aliento, haciéndole preguntas, inspirándolo.

Las próximas semanas son el inicio de un nuevo año escolar. Quiero insistir que los padres de familia entablen con este inicio una nueva relación con sus hijos, los maestros de sus hijos y la escuela. Se verá una diferencia tangible en el éxito de su hijo.

Bob Chase es maestro de escuela intermedia y es presidente de la Asociación Nacional de la Educación.

Regresar a la Portada