August 27, 2004

Kerry Habla de la Decisión Fundamental que Enfrentan los Votantes en Estas Elecciones

Mientras el Presidente ha Sido un Líder para los Intereses Especiales y para Beneficio de Pocos, Kerry Promete Defender a la Clase Media y sus Valores

New York – El candidato Demócrata a la presidencia John Kerry dió a conocer hoy detalladamente la decisión que enfrentan los votantes en la elección del 2004, entre cuatro años más de una administración que pone como prioridad a los intereses de pocos por encima de los intereses de la mayoría de los estadounidenses o un nuevo liderazgo que luchará a favor de la clase media y de quienes luchan por pertenecer a ésta.

En un discurso emitido en Nueva York pocos días antes de la convención Republicana, Kerry dijo que es hora de tener un debate honesto acerca de las decisiones que Estados Unidos tiene. Kerry le pidió a los votantes que miren más allá de las frases engañosas, los slogans, y los ataques provenientes de la convención Republicana la semana entrante y que observen como se enmascara el historial fallido del presidente. El Presidente Bush ha presidido sobre pérdidas de empleos históricas, aumentos a los impuestos de la clase media, ha permitido que el costo del cuidado médico se dispare, y ha acabado con el liderazgo de los E.E.U.U. en el mundo. Kerry prometió que él pondrá como prioridad a las familias de la clase media, tal como lo ha hecho durante toda su carrera.

“Estoy aqui hoy para hacer un llamado por un debate honesto y robusto sobre nuestros valores como estadounidenses y las decisiones fundamentales que haremos en un momento crítico de nuestra historia,” dijo Kerry. “Eso es sobre lo que debe tratar esta elección.  Pero del otro lado, hemos visto un esfuerzo calculado para evadir ese debate. La campaña Bush y sus aliados han recurrido a las tácticas del miedo y de la calumnia porque no pueden hablar de empleos, cuidados médicos, independencia en energía, y la reconstrucción de nuestras alianzas – los temas que verdaderamente le importan a las gente en los Estados Unidos.  Ellos no tienen planes, no tienen una visión positiva, y no tienen un entendimiento de una urgente e innegable verdad – un país más fuerte empieza en casa.” 

Su apoyo por la exportación de trabajos estadounidenses, el haber convertido un excedente presupuestal en déficits históricos, y haber puesto los intereses de los HMOs y de las compañias de drogas por encima de los intereses de los pacientes y las familias son ejemplos de cómo el Presidente Bush le ha dado la espalda a la clase media y al Sueño Americano.

Ese hecho no es más cierto que en el caso de la economía. Gracias a una serie de decisiones hechas a propósito por este presidente, 1.8 millones de empleos han sido perdidos, las familias de la clase media están pagando una proporción mayor de los im-puestos, los costos desmesurados del cuidado médico, la educación y la energía están oprimiendo los presupuestos de las familias y 6 millones de trabajadores ahora enfrentan una vida sin pago por trabajo en tiempo extra.

Kerry hizo referencia hoy a que este es un historial que el partido Republicano está tratando de esconder en su propia convención y a través de su apoyo a calumnias negativas y engañadoras.. Durante la convención del 2000 los Republicanos de Bush engañaron a los estadounidenses prometiéndoles que crearían empleos, que serían firmes con violaciones a los acuerdos comerciales para que “nuestros socios comerciales escuchen de nosotros,” que le proveerían a las personas de la tercera edad medicinas con receta médica y el poder de hacer que los HMOs asumieran sus responsabilidades, que balancearían el presupuesto y aliviarían la carga de los impuestos de las familias trabajadoras, que harían a los Estados Unidos independientes en materia de energía y ofrecerían una “política extranjera humilde.” Cuatro años después, los estadounidenses conocen el historial de los Republicanos de Bush y saben que a ésta ad-ministración se le ha acabado la credibilidad.

“El mundo escuchará lo que los Republicanos digan cuando vengan acá” dijo Kerry. “Pero las palabras, los slogans, y los ataques per-sonales no pueden enmascarar lo que han hecho – y lo que han dejado sin hacer. Ellos van a decir que hemos dado vuelta a la esquina; que el trabajo se está haciendo. Hasta declararán, como ya lo han hecho, que ésta es la mejor economía de nuestras vidas.”

Luego de haber viajado por todo el país conociendo familias en los patios y en las calles centrales, Kerry y Edwards saben que Estados Unidos aún no ha “dado vuelta a la esquina” y que no “se está haciendo el trabajo.” Su plan para fortalecer la clase media ofrece una opción clara en contraste al historial fallido de la Administración Bush para las familias estadounidenses.

En contraste absoluto a las acciones de George Bush, ellos pondrán como prioridad a las familias de clase media y fortalecerán la economía para ampliar la oportunidad y ayudar a las familias a progresar. Su plan, resumido en su nuevo libro “Nuestro Plan para América,” creará millones de nuevos empleos bien pagados, ampliarán el acceso al cuidado médico de calidad, llevarán a los Estados Unidos hacia la independencia en la energía y restaurarán el liderazgo de los Estados Unidos en el mundo para hacernos más fuertes y más seguros.

“Si la gente quiere saber cuáles son las verdaderas opciones en estas elecciones, solo revisen el historial,” dijo Kerry. “Durante más de 20 años, he luchado por la clase media y quienes enfrentan dificultades tratando de ser parte de ella. Pero una y otra vez, el Presidente Bush se ha puesto del lado de los estrechos intereses de unos cuantos.”

Kerry ha pasado toda su vida luchando por las familias. Como fiscal, él luchó por los derechos de las víctimas y por encarcelar a los criminales. En el Senado, él fue un líder en la lucha para poner a más policías en las calles y se opuso a su propio partido para apoyar los mismos principios de administración del presupuesto, basados en el sentido común, con el que se rigen las familias en sus vidas cada día. El ha sido un defensor de los veteranos de nuestro país y del cuidado de salud infantil en los Estados Unidos.

“La decisión fundamental que enfrentamos es básica-mente la siguiente: puesto que unos Estados Unidos fuertes empiezan en casa, como presidente, yo seré un defensor de la clase media y quienes luchan por ser parta de ella,” dijo Kerry. “Pero ésta administración ha debilitado nuestra clase media, debilitado nuestra economía, descuidado la crísis en el cuidado médico y se ha alejado del sueño Americano de crecimiento y oportunidad para todos. En cada paso, George W. Bush ha puesto a los intereses de unos cuantos por encima de los intereses de la mayoría de los estadounidenses.”

 

Return to the Frontpage